Pijao, la primera “ciudad lenta” de Latinoamérica

Por: / Fotografía: Mónica Flórez / Agosto 2022

Este municipio logró entrar a una red de ciudades reconocidas mundialmente por su tranquilidad, tradición, biodiversidad, cultura y belleza arquitectónica.

SEPARADOR

Pijao es un municipio del departamento del Quindío que desde hace ocho años forma parte de la Red Mundial de Cittaslow (ciudad lenta en italiano). Este movimiento nació en Italia en 1999 con el propósito de incentivar el turismo sostenible, la comida local, la calidad de los productos de origen, la biodiversidad y el medioambiente.

Mónica Flórez, exconcejal pijaense y representante en Colombia de Pijao Cittaslow, fue quien tuvo la iniciativa de convertir al municipio en una ciudad slow.

“Se creó una fundación en el 2006 para promover el valor de la arquitectura tradicional y el paisaje”, cuenta Flórez. Desde ese entonces, se empezó a fomentar el concepto de viaje responsable con emprendimientos como pequeños alojamientos, guías locales, alimentos de cercanía (producidos a menos de 100 kilómetros del lugar de venta) y fincas de café, además de fortalecer la identidad local y la construcción de una nueva imagen para Pijao.

El concepto de “ciudad sin prisa”

Según Mónica Flórez, que Pijao haga parte de la Red Mundial de Cittaslow significa tener una salvaguarda de los bienes inmuebles, el patrimonio arquitectónico, la comida tradicional, el paisaje natural y los oficios de las personas que viven allí. Además, comenta que también representa la preservación, fraternidad, solidaridad y cooperación de los pequeños pueblos del mundo que han ido desapareciendo poco a poco. 

Pijao1 CUERPOTEXTO

Luego de que el municipio pasara por dificultades como la caída del Pacto Cafetero en 1989, el terremoto de 1999 y la toma del frente 50 de las Farc en 2001; logró ingresar a la red mundial de ciudades sin prisa en el 2014. Esto supuso un relanzamiento de la imagen del municipio para que se diera a conocer a nivel nacional y mundial, atrayendo a viajeros y turistas que buscan lugares tranquilos y auténticos como Pijao para descansar y conocer parte de su tradición, cultura, forma de vida, patrimonio, paisajes y, en general, lo que Flórez define como “El buen vivir”.

¿Por qué Pijao?

“Yo estuve muchos años viviendo por fuera y cuando regresé sentí que había una decadencia de sus instituciones y una pérdida en la moral de la gente. Además, fue un lugar estigmatizado por muchísimos años”, comenta la exconcejal.

También explica que cuando regresó al municipio sintió que había una gran posibilidad de promover el concepto de ciudad slow porque ya se estaba empezando a hablar de viajes de naturaleza en países como España y Francia. “Y pensé que teníamos que darle una oportunidad a este pueblo y su gente, sobre todo a las mujeres y a los jóvenes a través de una apuesta de viaje responsable”, comenta Flórez.

Trabajo en conjunto

El proceso de convertir a Pijao en una ciudad slow tuvo varios retos, entre ellos, embellecer su patrimonio arquitectónico y convencer a las personas de que le apostaran a un destino sostenible.

Pijao3 CUERPOTEXTO

Mónica Flórez impulsó dos ideas clave que los ciudadanos apoyaron: la protección de los páramos y la recuperación del patrimonio arquitectónico. “Nos apoyaron para hacer campañas tan sencillas pero a la vez tan difíciles como el Plan Padrino de recuperación de fachadas y las iniciativas para reducir la contaminación auditiva y visual. Además de eso, quisimos que hubiera flores alrededor de las fachadas, un impulso que dio la gente del pueblo. Pero el mayor de los impulsos fue haberme elegido a mí como concejala en el año 2010”, comenta.

Poco a poco, “El buen vivir” se vio representado en la recuperación del paisaje y la arquitectura. “Pero el gran dilema fue la contaminación auditiva. No en vano la mayoría de los pueblos en Colombia son absolutamente ruidosos y no se ha hecho un trabajo para sensibilizar a la ciudadanía sobre el respeto por el otro, por la convivencia”, asegura Flórez. 

Uno de los planteamientos de ser una ciudad slow es la importancia de la tranquilidad. Al inicio hubo algunos inconvenientes en Pijao para que la música se escuchara de manera moderada, en especial, porque había zonas de diversión como discotecas y bares que quedaban muy cerca de espacios residenciales y escuelas. Sin embargo, estos inconvenientes se fueron resolviendo con el tiempo debido al impulso que tuvo el movimiento Cittaslow.

La labor de la Fundación Pijao Cittaslow

La Fundación Pijao Cittaslow trabajó junto a colegios, escuelas, universidades y organizaciones para promover el valor de vivir en un pueblo que cuenta con una riqueza natural especial. 

Pijao2 CUERPOTEXTO

Además de darle visibilidad al municipio, lograron presentar ante el Concejo Municipal de Pijao un plan de turismo responsable, en conjunto con la organización española Ceres Ecotur, para promover la activación de la economía local, impulsando pequeños alojamientos, cafés de origen y el trabajo de algunos sectores comerciales de Pijao. 

“Yo misma, como representante de la fundación, he dado muchas charlas sobre el movimiento Cittaslow a nivel nacional y en América Latina. He ido a municipios y han llegado estudiantes y alcaldes para conocer la propuesta”, cuenta Flórez. 

La Fundación Pijao Cittaslow cerró su personería jurídica en abril de este año. “Ahora está como movimiento cívico, el movimiento Cittaslow en Colombia”, comenta la exconcejal. 

Visitar Pijao

Cada vez es más frecuente la búsqueda de destinos que se caractericen por su riqueza cultural y arquitectónica y Pijao no es la excepción. “Muchos viajeros de Colombia y el mundo quieren viajar a destinos más responsables, alojamientos más pequeños, buscar comida cero kilómetros, encontrar experiencias locales y sumergirse en la cultura, que es básicamente lo que hemos hecho como movimiento Cittaslow”, expone Flórez.

Pijao4 CUERPOTEXTO

Para llegar a Pijao es necesario hacer una reserva previa y es importante tener claro que no es un destino para viajeros que buscan lujos, sino un lugar para encontrar tranquilidad, naturaleza, pequeños alojamientos, cafés especiales, cultura, tradición y originalidad. 

 

*Periodista de Bienestar Colsanitas. 

SEPARADOR

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar