Mitos y realidades sobre las frutas

Por: / Septiembre 2022

¿Es mejor no comer frutas de noche? ¿La piel de las frutas es perjudicial? ¿Las personas diabéticas pueden comerlas? Le contamos.

SEPARADOR

A pesar de que las frutas son conocidas por su alto contenido en vitaminas, antioxidantes y fibra, los  mitos sobre su consumo pueden llevarnos a cometer errores a la hora de alimentarnos adecuadamente. Ante la duda, lo mejor es consultar con expertos para sacarles el máximo provecho.

No se debe consumir la piel de las frutas

Falso, parcialmente. Por lo general, se habla de que la piel de las frutas contiene los residuos de los pesticidas, que son tóxicos y potencialmente cancerígenos. Aunque hay estudios que efectivamente demuestran la presencia de estos químicos en frutas como las manzanas, fresas, peras y nectarinas, no hay evidencia suficiente para afirmar que son perjudiciales para la salud en bajas concentraciones. 

Según la doctora Luisa Becerra, nutricionista y dietista adscrita a Colsanitas, “las ventajas probadas de consumir la piel de las frutas son bastantes como para no tenerlas en cuenta”. Entre ellas se incluyen cantidades importantes de fibra, que mejoran la salud intestinal y reducen los niveles de azúcar y colesterol en la sangre. Además, en la piel de muchas frutas se encuentran tantas vitaminas y minerales como en la misma pulpa.

También es posible eliminar parcialmente estos residuos lavando las frutas con bicarbonato de sodio y agua o únicamente con agua, aunque tiene menor eficacia, explica una investigación de la American Chemical Society de 2017. La doctora Berrera agrega que “existen desinfectantes de frutas y verduras que pueden usarse para limpiarlas antes de consumirlas o buscar productos orgánicos en el mercado”.

MitosVerduras

Los diabéticos solo pueden comer frutas con poca azúcar

Falso. Mucho se habla acerca de la dieta que debe llevar una persona con diabetes, lo que la puede llevar a abstenerse de comer las frutas más dulces como la cereza, las uvas, el banano, el mango y los dátiles. No obstante, dice el endocrinólogo Óscar Alba que “aunque existen frutas con más carga glicémica que otras, ninguna es restringida cuando las porciones son adecuadas”. Tres o cuatro piezas de fruta fresca al día sería lo recomendado.

Es importante añadir que la fructosa, uno de los azúcares presentes en las frutas y las verduras, tiene el mismo impacto negativo que otras clases de azúcar como la glucosa y la sacarosa cuando se consumen en exceso: aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, obesidad, diabetes etc. Sin embargo, cuando la fuente de fructosa son las frutas enteras, al ser un tipo de azúcar menos densa y de absorción lenta, es particularmente beneficiosa para los diabéticos que tienen dificultades para nivelar el azúcar en la sangre.

Se debe evitar comer frutas antes de dormir

Falso. Existe la creencia de que la fructosa no se puede convertir en energía mientras dormimos y será almacenada como grasa. Sin embargo, durante este periodo también se queman calorías debido a la actividad cerebral, la respiración, etc. En promedio, durante una hora una persona consume una caloría por kilogramo. Es decir, alguien que pesa 60 kilogramos y duerma siete horas, ya habrá quemado 420 calorías antes de despertar. Considerando que una manzana puede tener en promedio 50 calorías, comer fruta en la noche puede ser una buena decisión.

De acuerdo con la doctora Becerra, “una porción de fruta pequeña con un puñado de nueces o carne picada con frutos secos podría ser una gran cena. Lo importante es combinar la fruta con otros alimentos que contengan otros nutrientes como proteínas y grasas”. Cabe recalcar que comer cítricos de noche puede generar reflujo gastroesofágico en algunas personas.

La piña puede cambiar el sabor de los fluidos corporales 

Verdadero. “El olor y sabor corporal dependen de factores como la dieta, la edad, el estado de salud y las hormonas”, dice Pilar Aguirre, psicóloga de pareja y sexóloga adscrita a Colsanitas.

Aunque no hay estudios suficientes que puedan comprobar el cambio específico en el sabor del semen y los fluidos vaginales, existen numerosos artículos que apuntan a que una dieta rica en vegetales como apio y perejil; frutas como piña, papaya y naranja; y especias como canela y nuez moscada  pueden mejorar el sabor de estos fluidos. 

Por el contrario, otros alimentos como la comida chatarra, alta en grasas y sal; las carnes rojas, el ajo y la cebolla, sobre todo cuando son consumidas frecuentemente, pueden darle un sabor amargo. Otro factor que puede cambiar el sabor del semen y mejorar su calidad, es la buena hidratación y el ejercicio.

Tragar las semillas de las frutas puede causar apendicitis

Falso, parcialmente. Según el gastroenterólogo Otto Calderón, “la apendicitis es causada por una infección viral o bacteriana en el apéndice, normalmente provocada por una obstrucción en el intestino”, o por tumores. Aunque en la mayoría de los casos los objetos que se atascan son fecalitos (piedras de heces), se han encontrado también en los pacientes residuos vegetales difíciles de digerir. Pese a esta afirmación, no se ha podido establecer una relación directa entre causa y efecto.

En 2011, una investigación publicada en la Asian Pacific Journal of Tropical Medicine, reveló que de 1969 pacientes de apendicitis aguda que fueron sometidos a una apendicectomía (extirpación del apéndice), solo ocho presentaron residuos vegetales no digeridos y semillas de frutos en sus apéndices, aproximadamente un 0,4 %.

El agua con limón en ayunas tiene beneficios  para la salud

Verdadero. Aunque no se ha demostrado que sirva para bajar de peso, quemar grasa o mejorar la piel, “beber un vaso de agua con el zumo de un limón es una práctica recomendada debido a que prepara al estómago para que funcione adecuadamente durante el resto del día”, explica la doctora Beceera. Además, es una buena alternativa a los jugos de fruta debido a las pocas calorías que contiene, a su contenido de vitamina C y su capacidad de hidratación. “Otra receta que también se puede probar es agregar 30 centímetros cúbicos de vinagre de manzana en lugar de un limón, obteniendo resultados similares”, agrega.

“Otro mito que existe alrededor del consumo de esta bebida es que alcaliniza el organismo, lo que mejoraría la salud de personas con demasiada acidez. No obstante, ningún alimento puede cambiar el PH de la sangre ni de ninguna otra parte del cuerpo”, explica la nutricionista.

 

*Periodista. Colaborador frecuente de Bienestar Colsanitas.

SEPARADOR

Etiquetados con: Recomendaciones / Frutas / Salud / Cuerpo /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar
La ciencia del pedaleo
Actividad física

La ciencia del pedaleo