¿Qué va a pasar con la educación?

Por: / Junio 2020

Profesores, mamás y papás, rectores, académicos, funcionarios del Ministerio de Educación y las Secretarías departamentales y municipales se hacen la misma pregunta: ¿Qué va a pasar con la educación después del coronavirus? Hablamos con algunos expertos.

SEPARADOR

El panorama

Hace solo unos meses, el mundo de la educación primaria y secundaria se debatía acerca de si el uso del celular era perjudicial o no para los estudiantes. Hoy el debate parece tan obsoleto como un modelo de iPhone del año pasado. El celular, de golpe, se convirtió en la herramienta con la que millones de niños tienen acceso a la enseñanza.

Por supuesto, no todas las instituciones del país o del mundo estaban preparadas para el escenario actual, pero muchas de ellas sí se habían planteado un mapa de navegación que fuera funcional y exitoso para la educación del futuro.

La educación en varios países ya venía dando pasos hacia modelos innovadores, que sacan el aprendizaje de las aulas de clases e involucran la tecnología de manera creativa y productiva: la educación basada en proyectos que se ha implementado en buen número de colegios privados y jardines infantiles de Colombia, o la educación global, que promueve la educadora y escritora Jennifer D. Klein, actual rectora del Gimnasio Los Caobos, son ejemplos perfectos.

Educacion1CUERPOTEXTO

Los nuevos colegios

Frank Locker es reconocido como arquitecto de espacios pedagógicos y por ser el creador del programa Learning Environments for Tomorrow (LEFT por sus siglas en inglés) de la Universidad Harvard. Al lado de Gabriel Diago, Locker fundó Golden Circle Schools, una red de colegios y maestros internacionales que promueven una educación adaptada a los tiempos que corren. Según este modelo, las claves con que deberían operar las nuevas escuelas en el mundo son, entre otras: énfasis en emprendimiento, un equipo global de expertos, un campus revolucionario donde los espacios de aprendizaje se trasladen también a la casa, una formación basada en la colaboración, aprendizaje en programación y una comunidad conectada en la que los padres sean agentes activos en el proceso.

Así mismo, rectores como Klein ya venían promoviendo el uso de nuevas tecnologías para crear proyectos apasionantes en la vida de los estudiantes, con los que pudieran conectarse con jóvenes de otros continentes y llegar a soluciones en problemas comunes. “Nosotros nos involucramos con el proyecto que una maestra de Nueva York inició antes de la pandemia. Se llama From My Window y busca que jóvenes del mundo creen fotografías y piezas de arte a partir de la vista de su ventana. Hoy por supuesto tiene mucho más sentido”.

Otros colegios bogotanos tenían avanzados sus proyectos virtuales desde hace varios años, de manera que la cuarentena no los tomó fuera de base. El Colegio Rochester, por ejemplo, llevaba dos años con un programa que invita a sus estudiantes a llevar dispositivos electrónicos al aula, de manera que sus trabajos fueran mucho más retadores y complejos.

Educacion2CUERPOTEXTO

Los retos

Esto no quiere decir que en Colombia la emergencia sanitaria no haya representado complicaciones y retos para la educación, especialmente para la pública. En este sector, cifras oficiales indican que más del 60 % de los estudiantes no tienen acceso a internet o no cuentan con un dispositivo móvil. Y esto sin duda pone sobre la mesa una prioridad para el gobierno nacional: lograr conectividad en todos los municipios del país.

El pedagogo Julián de Zubiría, director del Instituto Merani y columnista, sugiere el uso de la televisión y la radio de manera pedagógica, donde por medio de debates y temas actuales e interesantes se capte la atención de los estudiantes: “No sería posible una clase magistral de matemáticas, pero sí una discusión apasionante sobre el cambio climático o la reelección presidencial”.

Otros problemas que surgen son la falta de equipos electrónicos suficientes para los integrantes del hogar; el poco conocimiento en tecnología de algunos maestros o, en el caso de los colegios bilingües, la incertidumbre que rodea a muchos de sus profesores internacionales, su situación migratoria o cuándo podrán regresar a Colombia, y bajo qué condiciones.

SEPARADOR

"La televisión y la radio pueden usarse de manera pedagógica para que se capte la atención de los estudiantes".

SEPARADOR

Sin embargo, esta crisis también abre nuevos y esperanzadores caminos. Después de superada la contingencia, los más fortalecidos serán los colegios, universidades y jardines infantiles que hayan replanteado la educación tradicional y las clases magistrales, donde el único propietario del conocimiento es el profesor, y los estudiantes son meros receptores de contenido.

“Sin duda, el tema de hacer un pénsum completamente virtual es complejo. El cerebro aprende utilizando las tres dimensiones y todos los sentidos, no solo la vista y el oído. Por tanto, los educadores deben lograr involucrar a sus estudiantes y llevarlos a tener experiencias vivenciales. Ya sea con preguntas, con debates, con juegos o con diferentes producciones en casa. No se me ocurre nada peor y menos operante que una clase virtual en la que el maestro esté 45 minutos hablando y transmitiendo información a través de la pantalla”, asegura Juan Pablo Aljure, presidente del Colegio Rochester.

Educacion3CUERPOTEXTO

Primera infancia

El desafío es especialmente difícil para los jardines infantiles, que deben lograr un equilibrio entre el aprendizaje, el juego y la tecnología, para que niños entre los dos y los cinco años presten atención y adelanten actividades significativas para esta etapa, en la cual los seres humanos adquirimos herramientas emocionales y mentales para enfrentar los retos que nos planteará la vida en los siguientes años.

“Una de las cosas más importantes ha sido mantener la esencia del jardín en casa, para que a través de la experiencia y del juego en forma transversal vayan desarrollando los aprendizajes. Los niños recibieron el material pedagógico en sus hogares, pero estamos aprovechando también todo lo que tienen allí: cucharas de palo como instrumentos, tapitas para contar, granitos para la motricidad fina, material reciclado para las clases de arte o para hacer experimentos. Cuando se cierra una puerta, se abren otras. La magia de la situación es aprender a ver esas nuevas puertas”, comenta Claudia Hoyos, directora de Santa Bárbara Preschool, un jardín infantil en Bogotá.

Por su parte, Sara Piñeros, directora de Talentino Kindergarten, asegura que si bien han tenido que ir encontrando, mediante ensayo y error, la metodología que mejor se adapte a sus pequeños estudiantes, han visto un avance aún mayor en ellos durante los días de confinamiento. “Estábamos acostumbrados a dejar todo el trabajo pedagógico en manos del colegio o del jardín, pero ahora que los papás han tenido que involucrarse por completo en la educación de sus hijos, hemos visto crecer a los niños como nunca. Esta es una gran enseñanza que nos queda y que no debe perderse en el futuro. Estoy segura de que este tiempo en familia ha sido una gran aventura para nuestros niños, quienes han logrado aprendizajes vivenciales. Quizás sean distintos a los que hubieran tenido en clase. Hoy saben tender sus camas, cómo funciona la licuadora y hasta algo de jardinería. Estas son enseñanzas que les quedarán para siempre”.

SEPARADOR

"60 % de los estudiantes no tienen acceso a internet o no cuentan con un dispositivo móvil".

SEPARADOR

El panorama, en todo caso, es incierto. El desempleo y la crisis económica han afectado el pago de matrículas y pensiones, y muchos padres han retirado a sus hijos de las instituciones mientras pasa la emergencia. Al mismo tiempo, algunos colegios y jardines han invertido importantes recursos en plataformas digitales (Zoom, Schoology, Teams) con las que puedan atender las necesidades actuales, y eso ha desequilibrado sus finanzas, en algunos casos poniendo en riesgo la continuidad de algunas instituciones.

Aún no se sabe qué decisión tomará el Ministerio de Educación en cuanto a retomar las actividades académicas completamente de manera presencial. Todo depende del comportamiento de la curva de infección de la covid-19, así que será finalmente el Ministerio de Salud quien tenga la última palabra. Mientras tanto, las instituciones hacen planes con diferentes escenarios posibles: seguir de mnera virtual, tener clases semipresenciales, volver con unos protocolos muy estrictos, disposiciones diferentes en los salones y varios turnos para la hora de recreo o de entrada y salida.

Juan Pablo Aljure es partidario de un retorno a clases en agosto. “Seguir virtualmente durante el próximo semestre va en contravía a la misión de la educación, que es ayudar a la gente a capacitarse para cuidarse y cuidar de otros. Sin embargo, las pruebas Saber 3, 5, 9 y 11 solo chequean conocimiento inútil para la vida. Los colegios del país deberíamos garantizar que todo bachiller sepa cuidarse a sí mismo física y mentalmente, conservar la biodiversidad, gestionar finanzas personales, agregar valor a la sociedad, expresarse competentemente y liderar. El resto es requerido o accesorio”.

Por su lado, Sara Piñeros considera que, sin importar cuál sea el momento de regreso a clases, es necesario que los estudiantes puedan volver justo a lo que tenían antes de la cuarentena. “Así sea un mes o unas semanas, creo que debemos alargar el año escolar, sobre todo para el calendario B, de manera que los niños puedan reencontrarse y cerrar sus ciclos”.

Educacion4CUERPOTEXTO

Carolina Piñeros, directora ejecutiva de Red Papaz, opina al respecto: “Tendremos que ir viendo qué se puede hacer. Pero sí creemos que es urgente ir planeando el regreso a los colegios, ya sea con unas horas a la semana o al día. Los niños y niñas han demostrado ser los más obedientes, y debemos garantizarles todos sus derechos”.

Así como se debate cuándo y cómo abrir nuevamente las puertas de los colegios y jardines, también se discute qué nuevos usos se le podrá dar al enorme desarrollo adquirido en términos de aprendizaje virtual. El doctor Aljure afirma que en el Colegio Rochester ya se viene adelantando un proyecto para que los estudiantes que requieran refuerzos puedan acceder a un programa muy robusto de actividades en línea. Jennifer D. Klein asegura que, desde su institución, han pensado en abrir un colegio virtual, con un plan de becas, para que niños de otras ciudades y con menos posibilidades puedan acceder a una educación de alta calidad. Sara Piñeros comenta que ahora existe una herramienta para que cuando los pequeños estén ausentes por varios días, por causa de enfermedad o un viaje, podrán seguir vinculados al plan de actividades de su jardín.

SEPARADOR

"Después de superada la contingencia, los más fortalecidos serán los que hayan replanteado la educación tradicional".

SEPARADOR

Sea cual sea el escenario, lo verdaderamente importante es que los educadores y los directivos evalúen el tipo de conocimientos que van a transmitir y la intensidad de los mismos. Para el doctor De Zubiría, lo relevante hoy no son las clases tradicionales sino el cuidado del corazón y del afecto. Y asegura que es el momento de que la educación se encauce hacia lo esencial, hacia las cosas sencillas de la vida.

“La educación necesita preguntarse el para qué de sus acciones, sus metodologías y modelos; replantearse objetivos y enmarcar sus acciones para el favorecimiento de la salud mental, teniendo en cuenta que ésta depende de las relaciones saludables consigo mismo y con su entorno”, afirma la psicóloga Marcela Vallejo, experta en la Teoría de la Elección de William Glasser.

Finalmente, el mensaje es de optimismo. Porque, en la medida de las circunstancias y posibilidades individuales, los maestros, escuelas y gobiernos locales están trabajando a fondo para adaptarse de manera exitosa a las nuevas necesidades. “Sin importar si es virtual o presencial, la educación es un derecho de los niños. Los educadores tenemos que esforzamos por brindar experiencias irremplazables y aprendizajes que no se pueden medir en el tiempo, pero que van a marcan su personalidad, su forma de interactuar con el conocimiento y usarlo en situaciones reales”, concluye Claudia Hoyos, de Santa Bárbara Preschool.

¿Cómo ha sido el regreso a clases en otros países?

Cerca de 20 países han abierto de nuevo sus aulas. Sin embargo, el anhelado reencuentro de los estudiantes tiene algunos sinsabores. Los chicos y sus maestros deben utilizar tapabocas, lavarse constantemente las manos, están prohibidos los compañeros de pupitre y se mantiene el distanciamiento social de dos metros indicado por la OMS en todo momento.

Otras de las medidas son la asistencia solo a asignaturas elementales, cursos reducidos y complementando con clases en línea. Mientras Holanda dio prioridad a iniciar con los niveles de primaria, Dinamarca prefirió hacerlo con preescolar. En Alemania an autorizado la interacción de pequeños grupos en los recreos, mientras que en Israel se ha restringido por completo cualquier contacto cercano. Uruguay y Francia iniciaron la reapertura en las escuelas rurales, aunque el país europeo tuvo que dar marcha atrás y cerrar 70 escuelas debido a un rebrote de covid-19.

En España, la vuelta a clases a finales de mayo generó todo tipo de polémicas e incluso se abrieron puertas con muy baja asistencia. Para muchos padres, el regreso a las aulas antes de septiembre resulta poco seguro, en especial para los menores de seis años. Los gobiernos deberán observar los hechos y tomar determinaciones basadas en la prudencia.

SEPARADOR

Etiquetados con: Educación / Hogar / Covid19 / Coronavirus / Cuarentena /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Mentiralandia
Vida

Mentiralandia

Las 13 vitaminas
Alimentación

Las 13 vitaminas

Más compartidos
5 datos sobre el complejo B y la vitamina B12
Salud

5 datos sobre el complejo B y la vitamina B12

Cuento de amor con perros guía
Salud

Cuento de amor con perros guía

Le puede interesar
Sergio Higuita:
Actividad física

Sergio Higuita: "La necesidad me llenó de ambición"

Para qué cuatro ruedas, si bastan dos
Actividad física

Para qué cuatro ruedas, si bastan dos