La tos de los niños: cómo diferenciarla y mitigarla

Por: / Enero 2023

La tos es un motivo de consulta frecuente en pediatría, pues genera mucha preocupación en mamás y papás. Sin embargo, es importante entender que se trata de un mecanismo de defensa.

SEPARADOR

Para un niño, ingresar al jardín infantil es un momento muy importante, pues ahí empieza a relacionarse con sus pares, a conocer nuevas dinámicas de juego y de relacionamiento. Al mismo tiempo empezará a tener contacto con diferentes virus, y eso bien lo saben los papás y las mamás. Las enfermedades respiratorias son muy frecuentes en este grupo de edad, y la tos es el motivo de consulta más frecuente en los consultorios de los pediatras. Por eso la importancia de reconocer las señales de alerta, o de recordarlas en estas épocas de pico respiratorio.

Con la asesoría de Marina Manotas, neumóloga pediatra adscrita a Colsanitas y miembro de la Sociedad Colombiana de Neumología Pediátrica, revisamos las diferentes clases de tos que pueden afectar a un niño y las señales de alerta para consultar al especialista.

Por qué se presenta la tos

La tos es un mecanismo de defensa que el organismo utiliza para ayudarnos a limpiar las vías aéreas de secreciones y cuerpos extraños. Por eso siempre que hay tos la misión es buscar la causa, y no necesariamente detenerla. La tos se puede presentar por afección de las vías respiratorias altas, ocasionada por resfriado común, sinusitis, faringitis, laringitis, o de las vías respiratorias bajas, causada por neumonía o asma bronquial, entre otras.

Tipos de tos en los niños

1. Tos perruna: se presenta sobre todo en la madrugada y está asociada a infecciones virales que pueden comprometer la laringe o las cuerdas vocales. Se puede presentar dos o tres días después de un cuadro gripal. Usualmente aparece de manera súbita o repentina y se asocia a algún grado de ronquera o disfonía y a un sonido característico al tomar el aire (estridor). Este sonido, que se asemeja al ladrido de un perro o al sonido que hace una foca, se da por la estrechez de la vía aérea. Muchas veces mejora solo con respirar al aire libre, incluso mientras la familia transporta al niño al hospital.

2. Tos seca: generalmente se presenta después de infecciones respiratorias virales, después de hacer ejercicio o por exposición a cambios bruscos de temperatura. Puede ser recurrente y secundaria a algunas enfermedades respiratorias crónicas; el asma bronquial es la causa más frecuente.

3. Tos húmeda o productiva: puede estar asociada al resfriado común. Se presenta generalmente cuando el niño se acaba de acostar o cuando se despierta, porque las secreciones se descargan en la faringe y estimulan los receptores de la tos que se encuentran allí.

4. Tos con vómito: de acuerdo a la intensidad de la tos, en ocasiones se relaciona este síntoma con presencia de vómito. Es más frecuente en niños pequeños y puede estar asociada a algunos gérmenes o con hábitos alimentarios como recibir teteros para acostarse o durante la noche.

Causas de la tos nocturna

Algunas enfermedades como el asma bronquial, la rinitis alérgica o el reflujo gastroesofágico se caracterizan por tos nocturna. Esta siempre debe ser estudiada, y de acuerdo a la causa debe recibir su tratamiento.

Para disminuir su frecuencia se debe hacer aseo de la nariz antes de acostarse y durante los episodios gripales, evitar el consumo de teteros antes de acostarse o durante la noche. En caso de enfermedades como la rinitis alérgica o el asma bronquial, se debe dar el tratamiento de la condición de base para disminuir su frecuencia.

TOS CUERPOTEXTO

Tratamiento

No se recomienda el uso de medicamentos para la tos pues los tratamientos deben estar orientados a la causa y no al síntoma. Algunas recomendaciones que pueden aliviarla son:

- Limpiar la nariz con suero fisiológico, con dispositivos suaves, manteniendo la nariz despejada de secreciones. Evitar lavados nasales con jeringa.

- Aumentar la ingesta de líquido para mantener la hidratación.

- Evitar la exposición a olores fuertes, mentolados o aromaterapia, pues en caso de alergia respiratoria puede agravar los síntomas.

- Evitar la exposición a cambios bruscos de temperatura. Cubrir nariz y boca antes de exponerlo a otro ambiente.

- Evitar el uso de vaporizadores o humidificadores, porque en caso de alergia respiratoria puede agravar los síntomas.

Señales de alerta para consultar al médico.

-Tos que se prolonga más de dos semanas.

- Tos mayor a dos semanas que además se acompaña de otros síntomas como pérdida de peso, fiebre, falta de ánimo, decaimiento, falta de interés por el juego.

- Tos asociada a signos de dificultad respiratoria: aleteo de la nariz, respiración rápida, que se le marquen las costillas al respirar, estridor, silbido o cualquier sonido durante la respiración.

- Tos en bebés menores de tres meses.

- Si la tos aparece de manera súbita (repentina) y en accesos o ataques.

- Tos asociada a fiebre de más de tres días de evolución.

- Si la tos interfiere con el sueño o la alimentación.

 

 

 

 

 

 

*Editora Bienestar Colsanitas. SEPARADOR

 

Etiquetados con: Niños / causa / tos /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar
La ciencia del pedaleo
Actividad física

La ciencia del pedaleo