¿Qué es la psicoterapia? (y para qué sirve)

Por: / Ilustración: Raúl Zea / Diciembre 2021

Por momentos, los pequeños retos que la vida nos pone todos los días parecieran ahogarnos, y ahí es cuando necesitamos que alguien nos ayude a mirar en perspectiva. 

SEPARADOR

L

os seres humanos estamos en una búsqueda constante de bienestar. Aunque la mayoría de las veces olvidamos las razones por las que iniciamos los proyectos en los que actualmente estamos, en el inicio de cada uno de ellos estuvo presente esa necesidad de sentirnos bien.

Cada uno, a su manera, día a día se esfuerza para mantener su trabajo, cuidar su relación con la pareja, sus relaciones con su familia y amigos, su salud. Sin embargo, en algún momento todos nos hemos hecho la pregunta: “¿En qué lugar del camino me perdí?”.

La vida está llena de retos, cambios y experiencias. Desde los tiempos más remotos los seres humanos, hombres y mujeres, hemos pasado por situaciones donde hemos sentido la necesidad de buscar la ayuda de otros para tratar de entender lo que nos está pasando cuando las cosas no están saliendo como quisiéramos. En las civilizaciones más antiguas ya existían “especialistas” que ayudaban a buscar sentido a las experiencias desagradables. Lo que ha cambiado a lo largo de la historia son las referencias que utilizamos para ello.

Los filósofos de la Grecia antigua nos hicieron caer en cuenta de que podemos tener distintos niveles de experiencia. Nos ayudaron a diferenciar la experiencia producida por el malestar físico del originado en otros niveles, entre ellos el psíquico, el nivel de la mente.

La psique es nuestro laboratorio personal donde se originan los procesos a partir de los cuales nos comunicamos con las personas que nos rodean, nos adaptamos al medio ambiente y buscamos un equilibrio interno. Estos procesos se manifiestan a través de lo que pensamos, lo que sentimos y lo que hacemos.

Cuando estos procesos no consiguen que nos adaptemos a nuestro entorno o que logremos el equilibrio de nuestro mundo interior aparece el sufrimiento. Éste puede expresarse a través de emociones intensas y perturbadoras (ansiedad, miedo, ataques de pánico, rabia, tristeza), como parálisis (depresión, incapacidad para tomar decisiones, emprender proyectos o realizar cambios), o como conductas evasivas que pueden estar asociadas con adicciones. Es en estos momentos cuando muchas veces aparece la necesidad de acudir a una Psicoterapia.

Psicoterapia CUERPOTEXTO
Desde los tiempos más remotos los seres humanos hemos pasado por situaciones donde hemos sentido la necesidad de buscar la ayuda de otros para tratar de entender lo que nos está pasando.

¿Qué es la psicoterapia? Hoy en día todos conocemos a alguien que está o que ha estado en psicoterapia, pero a menos que hayamos tenido personalmente la experiencia, poco sabemos de ella.

Tratando de ser muy simples, podríamos decir que la psicoterapia es un proceso facilitado por una persona formada en alguna técnica a partir de la cual se trata de pasar del malestar originado en los procesos psicológicos a un estado de mayor bienestar. Este proceso por lo general dura varios meses y se da a lo largo de sesiones que, dependiendo del modelo que se siga, pueden tener diferente duración y pueden ser individuales, grupales, en pareja o en familia.

En cuanto a su metodología y marcos teóricos, actualmente hay una tendencia a integrar los conceptos y herramientas que han aportado las diferentes corrientes psicoterapéuticas. Sin embargo, hagamos el intento de clasificar las escuelas y formas de hacer psicoterapia con base en el énfasis que ponen en las manifestaciones y el apoyo en los procesos psíquicos que habíamos mencionado anteriormente.

Entre las psicoterapias basadas en el pensar tenemos las escuelas analíticas reunidas bajo el nombre de psicología profunda (psicoanálisis, psicología junguiana), el análisis transaccional, la programación neurolingüística, la terapia cognitiva y la terapia sistémica.

Entre aquellas basadas en el sentir, encontramos la mayoría de las escuelas que conforman la psicología humanista (gestalt, psicodrama, biodanza, bioenergética), algunos aportes de la psicología transpersonal vinculados con técnicas regresivas y las constelaciones familiares.

Las psicoterapias basadas en el actuar parten del conductismo y las técnicas de modificación de conducta, a las cuales se han sumado la psicología positiva y las terapias corporales, entre las que podemos nombrar el movimiento auténtico.

Aparte de las anteriores, podemos incluir la arteterapia, la musicoterapia, la escritura terapéutica y la caja de arena como aproximaciones psicoterapéuticas con formaciones especializadas.

El objetivo de cualquiera de estas psicoterapias es promover el conocimiento de nuestras estructuras internas y de sus dinámicas. En palabras más sencillas, cumplir con el precepto griego “Conócete a ti mismo”, y desde allí permitir que los mecanismos de autorregulación de nuestra psique se activen, logrando una mejor adaptación con nuestro entorno y una percepción de bienestar duradero.

El momento de la búsqueda de una psicoterapia dependerá del nivel de curiosidad y de sufrimiento de cada quien. Lo que sí aconsejamos es que no se ponga en mano de cualquier persona. Una buena recomendación es importante.

* Médico psiquiatra, analista junguiano y psicoterapeuta.

SEPARADOR

Etiquetados con: Reflexión / Psicología / Salud mental / Enfermedades /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar