La seguridad de los niños en el agua

Por: / Enero 2023

Llegan las vacaciones y con ellas las piscinas, el mar, los ríos… Recopilamos algunas recomendaciones para disfrutar con seguridad.

SEPARADOR

Vos niños aman el agua: el mar, las piscinas. Para que estén seguros mientras disfrutan, es preciso tener algunas precauciones: “Es muy importante entender que si existe un cuerpo de agua cerca, siempre habrá la probabilidad de que ocurra un accidente. Los niños son curiosos y no miden el riesgo, no saben hacerlo. Cualquier cosa puede pasar mientras bajas la mirada o te distraes en el celular”, explica Hortensia Espitaleta, directora de la Fundación Mariana Novoa.

Esta organización sin ánimo de lucro busca prevenir accidentes como el ahogamiento, mediante capacitaciones en primeros auxilios y reanimación cardio pulmonar (RCP) a padres y cuidadores. Espitaleta dice que el ahogamiento se puede prevenir si se tienen en cuenta las medidas de prevención, las leyes vigentes y los conocimientos relacionados con primeros auxilios, RCP y, por supuesto, la natación. Estas son sus sugerencias para tener momentos tranquilos junto al mar o la piscina en las vacaciones.

Supervisión y conocimiento: las claves

Los padres y cuidadores deben informar a los menores sobre los accidentes que se pueden presentar en la piscina, el río o el mar. “El ahogamiento es un evento rápido y silencioso. Los niños menores de cinco años no producen ningún ruido al caer y se pueden ahogar en silencio”, dice Espitaleta. Por esta razón, antes de que su hijo menor de cinco años ingrese al agua considere lo siguiente:

1. Debe saber nadar

Nadar es una actividad que brinda muchos beneficios para la salud mental y física cuando se realiza con técnica y respeto. Además, intervienen numerosos músculos del cuerpo, mejora la respiración y activa el sistema circulatorio. Saber narrar puede salvar la vida. Por esto, enseñarles a los hijos a nadar desde pequeños es una ganancia para todos, un regalo para toda la vida. La persona que cuida al niño en la piscina también debe saber nadar.

2. Evite distracciones

Una vez dentro de la piscina o en el mar, la atención debe estar centrada en el niño. Evite comer, usar el celular, leer o cualquier otra actividad que desvíe su atención. Enséñele a su hijo a avisarle siempre que vaya a ingresar al agua y nunca lo deje solo.

3. No pierda de vista a su hijo

La mejor prevención es la supervisión visual permanente. No se descuide y procure que su hijo esté siempre al alcance de sus manos. Recuerde que los niños menores de cinco años no miden el peligro y se pueden accidentar con mayor facilidad. Por esa razón, no permita que estén solos en el agua, no deje agua almacenada en baldes o en la tina de su casa y no se confíe de los flotadores, pues estos no reemplazan la supervisión de un adulto. “Nosotros como padres compramos estos inflables y nuestra sensación es que los niños están seguros. Pero, ¿si se pincha o el niño se voltea? Ahí es donde se puede presentar un accidente por un descuido de minutos e incluso segundos”, comenta Espitaleta. En caso de que su hijo se pierda en algún lugar cerca a un cuerpo de agua, primero búsquelo ahí.

4. Conozca el lugar

Para que pueda aprovechar las actividades acuáticas debe conocer la seguridad de los lugares donde va a nadar. Tenga en cuenta que hay piscinas más hondas que otras y que hay horarios determinados en los que la marea puede elevarse, si está en la playa. También se recomienda el uso del gorro de baño, en especial si usted o su hijo tienen el cabello largo, para evitar atrapamientos.

5. Capacítese en RCP (Reanimación Cardio Pulmonar)

Tener conocimientos de reanimación puede marcar la diferencia ante cualquier incidente en el agua. Por eso, es importante que sepa diferenciar un paro cardíaco, un infarto y un desmayo; que aprenda a realizar el masaje de RPC y que se capacite en primeros auxilios. Recuerde que reanimar salva vidas.

SeguridadAgua CUERPOTEXTO

6. Evalúe la seguridad antes de entrar al agua

Si encuentra una piscina que no cumple con las medidas de prevención exigidas por la ley, avise a las entidades competentes en la ciudad o municipio. En la actualidad existe una normativa vigente para la seguridad de los usuarios en los cuerpos de agua. En caso de que se presente una situación en la que una persona se esté ahogando, enséñele a su hijo que no debe ingresar al agua. Debe pedir ayuda a un adulto.

 

 

 

Este artículo hace parte de la edición 185 de nuestra revista impresa. Encuéntrela completa en este enlace: https://www.bienestarcolsanitas.com/images/PDF%20ED/Bienestar185.pdf

 

 

 

 

*Periodista y creadora de contenidos de Bienestar Colsanitas y www.bienestarcolsanitas.com.SEPARADOR

 

Etiquetados con: Niños / nadar / piscinas / Recomendaciones /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar
Más intensidad, menos tiempo
Actividad física

Más intensidad, menos tiempo

Ejercicio en la tercera edad
Actividad física

Ejercicio en la tercera edad