Instituto Humboldt: guardián de la biodiversidad

Por: / Marzo 2019

Hace 25 años se fundó en Colombia el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt. Desde sus inicios ha venido trabajando con el propósito de convertir la biodiversidad del país en fuente de bienestar.

SEPARADOR

E

n 1991 se llevó a cabo en Colombia la Asamblea Nacional Constituyente. Allí se declaró como fundamental el derecho a un ambiente sano, y este derecho se estableció como uno de los principios de la nueva Constitución Política de Colombia. Al año siguiente, durante el mes de junio, tuvo lugar en Rio de Janeiro la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo. Allí se firmaron acuerdos internacionales que protegen la integridad del sistema ambiental en todos los países del mundo.

Ambos hechos desembocaron en la Ley 99 de 1993, por la cual se creó en Colombia el Ministerio del Medio Ambiente, se reordenó el sector público encargado de la gestión y conservación del entorno y los recursos naturales renovables, y se originó el Sistema Nacional Ambiental, conformado por la Unidad de Parques Nacionales Naturales, las corporaciones autónomas regionales, el Ideam y el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt.

El proceso de la Ley 99, que se oficializó el 22 de diciembre de 1993, identificó la necesidad de una institución que se encargara de investigar la biodiversidad nacional y su potencial para el desarrollo, la protegiera y la utilizara de manera sostenible y sabia. La Presidencia de la República acompañó la labor de convocar a diferentes universidades, organizaciones de la sociedad civil, Colciencias, varias fundaciones y otros ministerios de la rama ejecutiva para diseñar la institucionalidad de esta entidad. El nombre le rinde homenaje al explorador alemán Alexander von Humboldt, que nació hace 250 años, visitó estas tierras e instó a Simón Bolívar a seguir su carrera de independencia, por el potencial de la naturaleza americana.

Con una propuesta atípica entre las organizaciones convocadas, para el Instituto Humboldt se creó un consorcio público y privado, con estatutos especiales que lo definen como entidad de investigación mixta de interés público y de carácter privado. El instituto construye su agenda con el gobierno y el resto de la sociedad. El 20 enero de 1995, en Villa de Leyva, se estableció la asamblea de constitución, y en junio de ese año fue nombrado como director el biólogo Cristián Samper.

H1

La misión del Instituto Alexander von Humboldt

Según Brigitte Baptiste, directora del Instituto desde el año 2011, la labor principal de la entidad consiste en “convertir la biodiversidad de Colombia en fuente de bienestar, trabajando por todos los temas de salud biológica del país”. Entre sus funciones, investiga la riqueza de plantas que pueden tener usos farmacéuticos, identifica espacios de conservación para la educación y la recreación, distribuye información sobre la flora y la fauna, publica libros que abarcan diversas temáticas como plantas medicinales, gastronomía, cuentos para niños y estudios técnicos utilizados para proyectos de emprendimiento o para mejorar la calidad de vida de comunidades rurales conformadas por pescadores, campesinos e indígenas. Recupera biológicamente ecosistemas deteriorados por la ganadería, la minería o accidentes petroleros, incide en el mejoramiento de las áreas verdes en zonas urbanas y se encarga del inventario nacional de biodiversidad.

También coordina el Sistema de Información de Biodiversidad de Colombia. En su repositorio de datos organiza las referencias que aportan más de cien instituciones en el país y las da a conocer en línea, a través de documentos que están a disposición de cualquier persona: desde investigadores que buscan herramientas de consulta hasta estudiantes interesados en respuestas para sus tareas escolares.

H2

"​‌​

En Colombia hay una resistencia mental a comer, disfrutar y visitar lo propio. Y la tarea del Instituto es mostrarle a la gente lo maravilloso y excepcional que es este país”.

“Es importante saber qué tenemos, porque esa es la fuente de oportunidades, de aprovechamiento y de bienestar. ¡Y la biodiversidad con la que convivimos es magnífica! Este es un país excepcional en su riqueza biológica. Tiene la mayor cantidad de aves del mundo, cerca de 1.920 tipos distintos de pájaros, que es el 15 % de los pájaros del planeta. Somos el segundo país más rico en plantas después de Brasil: tenemos 27.000 muy bien contadas. Y abajo de China, somos el más rico en peces de aguadulce”, explica la directora, Brigitte Baptiste.

También asegura que con el conocimiento se pueden desarrollar mejores paquetes nutricionales: “En vez de alimentara los niños en las escuelas rurales con Bienestarina hecha con harina importada, ¿por qué no les estamos dando chontaduro y otras frutas muy nutritivas que existen en Colombia? Así dejamos de importar peras, manzanas y uvas. Colombia tiene una esquizofrenia muy grande en relación con su amor propio. Vivimos como extranjeros en nuestra propia tierra, comiendo frutas importadas de mala calidad. Hay una resistencia mentala comer, disfrutar y visitar lo propio. Y la tarea del Instituto es mostrarle a la gente lo maravilloso y excepcional que es este país”, concluye la directora.

H5

La entidad es la cabeza de las delegaciones nacionales y representaa Colombia ante el Convenio de la Diversidad Biológica. En esta cumbre, liderada por la Organización de las Naciones Unidas, que se realiza cada dos años y que tuvo su encuentro número XIV el pasado noviembre, se acuerdan estrategias para proteger la biodiversidad del planeta y usarla de manera sostenible. Pero en nosotros radica la responsabilidad de cuidarla.

H7

Usted también puede hacer parte del Instituto Humboldt

Si le interesan los temas ambientales y el desarrollo sostenible, puede consultar noticias e investigaciones en www.humboldt.org.co.También puede seguir al Instituto en redes sociales:

• Instagram: instituto_humboldt
• Facebook: Instituto Humboldt
• Twitter: @inst_humboldt

Allí puede encontrar información sobre los recorridos guiados que ofrece por los cerros orientales de Bogotá, o inscribirse en los encuentros de gastronomía, viveros y orquídeas.

 

Fotos cortesía del Instituto Humboldt.

SEPARADOR

Etiquetados con: Naturaleza /

Compartir

Dejar un comentario