El debate sobre los hipopótamos en Colombia

Por: / Febrero 2022

El Ministerio de Ambiente expedirá una resolución para declarar al hipopótamo como especie invasora ¿Qué significa esto? 

SEPARADOR

En Colombia, hay 509 especies introducidas o no nativas que han sido registradas por el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, las universidades y los académicos. Luego de investigaciones, se aportó evidencia de los impactos potenciales y reales de esas especies en los ecosistemas del país. Basados en esos análisis, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible declaró a 22 de ellas como especies invasoras de fauna y flora de Colombia.

¿Por qué se les considera “invasoras”?

Porque fueron introducidas en un ecosistema diferente al de su origen y tienen la capacidad de adaptación y colonización en nuevos lugares para empezar a reproducirse. Al no tener un controlador natural o un predador la tasa de mortalidad es muy baja.

¿Cómo afectan a los ecosistemas?

Cada caso es diferente pero se sabe que generan el desplazamiento de especies nativas, transmiten enfermedades y destruyen el hábitat. 

¿Cuáles son algunas de esas especies invasoras en Colombia?

Dos de las especies invasoras más representativas en el país son el pez león y el caracol africano. El primero es originario de las aguas del Pacífico Sur y del Índico, se ha convertido en un gran predador del Caribe colombiano, desplazando y comiéndose a peces, camarones y larvas de corales, entre otras especies. 

Por su parte, el caracol africano tiene presencia en siete departamentos del país y representa una amenaza para los jardines, viveros, cultivos e incluso para la salud de los animales y humanos por la transmisión de algunos parásitos, bacterias y hongos. 

¿Y los hipopótamos?

El hipopótamo africano ha generado mucha polémica en estos días debido a lo que implica su presencia en varias zonas del país. Según un estudio realizado por el Instituto Alexander Von Humboldt y la Universidad Nacional esta especie representa una amenaza para los manatíes, chigüiros y los ecosistemas de Colombia. Es la razón por la que el ministro de Ambiente, Carlos Eduardo Correa, prepara una resolución para declarar al hipopótamo como especie invasora en Colombia. 

Hipopotamos CUERPOTEXTO

¿Cómo llegó el hipopótamo a Colombia?

Esta especie fue introducida al país en 1981, desde África, por Pablo Escobar. En esa época eran tres hembras y un macho los que hacían parte de un zoológico privado en la Hacienda Nápoles, en Antioquia. Hoy, según el ministro de Ambiente, hay 130 hipopótamos diseminados en Antioquia, Bolívar, Boyacá, Córdoba, Santander y Cesar. De no tomar medidas, en 2030 habrá más de 400. 

¿Qué impacto tienen los hipopótamos en el país?

Según Nataly Castelblanco, bióloga con doctorado en ecología y desarrollo sustentable, los hipopótamos en Colombia afectan la estructura física y química del ecosistema, perjudican las fuentes hídricas y en consecuencia a todas las especies que habitan estos ecosistemas, incluyendo al ser humano. La especie, explica la bióloga, es carnívora facultativa, es decir, a pesar de que es herbívora, de vez en cuando consume animales o cadáveres, por lo que abre la posibilidad de que sean transmisores de enfermedades a otras especies. 

SEPARADOR

“Es posiblemente la especie más complicada de manejar en este momento en Colombia”, considera Castelblanco.

SEPARADOR 

Por su parte, Juan Felipe Zapata, asesor científico del Consultorio Sociojurídico de Protección a los Animales de la Universidad de Antioquia con doctorado en biología, afirma que el hecho de que los hipopótamos se adapten tan bien en Colombia significa que desplazaron de su nicho ecológico a otro organismo, en este caso, a los manatíes. Según el especialista, este es un problema biológico. 

Sin embargo, no considera apropiado culpar a los animales ni promover el odio o miedo hacia ellos porque su presencia en el país es, evidentemente, culpa del tráfico de especies y consecuencia de la falta de políticas para el manejo de especies exóticas en Colombia.

SEPARADOR

“Es muy interesante como culpan a los hipopótamos de la extinción de los manatíes, pero no tienen la misma fuerza para enfrentar a la agroindustria y las empresas que comercializan el aceite de palma”, opina Zapata.

SEPARADOR 

¿En qué consiste el debate sobre los hipopótamos en Colombia?

Se discute cuál es el protocolo correcto a seguir para controlar la reproducción de hipopótamos en el país. Hay gremios que proponen algunas salidas mientras que otros aseguran que la única forma de detener el impacto es el sacrificio de los animales. 

Por su parte, Nataly Catelblanco está a favor de que se ejecute el protocolo normal para las especies invasoras: incidir en la tasa de mortalidad mediante la extracción o sacrificio de la especie. “En el caso de especies carismáticas como los hipopótamos, es más complicada la situación porque hay una oposición fuerte por parte de la opinión pública a realizar el sacrificio directo. Hay otros métodos no letales como la castración o la esterilización, pero que desafortunadamente no tienen un impacto suficiente para controlar estas poblaciones o erradicarlas del área”, asegura la bióloga. 

Por otro lado, Juan Felipe Zapata expone que el sacrificio sí es una opción pero que no debe de ser la primera. Según el bacteriólogo, el planeta está en crisis, pues tan solo en 2021 hubo 55.000.000 de personas desplazadas a causa del cambio climático y esa misma dinámica la han sufrido algunas especies que han tenido que desplazarse a otros hábitats diferentes a los nativos. “Hoy en día los científicos deberíamos estar pensando en políticas de acogida para animales desplazados por los diferentes conflictos”, afirma.

La Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare (Cornare) ha optado por la esterilización de la especie y, de hecho, ya esterilizó algunos ejemplares, pero el presupuesto no alcanza para hacerlo con la mayoría. “Se debe esperar a que Minambiente decida cuál será el presupuesto y cómo lo dispondrá para el manejo de los hipopótamos”, añade Zapata.  

Además, dice que no hay suficientes estudios sobre el tema y tampoco hay esfuerzos por hacerlos. Todavía es una incógnita cuáles son los impactos positivos de la presencia de la especie, cuántos ejemplares podrían estar en el ecosistema y cuántos podrían esterilizarse, entre otras dudas. 

¿Qué pasará con los hipopótamos?

Tras la decisión de declarar al hipopótamo como especie invasora, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible tendrá que crear un plan de manejo para evaluar el proceso a seguir. Según el ministro Carlos Eduardo Correa, se evaluarán todas las posibilidades para definir qué se hará para controlar a la especie y así velar por el bienestar de los ecosistemas, áreas protegidas, animales y comunidades de Colombia. 

 

 *Practicante de Bienestar Colsanitas

SEPARADOR

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar