Finanzas de pareja

Por: / Mayo 2022

La autora brinda cinco recomendaciones para un matrimonio feliz y sin problemas financieros. 

SEPARADOR

Cuando el hambre entra por la puerta, el amor sale por la ventana. Nada más cierto, aunque suene desalmado, molesto y maquiavélico. Según las estadísticas mundiales, el 60% de los divorcios en todo el planeta ocurren por temas de dinero. De ahí la importancia del buen manejo en pareja del tema financiero. ¿Cuánto gana cada uno? ¿Quién aporta más? ¿Cuánto gastan entre ambos? ¿Quién paga qué? ¿Cuentas separadas o conjuntas? Aquí cinco mandamientos para morirse de amor y no de resentimientos.

1. Cuentas independientes

Lo dicen los expertos en terapias de pareja: juntos, pero no revueltos. Tener cuentas bancarias separadas es la base de la felicidad en el hogar. Es el punto de partida de la independencia económica de cada uno: administrar su propio dinero según su criterio particular. Si los dos trabajan, el asunto seguramente es más fácil de abordar. Pero si uno de los dos se queda en casa, es fundamental que se le asigne una mesada mensual. Todos necesitamos dinero para nuestros gastos personales y todos odiamos tener que rendir cuentas por cada centavo movido. Hay que negociar en pareja cuánto le toca a cada uno según lo que necesite y quiera. Además, es fundamental conservar el historial crediticio individual.

2. Gastos compartidos

El siguiente paso es hacer la cuenta de los gastos que implica la vida juntos: arriendo, comida, transporte, servicios, colegios, salud, televisión por cable. Establezcan la forma en que se reparten los gastos: quién aporta qué, quién lleva las cuentas generales, qué cantidad se gasta en cada cosa. Anoten lo que para cada uno es más importante, así sabrán cuáles son las prioridades a la hora de apretarse el cinturón o bajarle al tren de gastos. Aquí no hay fórmula mágica: lo importante es ser sinceros y tener un diálogo honesto y abierto.

3. Sueños en pareja

Hagan una lista de los sueños y planes que tengan por delante: un viaje, un paseo, el cambio de los muebles, la compra de un apartamento. Los deseos deben ser concretos, medibles, realistas y con una fecha límite para obtenerlos. Una vez se tengan claras las metas, entonces procedan a sacar juntos la tijera: recorten algunos gastos para que puedan empezar a ahorrar para los sueños. No se desesperen. Llegar a acuerdos a veces toma tiempo.

FINANZAS PAREJA CUERPOTEXTO

4. Adiós a los secretos

Las hay por montón: parejas donde la mujer no sabe cuánto gana el marido y éste a su vez no sabe de la cuenta bancaria de su mujer. El uno por miedo a que le pidan más plata, la otra por susto a que le den menos dinero si saben de sus ahorros secretos. Es la clásica receta para el desastre conyugal y la crisis financiera marital. Pocas cosas destruyen tanto un matrimonio como los secretos financieros. Si se casaron es porque decidieron confiar el uno en el otro y ser transparentes en temas económicos.

5. Ahorrar los centavos

Es la máxima de todos los grandes millonarios: “hay que cuidar los centavos, porque los pesos se cuidan solos”. Lo mismo aplica para la vida en pareja. Hay cosas tan sencillas como ir al supermercado con lista en mano, sin hambre y sin niños para comprar lo justo y necesario. O tener un solo carro para compartir los viajes al trabajo y ahorrar dinero en gasolina y parqueaderos. O meterse a bañar al mismo tiempo, que además de romántico puede servir para consumir algunos mililitros de agua menos. En la imaginación está el mejor cheque para una buena relación.

 

*Periodista económica, fue directora de la revista Dinero

SEPARADOR

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar