La donación de leche materna salva vidas

Por: / Marzo 2022

La donación de leche humana y la creación de la red de bancos de leche humana en hospitales públicos han mejorado la calidad de vida de más de cinco mil bebés prematuros y enfermos en todo el país.

SEPARADOR

Para muchas personas la idea de donar leche humana suena extraña, pero es posible cuando una mujer está en etapa de lactancia y cumple ciertos requisitos. Este acto altruista puede ayudar a un bebé prematuro que esté hospitalizado, que se esté recuperando de una cirugía o tenga problemas de salud.

Para que la leche de una mujer llegue hasta un bebé que lo necesita, primero debe pasar por un estricto proceso de control de calidad del cual se encargan los bancos de leche humana, que garantizan las condiciones de higiene del alimento y que además tienen una función educativa, pues promueven la lactancia materna y forman a madres y personal sanitario en la importancia de la leche materna para la salud de los recién nacidos.

La idea de crear un banco de leche en Colombia surgió en 2005, gracias a una alianza entre el gobierno nacional y el de Brasil, cuenta Luz Ángela Ochoa, de la Subdirección de Salud Nutricional, Alimentos y Bebidas del Ministerio de Salud. Brasil tiene la red de bancos de leche más grande del mundo, y gracias a su experiencia promovió la creación de la Red Iberoamericana de Bancos de Leche Humana (Iberblh) en 2007, con el objetivo de reducir la mortalidad infantil en la región. Como parte de la Red, Colombia ha recibido acompañamiento técnico, capacitación de personal médico y apoyo en la implementación de los bancos de leche.

Actualmente el país cuenta con nueve bancos de leche humana. Funcionan en hospitales públicos de Bogotá, Medellín, Ibagué, Pasto, Valledupar, Cartagena, Fusagasugá, Facatativá y Zipaquirá. Otros seis centros están en etapa de implementación en Cali, Cúcuta, Popayán y Santa Marta. La condición para que un hospital pueda acoger un banco de leche humana es que sea de segundo, tercer o cuarto nivel de atención, con unidad de recién nacidos, acreditado como una Institución Amiga de la Mujer y la Infancia Integral (IAMII) y que en lo posible haya implementado el Método Madre Canguro.

Cada banco de leche humana cuenta con nutricionista, médico, enfermera y auxiliar de enfermería o nutrición, especializados en el manejo clínico de la práctica de la lactancia materna. Todo el equipo está entrenado por la Iberblh en procesamiento y control de calidad de la leche humana y conocen el Código Internacional de Sucedáneos de la Leche Materna.

De acuerdo con Luz Ángela Ochoa, el entrenamiento generalmente es impartido por expertos de Brasil, pero desde 2014 Colombia ya tiene tutores nacionales encargados de capacitar a los operadores de los bancos.

Donación de leche paso a paso

Las donantes de leche deben cumplir ciertas características para que el alimento que reciban los bebés sea de óptima calidad. Deben ser mujeres en etapa de lactancia, con buen estado de salud, con excedentes de leche materna (es decir, que su cuerpo produzca más leche de la que su hijo consume), no fumadoras, que no consuman medicamentos incompatibles con la lactancia, que sus exámenes prenatales sean normales (cuadro hemático, prueba de VIH, VDRL y serologías) y que su hijo también esté sano.

La selección empieza directamente en los bancos, dice John Chaparro, coordinador del Banco de Leche del Hospital de Kennedy, el único con el que cuenta Bogotá. Allí la mujer en periodo de lactancia es evaluada por un médico que certifica su estado de salud y verifica si está en condiciones de ser donante. Luego, los especialistas del banco le enseñan a la mamá cómo extraer la leche: allí se hace la primera donación. Luego, la donante podrá extraerse la leche directamente en su casa, para que sea recogida por personal del banco.

LECHE MATERNA DONADA CUERPOTEXTO

La leche se recolecta en frascos de vidrio estériles con tapa de plástico que el banco le entrega a la mamá, y el alimento debe guardarse inmediatamente en el congelador. La leche humana en estas condiciones tiene una vida útil de 15 días. La ruta que recoge las donaciones cuenta con sistema de refrigeración para que no se rompa la cadena de frío, y hace un recorrido por la ciudad cada semana para abastecer el banco.

La leche humana pasa por tres procesos antes de ser entregada a los pacientes. El primer paso es la selección del alimento una vez llega al hospital, para garantizar que esté en buenas condiciones. Se descongela la leche a baño María y se revisa el color, olor, embalaje y si hay presencia de suciedad. Si la leche presenta algún problema, se desecha.

El segundo paso es la clasificación, y para eso se hace una prueba que mide la cantidad de ácido láctico presente en la leche; menos acidez significa mayor cantidad de calcio y fósforo, minerales fundamentales para los prematuros extremos. La otra prueba mide el contenido calórico: hay leche normocalórica, hipercalórica e hipocalórica. También se tiene en cuenta el momento de la extracción: hay leche pretérmino, que produce la madre que tuvo un parto prematuro; el calostro, la que aparece inmediatamente después del parto a término; la leche de transición, que se produce una o dos semanas después de dar a luz, y la leche madura, que se produce seis semanas luego del nacimiento.

El último paso es la pasteurización, que alarga la vida útil de la leche hasta por seis meses. John Chaparro, coordinador del banco del Hospital de Kennedy, señala que siempre se suministra leche pasteurizada. Se entrega con prescripción de un neonatólogo, pediatra o nutricionista de acuerdo con los requerimientos del menor, y se tiene en cuenta el grado de acidez, el contenido calórico y el horario en que debe administrarse.

Luego de cumplir todos estos requisitos, la leche se administra únicamente a los bebés que estén hospitalizados en la unidad de cuidados intensivos neonatales, que hayan nacido con bajo peso extremo, muy prematuros, sépticos, desnutridos, que sufran de diarrea o que hayan sido sometidos a cirugía. Tanto para el Ministerio de Salud como para los especialistas que trabajan en los bancos, es fundamental que la entrega del alimento sea siempre en calidad de donación, es decir, este es un acto altruista del cual ninguna persona se beneficia económicamente.

La promoción de la lactancia materna

La otra labor de los bancos de leche es promocionar la lactancia materna. Esto es clave, porque la leche humana debería ser el único alimento en la dieta de un bebé durante sus primeros seis meses de vida. Luego debe ser complementada con otros productos por dos años.

De acuerdo con Unicef, la lactancia materna exclusiva reduce los índices de mortalidad, morbilidad y desnutrición infantiles. Es el mejor alimento para un recién nacido porque tiene todos los nutrientes necesarios para crecer sano, fuerte e inteligente. Contiene anticuerpos especiales que lo protegen contra infecciones respiratorias, gripe, asma, infecciones de oído y diarrea, entre otros. Es de fácil digestión y previene el estreñimiento.

“Las leches de fórmula nunca podrán reemplazar ni superar los beneficios de la leche materna”, dice Lilian Osorio, jefe de Nutrición de Colsanitas. Y añade: “La leche materna en los casos de bebés muy prematuros o enfermos ayuda a que ganen peso más rápido”. La lactancia también beneficia a las mamás: reduce el riesgo de depresión posparto y de anemia, ayuda a bajar de peso, previene el cáncer de seno, de ovario y reduce el riesgo de sufrir osteoporosis después de la menopausia.

A pesar de todos estos beneficios, que están probados por cientos de estudios científicos, solo el 36,1 % de los menores de seis meses en Colombia se alimentan exclusivamente de leche materna, según la Encuesta Nacional de Situación Nutricional 2015 (Ensin). Por eso, los bancos de leche organizan charlas sobre la importancia de la lactancia, orientan a las mamás sobre cómo cuidar los senos y prepararlos para amamantar, y acerca de las mejores técnicas para dar alimento al bebé. Así mismo, siempre están en la búsqueda de nuevas donantes, con actividades como el Día Mundial de la Donación de Leche Humana, que se celebra el 19 de mayo.

El gobierno nacional espera que la red de bancos de leche en Colombia siga creciendo, y para eso se requiere el apoyo de más donantes que quieran sumarse y ayudar a un recién nacido para que empiece su vida sana y con buenas defensas frente a las enfermedades. 

 

*Politóloga y magíster en periodismo.

SEPARADOR

Etiquetados con: Salud / Leche materna / Donación / Crónica / Bebés /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar