Cinco datos que debe saber sobre la endometriosis

Por: / Junio 2021

Esta enfermedad crónica inflamatoria afecta a 190 millones de mujeres y jóvenes en edad reproductiva en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. Aunque no tiene cura, con el tratamiento adecuado y algunos cambios en la dieta, la calidad de vida puede mejorar.

SEPARADOR

E

l cólico menstrual es un tema de conversación recurrente entre amigas, familiares, colegas y también en las consultas clínicas. La mayoría de las mujeres ha experimentado, al menos una vez en su vida, algún tipo de molestia durante los primeros días del sangrado menstrual. El problema llega cuando el dolor es tan fuerte que resulta incapacitante, genera desmayos, vómitos o molestias estomacales. Esta es una de las señales de que algo podría andar mal en el organismo y levanta la sospecha de una enfermedad que todavía es misteriosa y poco conocida: la endometriosis.

“Esta es una patología ginecológica crónica inflamatoria y hormonodependiente, en la cual el tejido que normalmente recubre el útero se sale y pasa a órganos como las trompas, los ovarios y otras locaciones extra pélvicas, lo cual es doloroso. No hay una causa determinante de endometriosis, pero existen muchas asociadas como por ejemplo la menstruación retrógrada, es decir que la sangre en vez de salir por el orificio cervical a través de la vagina se va hacia atrás, a las trompas, los ovarios o a cualquier órgano vecino”, explica Bibiana Tcherassi, ginecóloga-obstetra adscrita a Colsanitas. “También puede ocurrir por factores hereditarios, por un sistema inmune débil, menstruaciones tempranas, no haber tenido hijos, menopausia tardía, entre otras razones”.

DietaEndometriosis CUERPOTEXTO
Las carnes rojas, los fritos y grasas trans pueden empeorar los síntomas de la endometriosis o, inclusive, incrementar su riesgo de aparición.

1. ¿Cuáles son las señales de alerta?

Sin duda, el dolor pélvico es el principal síntoma. Se pueden presentar cólicos fuertes en la parte baja del abdomen, inclusive una o dos semanas antes del periodo. Aquí, es importante aclarar que la intensidad del dolor no necesariamente es un indicador de la etapa de la enfermedad en la cual se encuentra cada paciente. También, muchas mujeres con endometriosis sufren de sangrado intermenstrual, dolor en la espalda baja e incomodidades a la hora de ir al baño y al momento de tener relaciones sexuales. La dificultad para quedar embarazada o conservar el embarazo es otro síntoma frecuente. 

2. ¿Cómo se diagnostica?

Diagnosticar la endometriosis no es tan sencillo. Hay varias herramientas como las ecografías vaginales o pélvicas y las resonancias magnéticas que son de ayuda, pero la cirugía laparoscópica es la única manera de conocer con certeza si los síntomas son atribuibles a la enfermedad o no, entendiendo, como indica la doctora Tcherassi, “que la cirugía es el último escalón en el tratamiento de cualquier patología. Para ello es importante encontrar un equipo interdisciplinario, estadificar la endometriosis y saber hasta qué punto están afectados los órganos”. 

Si una mujer sospecha que tiene endometriosis, debe ir a un ginecólogo, para que realice una buena historia clínica y pueda hacer el diagnóstico correspondiente.

3. ¿Cómo es el tratamiento?

Hay varios tratamientos como los anticonceptivos orales, los análogos de GnRH y los endoconceptivos, explica Tcherassi, además de analgésicos para el dolor y otras terapias complementarias como los suplementos de magnesio y vitamina B1 y la vitamina C endovenosa, la cual mejora la circulación sanguínea. Si la mujer quiere ser mamá, debe consultar al especialista para entender cuáles son sus opciones y si el embarazo natural será posible o si se necesitará algún tipo de tratamiento. Ojo, esto no quiere decir que el embarazo sea imposible. 

4. ¿Qué papel juega la dieta?

Aquello que comemos o dejamos de comer tiene un impacto positivo o negativo en múltiples enfermedades, incluyendo la endometriosis. “Aunque mi recomendación siempre será consultar con un nutricionista para atender las necesidades individuales de cada paciente, en términos generales, hay que eliminar el alcohol de la dieta, así como el huevo, los enlatados, los lácteos y el gluten, pues son alimentos inflamatorios”, explica la ginecóloga-obstetra Bibiana Tcherassi. 

Las carnes rojas, los fritos y grasas trans también pueden empeorar los síntomas de la endometriosis o, inclusive, incrementar su riesgo de aparición, complementa la doctora Luisa Fernanda Becerra, nutricionista-dietista adscrita a Colsanitas. “Aunque la relación directa entre la dieta y la endometriosis aún es motivo de controversia, algunos estudios han relacionado los beneficios que podría tener para esta condición el hecho de consumir alimentos antinflamatorios como por ejemplo aceites de pescado, frutas, verduras y frutos secos, entre otros”, explica. 

Consumir

Evitar

Grasas saludables, presentes en alimentos como los pescados azules (salmón, atún), el aceite de oliva, el aguacate y el aceite de coco. 

Enlatados, alimentos procesados y comidas rápidas.

Nueces.

Lácteos.

Vegetales verdes (kale, espinaca, brócoli).

Alimentos con gluten (Galletas, panes, embutidos)

Frutos rojos (arándanos, goji berries, frambuesas).

Dulces, bebidas azucaradas y bebidas alcohólicas.

Semillas de chía y de linaza.

Carnes rojas.

Hierbas y especias como perejil, jengibre, cúrcuma y canela.

Cafeína. 

Legumbres y granos fortificados.

Soya y otros alimentos ricos en fitoestrógenos.

5. Además de la dieta, ¿qué otros hábitos hay que cambiar?

La alimentación no es lo único que puede aliviar los síntomas de esta condición. Practicar yoga y aeróbicos, por ejemplo, “mejora la elasticidad y eso funciona bien para las contracturas musculares'', explica Tcherassi. “Mantener un adecuado peso corporal, tomar agua y aprender a manejar el estrés y a controlar las emociones es algo vital”, concluye. 

Y otro detalle muy importante: buscar ayuda, no solo en los ginecólogos y especialistas, sino también en la comunidad. Hay grupos de apoyo, como el de la Asociación Colombiana de Endometriosis y Fertilidad, que pueden ser muy útiles para lidiar con la confusión, las dudas, la desinformación y el miedo que acarrea esta condición. No hay que perder de vista que los desafíos de este diagnóstico están siendo enfrentados por otras mujeres y que usted no está sola.

 
*Periodista. Tiene un posgrado en Nutrición de la Universidad de Barcelona.

SEPARADOR

Etiquetados con: Bienestar / Salud / Abece / Mujeres / Endometriosis / Alimentación /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar
Mejor en bici
Actividad física

Mejor en bici