Cigarrillos electrónicos: guía para madres, padres y cuidadores

Por: / Ilustración: Sakoasko / Octubre 2022

Los vapeadores o cigarrillos electrónicos contienen nicotina, una sustancia que puede generar adicción. Junto a dos expertos examinamos los efectos de este dispositivo para la salud mental  y física de los jóvenes.

SEPARADOR

Un vapeador o cigarrillo electrónico (CE) es un dispositivo que, al calentarse, genera  vapor que la persona inhala.  Puede ser de dos tipos: los que suministran nicotina (SEAN), es decir, que proporcionan el componente adictivo de los cigarrillos comunes, y los sistemas electrónicos sin suministro de nicotina (SSSN), que permiten inhalar otras sustancias como el tetrahidrocannabinol (THC), el componente psicoactivo del cannabis.

Los CE contienen, además, saborizantes, glicerina, propilenglicol, acetol, formaldehído, acetaldehído, óxido de propileno, entre otros. Se han descrito hasta 87 compuestos químicos en los cigarrillos electrónicos.

Los jóvenes consumidores potenciales de estos dispositivos “generalmente tienden a consumirlo para conseguir popularidad y para entrar en el círculo de la aceptación social”, como explica la psicóloga educativa, Anamaría Sánchez. “Muchos se refugian en este tipo de conductas porque tienen problemas en casa, y lo peligroso es que se  puede generar adicción”, agrega.

Algunas personas pueden usar el término  “vapear”  como un eufemismo para evitar la palabra “fumar” y así manifestar que no hay peligro o daño respiratorio al inhalar el vapor, pero no es la realidad. 

El efecto de los vapeadores en el organismo

Uno de los componentes importantes de los CE es la nicotina, una de las sustancias más adictivas que conocemos, solo superada por la heroína. Sus efectos son muy negativos. Por ejemplo, si una persona consume CE en el embarazo puede perjudicar al desarrollo fetal y alterar el desarrollo de la función cerebral y pulmonar en el recién nacido. La exposición a la nicotina también afecta la salud materna y fetal durante el embarazo, y puede dar lugar a bajo peso al nacer, parto prematuro y muerte fetal.

“La nicotina también tiene un impacto negativo en el desarrollo del cerebro adolescente: se ha asociado con deterioros cognitivos y del comportamiento duraderos, incluidos los efectos sobre la memoria y la atención. Hay que anotar que quienes están expuestos al tabaquismo pasivo de los CE también pueden sufrir algunas de estas consecuencias”, explica Andrés Caballero, neumólogo adscrito a Colsanitas.

Los CE contienen sustancias saborizantes para hacerlos más atractivos a los jóvenes. Algunas de estas sustancias, como la pulegona (sabor a menta), son capaces de producir lesiones pulmonares. Además, al vaporizar sustancias como la nicotina, los saborizantes y otros componentes como el propilenglicol y la glicerina se pueden generar partículas que alteran las vías aéreas de pequeño calibre, las células alveolares y los mecanismos de defensa de los pulmones, y además son partículas cancerígenas.

Otras potenciales alteraciones que los CE pueden producir en quienes los consumen son: 

-Daños en el ADN de células humanas orales y pulmonares, por lo que debe considerarse como un riesgo de cáncer.

-Efectos sobre las vías aéreas: disminución del latido ciliar, disminución del transporte de iones y aumento de la secreción de mucina/citosina, inhibición de  la función mitocondrial. Alteración de la expresión de los genes involucrados en el estrés oxidativo.

-Efectos sobre las células responsables de la inmunidad: induce apoptosis de los macrófagos, aumenta la secreción de citoquinas inflamatorias.  Altera la fagocitosis de macrófagos y neutrófilos. En general puede activar células inmunes y alterar algunas de sus funciones claves.

Existen muchas marcas y variedad de estos productos, lo cual dificulta los estudios de investigación ya que las concentraciones de las sustancias y sus componentes varían de una marca a otra, pero en general todas generan vapores y partículas que pueden producir alteraciones pulmonares.

Se necesitan décadas de tabaquismo crónico para el desarrollo de enfermedades pulmonares como el cáncer de pulmón o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, por lo que los efectos en la población del uso del CE pueden no ser aparentes hasta mediados de este siglo.

VAPEADORES bienestar

¿Cómo se desarrollan los pulmones de una persona?

El pulmón comienza a crecer entre las tres y las siete semanas de gestación y culmina su desarrollo a los ocho años de edad. Entre los tres y los ocho años aumenta el número y el tamaño de los alvéolos. Después de los ocho y hasta los 18 años el pulmón aumenta su tamaño proporcional al crecimiento del cuerpo y el resto de órganos y tejidos.  Sin embargo la mayor capacidad respiratoria se alcanza entre los 20 y 25 años. Se trata de la capacidad vital forzada (CVF) y el volumen espiratorio forzado en el primer segundo (VEF1). Luego disminuyen al igual que la fuerza de los músculos respiratorios, la oxigenación, los mecanismos de defensa, la disminución de la percepción de aumento de la resistencia de las vías aéreas. Si bien estos cambios son lentos y progresivos se observan mejor a partir de la sexta y séptima década de la vida. 

Los vapeadores en los colegios

Según la psicóloga Anamaría López, los eventos sociales a los que acuden los jóvenes (fiestas, encuentros, paseos) son los contextos en los que hay más consumo. Sin embargo, también se han abordado casos en los que el uso del vapeador se presenta dentro de los colegios. Esto constituye una falta pues, según el artículo 40 de la ley 1620 de 2013, se trata de una situación de tipo II: “situaciones de agresión escolar, acoso escolar (bullying) y ciberacoso (ciberbullying), que no revistan las características de la comisión de un delito y que cumplan con cualquiera de las siguientes características: a. Que se presenten de manera repetida o sistemática. b. Que causen daños al cuerpo o a la salud sin generar incapacidad alguna para cualquiera de los involucrados”.

La psicóloga educativa afirma que ha observado consumo de vapeadores desde los 11 hasta los 17 años, con prevalencia a partir de los 14 años. El riesgo es que los consumidores pueden crear adicción (por la nicotina), dependencia física y psicológica porque hay una búsqueda de placer que se sale de control. “Si hay situaciones de bajo control emocional, de falta de gestión de las emociones, una persona puede empezar a consumir CE y generar el círculo vicioso. Después de la pandemia esto se ha exacerbado por el miedo a la incertidumbre”, explica la especialista.

Acciones preventivas en el hogar

La familia es la base fundamental en la formación de los jóvenes. Entre mejor informados estén los padres, mayores acciones preventivas podrán incentivar en casa. Algunas de ellas son:

- Fortalecer canales de comunicación entre padres e hijos: esto permite estar atentos a los cambios en su proceso y especialmente en la adolescencia que ocurren tantos cambios a nivel biológico y fisiológico.

- Promover hábitos y estilos de vida saludables: deporte, alimentación, aseo personal y recreación, entre otros.

- Establecer un diálogo alrededor de los proyectos a futuro de los jóvenes. Acompañarlos en su búsqueda de metas y orientarlos para que estas estén encaminadas hacía su bienestar.

Según la Encuesta Nacional del DANE sobre calidad de vida, desde el 2018 al 2021 la población que fuma cigarrillos electrónicos en Colombia ha aumentado en un 13% pasando de 290.000 a 315.000 en cuatro años. 

Estas cifras son superadas en América latina por México, con 1.000.000 de usuarios,  y Brasil, con 375.000 consumidores. En Colombia, según el III Estudio Epidemiológico Andino sobre Consumo de Drogas en la población universitaria, el 16% de los estudiantes ha usado cigarrillos electrónicos alguna vez en la vida.



*Con la asesoría del doctor Andrés Caballero, neumólogo adscrito a Colsanitas y Anamaría López, psicóloga educativa.

SEPARADOR

Etiquetados con: vapeadores / efectos / Jóvenes /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar
De sedentario a triatleta
Actividad física

De sedentario a triatleta

¿Obesidad? ¡Ejercicio!
Actividad física

¿Obesidad? ¡Ejercicio!