Prepare a sus hijos para el regreso a clases

Por: / Octubre 2020

Cultura de autocuidado y esquema de vacunación al día son algunas de las recomendaciones de dos pediatras para los niños que regresan a clases.

SEPARADOR

L

uego de siete meses de cuarentena, los ministerios de Salud y Protección Social y de Educación han autorizado el modelo de semipresencialidad en 103 colegios privados de Bogotá que cumplen con los requerimientos y protocolos. Sin embargo, muchas familias con hijos en etapa preescolar y escolar tienen dudas sobre la conveniencia de enviar a sus hijos a clases. Se debaten entre el miedo al contagio y la necesidad de los niños de volver a sus rutinas y reencontrarse con sus amigos.

El pediatra y puericultor Darío Botero, adscrito a Colsanitas, asesor científico de Keralty, explica cuáles son las recomendaciones hechas por la Asociación Colombiana de Pediatría para el regreso a clases. Además de las medidas ya existentes en todos los espacios públicos, los colegios deben añadir otros protocolos que se ajusten a las dinámicas y actividades propias de los colegios.

-Ingreso en diferentes horarios: Los alumnos no ingresarán al mismo tiempo para evitar las aglomeraciones tanto de los niños, como de los padres y cuidadores que los transportan.

-Dinámica de grupos: Cada aula se dividirá en dos grupos para turnarse la asistencia al colegio de forma presencial con la clase remota. De esta forma se controla el aforo y se puede mantener la distancia entre los pupitres.

-Controles en el recreo: Debe estar regulado por turnos y horarios diferentes para cada grado. Esto también depende de cada colegio, su infraestructura, sus zonas verdes, etc.

-Cambios de clase: Los niños no cambian de salón, sólo lo harán los docentes, quienes deben lavarse las manos y acatar otros protocolos como la higienización del calzado, etc.

-Pedagogía del cuidado: Es importante educar en los protocolos y el autocuidado. Muchos colegios han instalado alarmas que suenan cada dos o tres horas para recordar el lavado de manos.

-Formato de salud pre ingreso: como en muchas otras instituciones, se tendrá en cuenta un formato que debe llenarse antes de asistir a clases, en donde se registran posibles síntomas como fiebre, congestión nasal y otros, relacionados con enfermedades respiratorias o covid-19.

-Sin guantes: No son necesarios pues la principal medida y la más efectiva, es el lavado de manos.

Respecto a estas medidas, el doctor Botero aclara que por tratarse de una enfermedad reciente, hay que ir adaptándose según el comportamiento del virus. “Nos guiamos según lo que otros países han hecho y les ha funcionado, como en el caso de la apertura económica y de los colegios, y por supuesto, añadimos nuestras perspectivas y desarrollamos planes propios”.

Otras medidas

Por su parte, la pediatra Natalia Restrepo también recalca algunas recomendaciones para minimizar los riesgos y llevar esta circunstancia de la mejor manera.

-Dialogar con los niños: Hacerlos parte de la decisión, explicarles qué es el covid-19, por qué es necesario guardar distanciamiento y cuáles son las condiciones para volver al colegio. La decisión de volver debe tomarse en familia: si el niño no se siente cómodo saliendo, no hay que obligarlo.

-Controles de crecimiento y desarrollo: Por el miedo al contagio, se redujo la asistencia a controles de crecimiento y desarrollo. Es importante retomar estas consultas para vigilar el estado de salud del infante. Sobre todo si se decide enviarlos al colegio.

-Esquemas de vacunación al día: Los niños deben tener todas sus vacunas. Porque mientras circula el covid-19, también hay temporada de influenza o brotes de otros virus que se pueden evitar con vacunas.

-Comorbilidades: Lo más responsable con los niños con comorbilidades como la obesidad, complicaciones respiratorias, trastornos de inmunodeficiencia o enfermedades crónicas, es continuar en casa y ser lo más precavidos posible con las medidas de bioseguridad.

-Inculcar una rutina de autocuidado: Establecer en casa cómo se cuidan del virus y explicarles a los niños el por qué, en especial, ahora que regresan de un lugar en donde compartieron con otras personas. Por ejemplo: al llegar a casa higienizar y quitarse los zapatos, bañarse inmediatamente, lavarse las manos, usar tapabocas en todo momento.

-Dar ejemplo: Los niños imitan las conductas de sus padres o cuidadores, por eso es fundamental enseñarles el correcto uso del tapabocas, el lavado frecuente y correcto de manos y el distanciamiento social.

-Pedagogía del virus: Tanto para los padres como en los colegios, se debe educar a los niños sobre los riesgos del virus, las medidas de seguridad, el por qué algunas cosas son diferentes y concientizar sobre el autocuidado.

-Tener hábitos saludables: Para mejorar el sistema inmunológico, la atención y la energía en quienes regresan al colegio, es importante fomentar hábitos saludables como la buena alimentación, el correcto descanso y la actividad física frecuente.

-Eliminar por completo el riesgo es imposible: “El virus está por todas partes, y es muy difícil saber exactamente cuándo y dónde puede ocurrir un contagio, lo que sí podemos hacer es maximizar en todo lo posible, las medidas de prevención, tanto en los colegios y universidades, como en casa”, explica la pediatra.

Regreso a clases presenciales Colombia

El doctor Botero coincide con estas recomendaciones y agrega un par de consejos útiles para implementar:

-La rutina del tapabocas: Motivar a los niños al ponerse el tapabocas y normalizar su uso diario. “Alistar el tapabocas con el uniforme el día anterior, enviar además uno en la maleta por si acaso; explicar por qué se necesita, cómo se usa y elegir uno cómodo y bonito, son detalles que ayudan a garantizar la protección de nuestros hijos y de toda la familia”.

-Preguntarles cómo ven el panorama: “Muchos niños, niñas y adolescentes fueron espectadores de nuestro natural temor al principio de la pandemia, vieron videos, escucharon noticias y conversaciones en donde estaban presentes la angustia y el pánico. Hay que hablar de esto, hacerlos partícipes, explicarles y acompañarlos”.

Restrepo asegura que los niños y adolescentes, desde el punto de vista médico, son quienes menos han necesitado hospitalizaciones, tienen una baja tasa de fallecimientos y en la mayoría de casos son asintomáticos: “Esto no significa que estén fuera de riesgo. Sabemos que el virus ha cobrado víctimas infantiles, sobre todo en menores de 12 meses y niños con comorbilidades. Tampoco significa relajar las medidas de autocuidado, pero sí representa un alivio y una oportunidad”, aclara.

Por último, la pediatra menciona que, como madre, ella si enviaría a sus hijos de regreso, aunque ya sean más grandes. “La parte educativa, psicológica, la salud mental y social de ellos se ha visto demasiado afectada. Que estén con sus compañeros será muy beneficioso”.

Ambos profesionales coinciden en que es una buena decisión enviar a los niños, niñas y adolescentes de regreso a clases, siempre que se respeten las medidas y actuemos conscientemente.

“La vacuna no llegará pronto, en especial para los menores de edad, pues la prioridad son los adultos mayores, el personal médico y en riesgo. Esto significa que debemos aprender a vivir en la realidad de la pandemia y enseñarles a ellos a vivir de la misma forma, no sólo encerrarlos, porque no funciona por tanto tiempo, hay que sopesar el riesgo versus los beneficios y priorizar su bienestar sin descuidar el de la familia”, concluye la doctora Restrepo.

Protocolos de bioseguridad en los colegios

Botero agrega que debemos confiar en la enorme capacidad de resiliencia y adaptación de los niños, con una motivación tan grande como volver a ver a sus compañeros y cambiar de ambiente.

Restrepo enumera algunas ventajas de volver a la presencialidad en los colegios:

Salud mental y desarrollo
Debido al confinamiento, según cifras de Unicef, alrededor de 88 % de los menores de edad ha presentado cambios en su comportamiento o han tenido consecuencias negativas en su salud mental como estrés, irritabilidad o depresión. Es por esto que, regresar a ver a sus compañeros, jugar en ambientes diferentes, seguros y amplios, puede mejorar indiscutiblemente el bienestar de los niños.

Lugares seguros
En el confinamiento, las cifras de maltrato intrafamiliar han aumentado de manera preocupante, y uno de los factores que ayudaría al refugio de los niños víctimas de estas situaciones son las instituciones educativas. Allí, también tienen la posibilidad de acceder a una o dos comidas diarias, algo de lo que muchas familias han tenido que prescindir por la crisis.

La inequidad de género
Durante la cuarentena a muchas niñas y adolescentes les asignaron tareas de cuidado y domésticas, dificultando aún más su proceso educativo, su salud mental y su desarrollo. Volver a clases puede aliviar esta situación.

SEPARADOR

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Brócoli, arbolitos llenos de vitaminas
Alimentación

Brócoli, arbolitos llenos de vitaminas

Borges y la Luna
Tiempo libre

Borges y la Luna

Más compartidos
5 datos sobre el complejo B y la vitamina B12
Salud

5 datos sobre el complejo B y la vitamina B12

Cuento de amor con perros guía
Salud

Cuento de amor con perros guía

Le puede interesar
Fútbol a los 70
Testimonios

Fútbol a los 70

¿Son seguras las piscinas?
Actividad física

¿Son seguras las piscinas?