Cinco señales para identificar una relación tóxica

Por: / Abril 2022

Diana Paéz Castaño, psicóloga clínica con perspectiva de género, explica cuáles son los comportamientos nocivos más comunes en una relación insana.

SEPARADOR

Es común que en una relación haya problemas, desacuerdos y discusiones. Sin embargo, estas dinámicas dejan de ser normales cuando empezamos a sentirnos agotados, infelices y dejamos de disfrutar la vida en pareja; es ahí cuando podemos denominar una relación como “tóxica”, un término que ha tomado fuerza en los últimos años para nombrar aquellas relaciones donde reina el miedo, la angustia y demás sentimientos negativos que se disfrazan o justifican en nombre del amor. 

En ocasiones, la gran dificultad para salir de este tipo de relaciones es precisamente determinar que estamos en una. Esto sucede porque es difícil identificar las señales de alerta cuando se han normalizado comportamientos nocivos.

Junto a la doctora Diana Paéz Castaño, psicóloga clínica con perspectiva de género, hicimos una lista de cinco señales a tener en cuenta para identificar una relación tóxica:

1. Pérdida de autonomía y capacidad de decisión. En estos casos, la voz de la persona queda reducida y se impone la de su pareja para tomar toda clase de decisiones: desde la forma de vestir, hasta el uso de recursos económicos propios. 

2. Manipulación emocional. La señal más clara de manipulación emocional se da cuando una persona hace dudar a su pareja de la percepción de sí misma o del mundo en general. A esta práctica se le conoce como gaslighting y consiste en minimizar las sensaciones o sentimientos del otro con argumentos que le hacen creer que está exagerando o que perdió la cordura. 

Cuerpo Texto relaciones toxicas

3. Separación de amigos y familiares. La soledad es una de las señales clave en una relación tóxica, porque la persona que busca ejercer control en su pareja trata de reducir al máximo su red de apoyo con el fin de generar una dependencia absoluta. 

4. Disminución de la autoestima. También sucede que la pareja hace comentarios constantes sobre la apariencia del otro o lo culpa de los problemas de la relación. Esto genera pérdida de confianza y desesperanza por el futuro. 

5. Miedo constante. El miedo es un común denominador en las relaciones tóxicas y se traduce en temor al abandono, la crítica y el rechazo, lo que genera una dependencia que no permite salir de la relación. 

Reconocer que se está en una relación tóxica permite tomar la decisión de terminarla, pues lejos de aportar felicidad, está causando un gran malestar emocional y puede poner en riesgo su salud mental y física. Aún cuando es posible corregir comportamientos en las relaciones, las conductas tóxicas están directamente relacionadas con el abuso verbal, emocional o físico y nunca serán admisibles, por lo tanto requieren de medidas inmediatas. En estos casos, lo mejor es  acudir a un profesional de la salud mental que pueda brindar una guía clara para salir de ahí sin ponerse en riesgo. 

 

*Periodista de Bienestar Colsanitas y Bacánika.

SEPARADOR

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar
A la hora de calentar
Actividad física

A la hora de calentar