Cómo elegir el mejor aceite

Por: / Ilustración: Florencia Capella / Diciembre 2021

En los últimos años se ha insistido en la importancia de cocinar con aceites de origen vegetal, pero hay muchos de ese tipo. Entonces, ¿cuál elegir? Revisamos las principales características y los usos de cada uno.

SEPARADOR

 

Canola

La canola es una planta de la misma familia de las coles, el brócoli y la mostaza. El aceite se extrae de las semillas y es sumamente cardioprotector: por su balance de ácidos grasos poli y monoinsaturados, previene la formación de trombos, reduce el colesterol total y evita que se acumule grasa en el hígado. Frente al de oliva, el aceite de canola tiene la ventaja de que resiste temperaturas elevadas, por lo que se puede usar para freír y hornear.

Oliva

Es único por sabor y viscosidad. Aporta una buena cantidad (hasta un 75%) de ácidos grasos monoinsaturados (omega 3 o ácido oleico) y un 10% de poliinsaturados (omega 6 o ácido linoleico). Estos ácidos grasos se denominan esenciales, precisamente porque son indispensables para la salud y el organismo no los produce, debe recibirlos de la dieta. La recomendación es usar las presentaciones virgen y extra virgen para darle sabor a las ensaladas, pastas y en preparaciones que no requieran cocción, debido a que con el calor pierde buena parte de los ácidos grasos que protegen el corazón.

Maíz

Como los anteriores, no contiene colesterol. Con el uso repetido tiende a formar sustancias tóxicas, por lo que conviene desecharlo después de usarlo para freír. Por su gran resistencia a altas temperaturas, es uno de los más usados en restaurantes y en la industria alimenticia para elaborar margarinas, mayonesas, postres, platos congelados y productos de repostería. En cosmética también se emplea como materia prima.

AceitesVegetales CUERPOTEXTO

Hay muchos aceites de origen vegetal.

Girasol

Es más económico que los aceites de oliva o de canola, lo que no significa que sea de menor calidad. Se extrae a partir de semillas de girasol, y se ha comprobado que reduce los índices de triglicéridos; también previene la enfermedad cardiovascular. La gran cantidad de vitamina E que contiene permite catalogarlo como un excelente antioxidante. Eso ha llevado a que la industria cosmética lo adicione como humectante y emoliente en cremas faciales y champús.

Sésamo o ajonjolí

Se dio a conocer por sus usos en la medicina oriental como antiinflamatorio y analgésico; incluso se le han otorgado propiedades como revitalizante y tranquilizante del sistema nervioso central. También se le considera un aliado del sistema cardiovascular. Sirve para cocinar a temperaturas elevadas, como aderezo en ensaladas y como ungüento para mascarillas y masajes corporales, debido a que hidrata el cuero cabelludo y mejora el aspecto de la piel.

Juntos y revueltos

El organismo necesita grasa para funcionar adecuadamente. Para garantizar que la dieta proporcione los ácidos grasos que el cuerpo necesita hay que usar todos los aceites vegetales en las diferentes preparaciones y dejar por fuera los que digan en la etiqueta que tienen más del 20% de grasas saturadas. Aderezar con oliva, cocinar con canola, freír con girasol y consentir la piel con sésamo es una buena forma de darle al cuerpo lo necesario.

 

SEPARADOR

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar