Tipos de medicamentos según su uso

Por: / Enero 2023

Existe un gran catálogo de fármacos en el mundo que son utilizados para tratar distintas dolencias, enfermedades y alteraciones del cuerpo. Le contamos cómo se clasifican para ayudarle a que los use responsablemente. 

SEPARADOR

Los fármacos se pueden clasificar según su vía de administración, código ATC (Anatómico, Terapéutico y Químico) o por sus indicaciones. Este último es la forma más sencilla de categorizarlos porque se enfoca en el uso y función del medicamento. Estos son los tipos más comunes:

1. Analgésicos: utilizados para aliviar el dolor físico, como dolor de cabeza, golpes o heridas. Pueden ser opiáceos, que pueden generar dependencia, y no opiáceos, muchos de los cuales pueden administrarse sin prescripción médica.

2. Antiácidos: reducen la acidez y las secreciones gástricas. Actúan neutralizando o disminuyendo la acidez del estómago. Pueden causar estreñimiento o diarrea.

3. Antialérgicos: alivian los efectos de las reacciones alérgicas. Los más comunes son los antihistamínicos, que actúan bloqueando la histamina, sustancia que libera el organismo durante las reacciones alérgicas o hipersensibilidades.

4. Laxantes y antidiarreicos: los laxantes alivian el estreñimiento ocasional mediante lubricación o aumento del movimiento intestinal. Deben usarse con moderación porque pueden alterar la flora intestinal y la absorción de nutrientes. Por otro lado, los antidiarreicos alivian y detienen la diarrea.

5. Antiinfecciosos: detienen las infecciones del cuerpo. Se clasifican en antibióticos (combaten bacterias), antifúngicos (combaten hongos), antivirales (combaten virus) y antiparasitarios (combaten parásitos). Se deben usar únicamente con prescripción médica porque algunos agentes del cuerpo pueden volverse resistentes al usarse indiscriminadamente.

6. Antiinflamatorios: reducen los efectos de la inflamación. También hay algunos que tienen funciones analgésicas para ayudar a combatir el dolor.

7. Antipiréticos: disminuyen la fiebre y tienen propiedades analgésicas, como el ácido acetilsalicílico (aspirina).

8. Anticonvulsivos: combaten, interrumpen y controlan las convulsiones o ataques epilépticos. También pueden ayudar a calmar el ardor o dolor causado por alteraciones nerviosas.

9. Antitusivos y mucolíticos: los antitusivos son medicamentos utilizados para tratar la tos seca irritativa. Su uso debe estar supervisado porque pueden generar adicción. Por su parte, los mucolíticos tienen como función diluir y expulsar el moco para mejorar la respiración.

SEPARADOR

LA CIFRA

Más del 50 % de todos los medicamentos se recetan, dispensan y se venden de forma inadecuada, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, OMS.

SEPARADOR

Tenga en cuenta

- De venta libre: aquellos que se pueden comprar sin necesidad de prescripción médica. Pueden ser analgésicos, vitaminas, antialérgicos, medicamentos para el resfriado, laxantes y antiácidos. Se deben usar siguiendo las recomendaciones de uso que vienen impresas en el envase o, preferiblemente, según indicaciones de un profesional de la salud.

- De prescripción: requieren de una fórmula médica para su venta y uso. Son usualmente prescritos para la hipertensión, infecciones, diabetes y cáncer, así como para dolores fuertes y desequilibrios hormonales.

- De control especial: son elaborados a partir de sustancias que pueden generar dependencia. Por esta razón, su comercialización está supervisada por el Estado. Se incluyen dentro de esta categoría a los analgésicos narcóticos, algunos anticonvulsivantes y medicamentos para tratar algunas enfermedades psiquiátricas.

Medicamentos CUERPOTEXTO

Recomendaciones para un uso responsable de medicamentos:

- Siga cuidadosamente las instrucciones del envase del medicamento o de la prescripción médica.

- Mantenga una lista de todos los fármacos, vitaminas, minerales y medicamentos naturistas que usa, y comparta esta información con su médico.

- Guarde sus medicamentos en un lugar fresco y seco donde los niños y las mascotas no puedan alcanzarlos.

- La medicación en niños debe ser vigilada por su acudiente o un adulto responsable.

 

 

 

Este artículo hace parte de la edición 185 de nuestra revista impresa. Encuéntrela completa en este enlace: https://www.bienestarcolsanitas.com/images/PDF%20ED/Bienestar185.pdf

 

 

 

 

*Periodista y creadora de contenidos de Bienestar Colsanitas y www.bienestarcolsanitas.com.SEPARADOR

 

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar