La música infantil: más que un juego

Por: / Agosto 2022

Cada día crece la oferta de espectáculos musicales para niños, con géneros que van desde la música folclórica hasta el rock. Un periodista especializado revisó tres propuestas.SEPARADOR

Quienes tenemos hijos o sobrinos pequeños, seguramente ya hemos emprendido la búsqueda: ¿Qué opciones hay de llevarlos a un buen espectáculo, más allá de la película de dibujos animados de moda? Lo cierto es que la música comienza a jugar un papel muy importante dentro de la oferta de entretenimiento infantil, y ya es común ver conciertos programados todos los fines de semana. Los hay de muchos tipos: desde los cantos tradicionales hasta el rock, pasando por espectáculos de narración salpicados de canciones. En la escena actual de la música infantil, tres mujeres están llevando la batuta. Éstas son sus historias y sus proyectos.

María del sol: historias con canciones

Una visita a las secciones infantiles de las buenas librerías resultará en la familiaridad con el nombre de María del Sol Peralta: lo suyo son libros bellamente ilustrados que siempre se acompañan con un CD. Con… cierto animal o Tomatina Curatodo, entre otros, son lo que podría llamarse experiencias multimedia para niños. Las canciones (algunas propias y otras de la tradición oral) se van hilando gracias a relatos fantásticos como el de la chica que recorre el mundo en bicicleta para encontrar el amor. Y en vivo, esos relatos logran mantener la atención de los niños durante 50 minutos o más.

Ese talento viene por sangre. María del Sol es nieta de Sylvia Moscovitz, la pionera de los espacios infantiles en la televisión colombiana. A finales de los años sesenta, Rondas y canciones y Caracolito mágico se transmitían en directo desde los estudios de Inravisión. Años después, los libretos de aquellos programas cayeron en manos de María del Sol. Fue la inspiración para Cantaclaro, el proyecto que mezcla todas sus obsesiones: la narración y la música antigua, sobre todo los romances y las piezas de juglaría. “Mis ideas son chifladas porque parten de la literatura”, confiesa ella. “Por fortuna trabajo con un gran equipo de músicos que traducen mis ideas”.

MUSICA NINOS2 CUERPOTEXTO

Hitayosara: a la una la laguna

En aquel proyecto de Cantaclaro trabajó en algún momento Hitayosara Ojeda. Hoy al frente de un recital llamado A la una la laguna (también se consigue en formato de libro-disco), le da nueva vida a las canciones infantiles que escribió su padre hace cuatro décadas. Hitayosara es la hija del compositor Jairo Ojeda, cuyo disco Todos podemos cantar de 1979 tuvo un éxito sin precedentes en la música infantil colombiana (solo comparable a otro proyecto contemporáneo, el de los Canticuentos).

“Mis papás siempre se preocuparon por buscar música infantil de aquella época, algo mucho más complicado que ahora que tenemos acceso a miles de propuestas”, recuerda Hitayosara, y cita a una gran compositora argentina: “Yo desde chiquita oía los casetes de María Elena Walsh y fue una de mis grandes influencias”. Los conciertos de este proyecto son un deleite de instrumentos acústicos. En un semicírculo se ubica la familia extendida: Jairo, que ya es abuelo, Hitayosara y su esposo (y, en un ejemplo de civilización, también su ex novio) van construyendo el sonido lentamente. De todas las propuestas ésta es la más apacible, no hay agitación ni efectos especiales, pero la música resulta hipnótica incluso para los más pequeños.

Paula ríos: rock para los pequeños

La llegada más reciente a este circuito infantil es la de Paula Ríos. Su agrupación, nominada al Grammy Latino, se llama Rockcito y tiene todos los elementos de una banda de rock, guitarra eléctrica incluida. Paula tuvo una fugaz carrera como cantante pop con el respaldo de una importante disquera, pero no hubo suerte: “Me encontré con que la música comercial no era lo que yo soñaba”, recuerda. “Tenía que ir a eventos super chic, con periodistas de farándula que me aconsejaban cambiar de look, cosas que nada tenían que ver con la música”.

Paula fue sincera consigo misma y se retiró de ese mundillo para dedicarse a dictar clases de música en el jardín infantil Espantapájaros, que dirige la escritora Yolanda Reyes. El contacto con los niños la hizo sentirse más cómoda y afloró una creatividad nueva. Surgieron canciones sobre personajes como el tiburón azul o el elefante baterista. Pero ante todo una certeza: que no por dirigirse a niños había que cambiar el género musical. Si lo que salía de su cabeza era rock, así debía sonar.

MUSICA NINOS1 CUERPOTEXTO

En resumen, hay una escena creciente y buenas propuestas para el público infantil. A estos tres casos habría que sumarle el interés que han mostrado por este repertorio artistas que no son infantiles, como María Mulata (que prepara un espectáculo de Navidad con coro de niños), Velandia y la Tigra (en colaboración con el jardín infantil La Ronda) o Jorge Velosa y los Carrangueros (que cada cierto tiempo desempolvan su espectáculo Lero Lero Candelero). Hay variedad y, sobre todo, oferta para que nuestros niños escuchen buena música y vayan afinando el gusto en la diversidad.

 

*Periodista musical y escritorSEPARADOR

 

Etiquetados con: Música / Niños / folclor / propuestas /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar