Consejos para evitar la procrastinación

Por: / Ilustración: Camila López / Enero 2023

El cerebro evita o aplaza la realización de algunas tareas que identifica como molestas. Le enseñamos algunos métodos para que entrene su cerebro y evite la procrastinación.

SEPARADOR

La procrastinación es una conducta evitativa y de aplazamiento que ocurre cuando observamos alguna actividad como un reto que requiere tiempo, esfuerzo, concentración y dedicación. El evitar ciertas actividades o tareas pendientes hasta llegar al tiempo límite genera unos altos niveles de estrés en el cuerpo y libera una serie de sustancias como las hormonas del cortisol y la adrenalina.

“Esto genera ciertas respuestas del organismo y un estado de alerta en el cuerpo. Tal vez es por eso que hay personas que dicen que trabajan mejor bajo presión pero lo que ignoran es que estos niveles de estrés tan recurrentes generan enfermedades”, asegura Viviana Carolina Zapateiro, psicóloga adscrita a Colsanitas.

Un término que está de moda

De acuerdo con la especialista, actualmente hay un aumento de casos de procrastinación porque estamos en un entorno y en una sociedad en donde cada vez todo es más automatizable, rápido e instantáneo. Eso mismo hace el cerebro, agiliza procesos para desarrollar las tareas de una manera funcional y ágil. Entonces, al enfrentarnos a situaciones complejas o tareas que sabemos que nos van a tomar mucho tiempo el cerebro reacciona de modo evitativo, por eso percibimos este tipo de actividades como aburridas y difíciles.

¿Por qué procrastinamos?

- Lo que sucede en el cerebro

El cerebro es una máquina maravillosa que comprende los movimientos, el lenguaje, la inteligencia, la memoria, las emociones y procesa la información que recibe a través de los sentidos. Dentro de él se encuentra el sistema límbico que regula la memoria, el hambre, los instintos sexuales y las emociones como el miedo, alegría, tristeza y rabia. Por su parte, la corteza prefrontal del cerebro, es la que nos permite entender esas emociones e identificar el impacto que tienen en los pensamientos. Entonces, cuando nos enfrentamos con tareas o situaciones que queremos evitar, nuestros instintos nos impulsan a realizar otras actividades para huir de aquella que nos genera molestias. Sin embargo, en el documental How To Overcome Procrastination se explica que la procrastinación llega hasta el punto en que razonamos (corteza prefrontal) y entendemos que por más difícil que sea la tarea es una obligación que se debe cumplir. En ese momento suele aparecer el estrés y las sensaciones de malestar asociadas, porque el organismo se encuentra en un estado de alerta.

- Distractores

Otro factor importante que nos lleva a procrastinar son las distracciones que nos alejan de cumplir ciertas tareas. “A esto se le conoce como saturación cognitiva, entonces estamos pendientes de las redes sociales o de prepararme el almuerzo, si trabajo en casa, y todo eso hace que no tengamos una noción de aprovechamiento del tiempo y que tengamos poca concentración al momento de hacer nuestros deberes”, explica Zapateiro.

- Temor al fracaso

El cerebro se pone alerta cuando se producen pensamientos que predisponen y generan la sensación de dificultad. Aquellos pensamientos negativos y de temor al fracaso están directamente relacionados con el aplazamiento de los deberes porque el cerebro se siente en peligro debido a la dificultad, a la extensión de la tarea o las posibles críticas que se puedan recibir. Todo esto también se acentúa si una persona tiene una baja autoconfianza y autoestima.

Procrastinar CUERPOTEXTO

Consejos para evitar la procrastinación

La neuroplasticidad es la capacidad que tiene el cerebro para recuperarse, reestructurarse y adaptarse a nuevos hábitos y situaciones. Por lo tanto, es posible entrenarlo para evitar la procrastinación. Aquí algunos consejos:

1. Acompañamiento psicológico: el temor al fracaso, los pensamientos negativos, la baja autoestima y la falta de autoconfianza pueden generar no solo procrastinación sino también hábitos que pueden afectar la salud mental. Por eso, buscar ayuda psicológica puede ser una buena opción para aprender a moldear los pensamientos, fortalecer la autoestima y la seguridad para enfrentar los retos de manera más positiva.

2. Estructurar las tareas: antes de empezar las actividades del día organice las tareas en una agenda, empiece por el orden de importancia y divida en pequeñas partes aquellas que requieran de más esfuerzo y tiempo. La clave está en hacer una lista de deberes que sea realizable a lo largo del día, teniendo en cuenta las fechas de entrega y dejando un tiempo para hacer pausas activas.

3. Evitar distractores: mantenerse alejado de distractores como el celular al momento de hacer las tareas del día es una buena opción para cumplir con las metas propuestas. La clave está en hacer intervalos cronometrados, por ejemplo 30 minutos trabajando y cinco para revisar el celular, y hacer pausas activas. De ese modo no habrá una saturación cognitiva ni una sobrecarga muscular por estar en una misma posición durante mucho tiempo.

4. Salir de la comodidad: una buena forma de entrenar al cerebro es retarlo para que se adapte a los buenos hábitos. Los retos no siempre tienen que estar relacionados con el trabajo sino también con otras actividades como realizar nuevas recetas, hacer ejercicio o leer un libro. Esto evita la rigidez cognitiva y nos permite ser más flexibles respecto a nuestras acciones. A largo plazo, mejorará nuestra creatividad y espíritu aventurero.

5. Sistema de recompensas: si le cuesta realizar algunas tareas cotidianas le gustará obtener alguna recompensa cada vez que las adelante o las realice. Este método mantendrá sus ganas de finalizar un proyecto, mejorará sus hábitos y lo hará más disciplinado a largo plazo. El premio puede ser un dulce, una fruta o ver algunos minutos de una serie que disfrute.

6. Trabajar en equipo: apoyarse en otras personas puede ser una buena forma para mantenerse enfocado en la realización de tareas. El trabajo en equipo es un excelente método para mejorar sus relaciones, su autoconfianza y la forma en que divide sus deberes para lograr los objetivos.

 

 

Este artículo hace parte de la edición 185 de nuestra revista impresa. Encuéntrela completa en este enlace: https://www.bienestarcolsanitas.com/images/PDF%20ED/Bienestar185.pdf

 

 

 

 

*Periodista y creadora de contenidos de Bienestar Colsanitas y www.bienestarcolsanitas.com.SEPARADOR

 

Etiquetados con: procrastinación / Cerebro / métodos / entrenar /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar