Diez semanas para preparar la llegada de un bebé

Por: / Ilustración: Alejandra Balaguera / Marzo 2022

 

Estos consejos prácticos le ayudarán a aprovechar el tiempo y evitar que esta tarea se convierta en una carga.

  SEPARADOR

Esperar un bebé implica organizar la casa para su llegada; por eso, les compartimos un desafío sencillo de diez semanas para que usted y su pareja puedan lograrlo antes del nacimiento.

Primera semana

Empezar por el espacio donde dormirá el bebé

Durante esta semana, procure desocupar la habitación o despejar el espacio donde ubicará la cuna o moisés. Haga un aseo profundo y escoja el color y el diseño que desean para este espacio. Recuerde que los colores claros dan amplitud al espacio y es mejor no recargarlo con mucha decoración. 

Antes de comprar los muebles o heredarlos se debe medir el cuarto y hacer un bosquejo de dónde se ubicará la cuna, el cambiador y los demás muebles, para que todo esté distribuido sin inconvenientes. Puede empezar por pintar las paredes para que haya tiempo de que sequen bien y se ventile el olor de la pintura. Si no ha elegido los muebles de la habitación del bebé, esta es la semana para pensar en su diseño, comenzar a cotizar y comprar. 

Recuerde que algunas tiendas de muebles pueden demorarse hasta cuatro semanas fabricando su pedido o la búsqueda de herencias entre sus familiares y amigos también puede ser larga. Si ya escogió un diseño para la habitación del bebé, va muy bien en la tarea.

Segunda semana

Hacer un listado de lo esencial para los primeros dos meses 

Es necesario tener una lista con las cosas básicas que el bebé y la mamá van a necesitar justo después del parto, así no habrá estrés ni angustias por no tener alguna prenda, accesorio, producto de limpieza o medicina básica. Dentro de este listado se puede encontrar lo siguiente (cantidades a su consideración):

LlegadaBebe1 CUERPOTEXTO

- Dos pijamas para recién nacido.

- Tres pijamas de cero a tres meses.

- Bodies, mamelucos, medias y ropa en general de cero a tres meses (no exceder en cantidades porque esta ropa les queda pequeña muy rápido).

- Pañales etapa cero y uno (de la etapa cero no compre en exceso, esos pañales los deja muy rápido).

- Pañitos húmedos o limpiadores.

- Baberos de tela.

- Paños de tela para limpiar saliva (de varios tamaños).

- Tres cobijas.

- Dos sábanas para la cuna.

- Dos toallas para bebé.

- Brassier de lactancia.

- Pijamas para la mamá con botones adelante (facilitan la lactancia).

- Extractor de leche (manual o eléctrico) con todos sus accesorios.

- Cinco teteros de cuatro onzas primera etapa.

- Toallas higiénicas especiales postparto.

- Ropa cómoda para la lactancia.

Semana tres

Organizar el closet y el cambiador del bebé

Se recomienda organizar la ropa y los accesorios por edades: recién nacido, cero a tres meses, tres a seis meses, seis a nueve meses, nueve a doce meses y más de doce meses. Es bueno hacer un inventario de las prendas, accesorios y productos de limpieza de su bebé para evitar compras innecesarias. Recuerde dejar a la mano la ropa de recién nacido para que no se le dificulte encontrarla cuando el bebé esté en casa.

En la zona de cambio de pañal y ropa debe dejar los elementos que usará a diario, como pañales de la etapa correspondiente, pañitos húmedos, crema para proteger la piel del bebé, entre otros, es necesario tenerlos a tres segundos de distancia.

Semana cuatro

Escoger el pediatra

Es importante revisar opciones de pediatras que estén dentro de su seguro médico. Puede pedir recomendaciones a amigos y familiares para que tenga más candidatos dentro de su listado. Antes de llamar a los médicos debe preguntarse qué es lo más  importante para usted, que esté disponible vía chat en caso de inquietudes fuera del horario laboral; que sea amoroso con los niños; que esté cerca de su casa; que sea el más recomendado por las amigas; que tenga reconocimiento profesional, etc. 

LlegadaBebe4 CUERPOTEXTO

Semana cinco

Seleccionar el coche, silla para carro y cargador para el bebé

Es esencial que tenga claros los criterios, acordes con su estilo de vida. Dentro de los más comunes están: 

- Peso del coche (entre más ligero mejor para su manipulación).

- Practicidad al plegarse (puede ser una ventaja para viajar).

- Material de las llantas (entre más durabilidad tengan mejor).

- Tamaño.

- Facilidad para conseguir repuestos y accesorios.

- Precio.

- Capacidad de carga.

Recuerde que para recién nacidos existe un accesorio adicional que se adhiere al coche para darle más seguridad al bebé. Otra recomendación es tener un cargador o fular para poder caminar con las manos libres tanto dentro como fuera de su casa. Además, tenga en cuenta que por reglamentación los bebés deben ir dentro de una silla al ser transportados en carro.

Estos elementos puede heredarlos o comprarlos de segunda mano, solo tenga en cuenta que estén en perfecto estado y que la fecha de vencimiento de la silla para carro esté vigente (si la fecha de fabricación supera los 7 años, se entiende que está vencida).

Semana seis

Terminar de organizar el espacio donde dormirá el bebé

Ha pasado un mes desde el inicio del reto, la cuna y demás muebles del cuarto del bebé deben estar en su lugar definitivo para verificar qué hace falta (como el colchón o las sábanas). Recuerde que hasta la decoración es clave: colgar los cuadros, organizar los juguetes, poner tapetes o cortinas, porque una vez llegue el bebé pasarán a un segundo plano y se arrepentirá de no haberlos usado.

LlegadaBebe2 CUERPOTEXTO

Semana siete 

Dejar lista la maleta para ir a la clínica 

Una vez haya definido la clínica donde tendrá a su bebé, es importante preguntarle al ginecobstetra cuáles son los objetos que se deben incluir en la maleta. Puede organizar la maleta en tres secciones: mamá, papá (o acompañante) y bebé. Por lo general, uno se concentra en lo que se debe llevar para el bebé y se olvida de lo básico para la mamá y su acompañante.

Mamá: dos pijamas tipo camisón con botones en la parte frontal (sin pantalón), productos básicos de aseo, pañales para adultos, toalla, pantuflas, ropa para salir de la clínica, cepillo para el pelo, un par de medias gruesas, protectores de lactancia, cargador del celular, crema de manos e historia clínica de los controles prenatales.

Papá o acompañante: pijama, pantuflas, cargador celular, kit de aseo personal, toalla, muda de ropa, cobija y dinero en efectivo.

Bebé: dos pijamas (el material depende del clima de la ciudad), una cobija hipoalergénica, dos mamelucos cómodos, dos pares de medias, dos gorros, ropa cómoda para regresar a casa, un paquete de pañales para recién nacido, toallas húmedas para bebés, crema protectora de piel, cepillo para pelo.

También puede dejar lista la pañalera de uso diario de su bebé, que deberá contener: pañales, una muda de ropa de cambio, baberos, paños para limpiar, crema protectora de piel, gorro para el sol, gorro para el frío (si vive en una ciudad con este clima), un sonajero o juguete, un chupo de entretención, y el espacio para la carpeta del pediatra.

Semana ocho 

Defina la ayuda que va a tener

Para este punto es importante que analice si va a tener ayuda de terceros para el cuidado de su bebé. Tener unas manos extra siempre será beneficioso, pero las condiciones deben estar claras antes de la llegada del bebé. Todas las personas que ayudarán a cuidar a la mamá y al bebé deben estar vacunadas contra la tosferina, y conocer y acatar su visión de crianza, lactancia y bioseguridad. Familiares y amigos deberán conocer sus roles y tareas. Si tiene la posibilidad de tener ayuda de servicio doméstico, establezca un cronograma semanal de aseo y limpieza, así como un menú de comidas. 

LlegadaBebe3 CUERPOTEXTO

Si no habrá ayuda extra, puede abastecer su alacena y nevera con alimentos que vayan a consumir en los dos primeros meses, prepare comida y congele de forma porcionada, tenga los productos de aseo suficientes y lave baños, sala y cocina de forma profunda para que no tenga que preocuparse por eso durante un tiempo.

Semana nueve 

Preparar la licencia de maternidad y paternidad

Es mejor cerrar proyectos, comunicar a los clientes sobre su ausencia, programar con tiempo los pedidos, capacitar a su reemplazo temporal, redireccionar su correo electrónico al personal (dejando un mensaje automático sobre su periodo de ausencia) y hacerle backup a sus archivos laborales.

Semana diez

Repasar el proceso

En esta última semana, deberá revisar si tiene algo pendiente y hacerlo en el menor tiempo posible, se acerca la hora de conocer a su bebé y le será más complicado realizar estas actividades. Recuerde que puede apoyarse en otras personas para que usted y su pareja finalicen este reto con éxito. Una vez haya cumplido con las actividades de estas diez semanas, sentirá que su vida está más organizada para la llegada de su bebé y los niveles de estrés disminuirán.

 

*Organizadora profesional. Especialista en organización residencial.

SEPARADOR

Etiquetados con: Hogar / Abece / Maternidad / Bebés / Recomendaciones /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar