Mitos y realidades del sexo en el embarazo

Por: / Ilustración: Julia Tovar / Abril 2021

Despejar las dudas y los temores con el médico tratante puede ser el primer paso para comenzar a disfrutar de la sexualidad de una manera plena, teniendo en cuenta cada etapa del embarazo.

SEPARADOR

T

ener o no relaciones sexuales durante el embarazo suele ser una de las dudas más frecuentes de las parejas cuando esperan un bebé. Por ello, hablar con el ginecólogo tratante es la mejor vía para despejar dudas, revisar evidencias científicas para cada caso y desmitificar tabúes.

Como lo concluye el informe “La Sexualidad en el embarazo y puerperio”, del Instituto de Sexología de Barcelona, España: “Una de las etapas más importantes en la vida de la mujer y su pareja es el embarazo. Hoy, que tanto se habla de sexualidad, este sigue siendo un tema del que no se informa, ello genera incertidumbre y ansiedad, porque tampoco se sabe dónde preguntar o informarse”.

Para aclarar las dudas sobre la base de la evidencia científica, y con el fin de conocer cuáles son las preguntas más frecuentes de las parejas, el doctor Christian Roca, ginecólogo y obstetra adscrito a Colsanitas, cuenta cuáles son los temas más consultados y explica cómo cambia la situación en cada etapa del embarazo.

Para empezar, dice el doctor, “debemos ser abiertos y claros en la consulta; por lo general este es un tema que genera pudor, pero como especialistas debemos abordar el control del embarazo en cada una de sus etapas y de sus aspectos, y la sexualidad de la pareja es uno de ellos”.

Sexo y embarazo CUERPOTEXTO
*Ilustraciones por Julia Tovar. Instragram: @juliatovarillustration.

Cada etapa trae cambios

Ahora bien, explica el doctor Roca, los temores tanto de las mujeres como de los hombres son distintos y se relacionan con cada etapa de la gestación. Así, mientras en el primer trimestre ella puede experimentar grandes molestias por náuses, vómitos y cambios de humor, los hombres sienten que una relación sexual podría provocar un aborto en los primeros meses. 

En el segundo trimestre, la mujer está habituada a las hormonas y al no tener los síntomas del primer trimestre se siente más relajada y comienza a experimentar cambios en su cuerpo. Sin embargo, explica el doctor Roca, “el segundo trimestre es, para ambos, un tiempo más tranquilo. Ya no hay temor de un aborto, disfrutan más la nueva etapa y no hay impedimentos físicos porque los cambios en su cuerpo no son tan drásticos.

En cambio, cuando llega el tercer trimestre, el abdomen crece, la mujer se siente más pesada, puede tener algunas molestias, dolores pélvicos y se le dificultan ciertos movimientos. El hombre, por su parte, siente más temor porque ya el bebé está más grande y sus movimientos son más evidentes.

Dudas más frecuentes

De acuerdo con las explicaciones del doctor Roca, y tendiendo claro lo que pasa en cada trimestre, estas son las dudas más frecuentes de los futuros padres acerca de tener o no sexo en el embarazo.

Una relación sexual puede causar aborto en el primer trimestre de embarazo.

Falso. Tener relaciones sexuales durante el embarazo no provoca un aborto espontáneo. La mayoría de los abortos espontáneos ocurren porque el feto no se está desarrollando normalmente. No hay relación de la actividad sexual con el aborto.  

Las relaciones sexuales pueden hacerle daño al bebé.

Falso. No es cierto que una relación sexual pueda hacerle daño al bebé. ¿La razón? El embarazo se presenta dentro del útero, que es un órgano con una pared muscular gruesa, fuerte, rodeado de membranas. Además, el bebé está protegido por el líquido amniótico, y el cuello del útero está cerrado por un tapón que se genera desde que comienza el embarazo. En conclusión, es imposible, por estos aspectos físicos, que una relación sexual le genere algún trauma al bebé. 

Durante el embarazo cambia el deseo sexual.

Verdadero. Sí, es posible. En unos casos disminuye, en otros aumenta o sigue igual. También depende del trimestre. Por lo general, explica el doctor Roca, en el primer trimestre puede disminuir por los cambios hormonales que generan las náuseas, los vómitos, el estreñimiento, las fluctuaciones del estado de ánimo, por lo que se presenta un choque emocional en la pareja. El segundo trimestre es más tranquilo, los cambios físicos no son tan marcados y los temores de pérdida ya se han disipado. El deseo sexual puede ser igual o mayor que antes de embarazarse. En el tercer trimestre la mujer puede sentir molestias físicas, y en algunas mujeres se puede incrementar el deseo sexual. Lo recomendable es encontrar la posición más cómoda para ella. 

También influye la percepción de su aspecto. Algunas mujeres se sienten gordas o pesadas y asumen que no son deseadas. Es recomendable hablar del tema y no pensar que su aspecto físico influye en lo que el hombre pueda sentir. Por lo general es una época de amor, comprensión y la relación está más allá de los aspectos físicos.

Lo importante es que se sientan cómodos. Dejar fluir la creatividad, siempre y cuando se tenga presente el placer y la comodidad mutuos.

Se pueden transmitir infecciones a la embarazada durante las relaciones sexuales.

Verdadero.  De acuerdo con información de la Clínica Mayo, cuando el hombre o la mujer tienen relaciones con distintas parejas se incrementa el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual, y algunas pueden ser graves para la mujer y para el bebé. Lo recomendable es el uso de preservativo. Si hay un diagnóstico de enfermedad de transmisión sexual, es mejor evitar las relaciones o usar preservativo. 

Hay momentos en que se debe evitar el sexo en el embarazo.

Verdadero. Sí, en casos específicos: cuando hay sangrado vaginal, se está perdiendo líquido amniótico, el cuello uterino comienza a abrirse de manera prematura o hay antecedentes de partos prematuros. Es el médico gineco obstetra quien debe orientar estas limitaciones, con base en la historia clínica de la embarazada. 

Para finalizar, lo mejor que puede hacer la pareja es hablar abierta y tranquilamente con su médico gineco obstetra. Como advierte el doctor Chistian Roca, de Colsanitas, estas dudas se despejan en los controles prenatales, pues el sexo en el embarazo hace parte de la información que deben abordar en cada consulta.

SEPARADOR

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar