¿Cómo prevenir el cáncer de cuello uterino?

Un chequeo a tiempo puede salvar muchas vidas. Conozca de qué manera detectar el Virus del Papiloma Humano y reducir el riesgo de padecer cáncer de cuello uterino.

SEPARADOR

M

ás del 90 % de los casos de cáncer de cuello uterino están asociados al Virus del Papiloma Humano: una infección de transmisión sexual que por lo general es asintomática, pero puede producir lesiones en la piel y las mucosas. Aunque existen más de 100 tipos de este virus, solo dos de ellos son los principales causantes de este padecimiento cervical por el que mueren alrededor de 700 mujeres a diario en el mundo.

Hombres y mujeres pueden transmitir y padecer el virus. La diferencia es que en el cáncer de cuello uterino, está plenamente demostrada la presencia del VPH. Mientras que la presencia del virus en los cánceres genitales de los hombres es mucho menor.

El VPH puede afectar a cualquier persona y no existen variables poblacionales que puedan disminuir o aumentar el riesgo de contraerlo, así lo explica el doctor Juan Carlos Vargas, asesor científico de Profamilia: “El 80 % de la población que tiene vida sexual activa, tendrá contacto con alguno de los tipos de Virus del Papiloma Humano y por eso es tan necesaria su prevención”. Por tal motivo, le invitamos a seguir las siguientes recomendaciones:

Cáncer de cuello uterino

Relaciones sexuales seguras
El uso de preservativo es fundamental para protegerse de esta y otras enfermedades de transmisión sexual. Sin embargo, este método no ofrece una protección del 100 % ante ninguna infección y, en el caso del VPH, es clave reforzar el cuidado con otras medidas como limitar la cantidad de parejas sexuales, pues el condón no cubre por completo el área genital, y la cantidad de personas con las que se sostienen encuentros íntimos determina las probabilidades de contagio.

Vacuna
En Colombia, las mujeres y niñas a partir de los 10 años pueden acceder a la vacuna que les otorga inmunidad contra las cepas más peligrosas del virus. Esta vacuna se aplica en dos o tres dosis (dependiendo de la edad de la paciente). La vacunación masculina está aprobada en el país, pero no está cubierta por la seguridad social.

Citología
La citología cérvico-vaginal es una prueba que debe realizarse periódicamente. Se inicia la toma de la citología convencional alrededor de los 25 años, bajo el esquema 1,1,3. Es decir, se hace la primera citología y si el resultado es normal, la siguiente se toma es al año y luego cada tres años, de persistir normales los resultados. Dependiendo de la historia sexual y reproductiva de la mujer, tanto la primera toma como el intervalo de toma se puede modificar, de acuerdo con la valoración médica. Al ser el Virus de Papiloma Humano una infección asintomática en la mayoría de casos, esta prueba anual es una valiosa herramienta para detectarlo a tiempo.

Prueba de ADN para detección del VPH
Esta prueba tiene gran capacidad para detectar cualquier tipo de VPH y de predecir el riesgo de cáncer de cuello uterino. Si el resultado es negativo y no hay factores de riesgo, la siguiente prueba debe practicarse cinco años después. Desde 2019 las colombianas entre 30 y 65 años tienen garantizado el acceso a ella a través de su EPS.

SEPARADOR

Compartir

Dejar un comentario