Tratamientos cosméticos durante el embarazo

Por: / Noviembre 2021

Teñirse el pelo, hacerse un masaje o entrar a un sauna son dudas frecuentes durante la gestación. Aquí las despejamos de la mano de dos especialistas. 

SEPARADOR

A

lgunas rutinas de belleza inquietan a las embarazadas y son la razón de múltiples consultas al dermatólogo: “¿Puedo teñirme el pelo?”, “¿Qué tratamientos faciales se deben evitar?”, “¿Convienen los masajes?”, “¿Se puede usar el sauna o el baño turco?”, “¿Se corre algún riesgo con la depilación o los tatuajes?”. 

Para conocer cuáles son los tratamientos o productos contraindicados, así como los que no generan ningún riesgo para el embarazo, consultamos con las dermatólogas María Bernarda Durango, de Colsanitas, y Leidy Duarte Duarte, profesora de la Universidad del Bosque. Estas son sus indicaciones:

Para la piel del cuerpo

Durante el embarazo ocurren muchos cambios hormonales y por ello la piel es más sensible a desarrollar dermatitis o resequedad. 

Es recomendable aplicar cremas cosméticas sin olor y libres de alcohol.  

El jabón para baño se debe usar en poca cantidad, porque igualmente tiene sustancias químicas que resecan la piel. Una opción es usar jabones artesanales elaborados con ingredientes naturales. 

Para la piel de la cara 

Se deben elegir los productos de acuerdo con el tipo de piel de la embarazada y sus características, si es seca, mixta o grasosa.

Si aparecen manchas, muy comunes durante el embarazo, no se deben utilizar productos que contengan hidroquinona. Se debe consultar al especialista para que recomiende el producto más indicado.

Cuando la mujer sufre de acné, los tratamientos se deben suspender porque, en la mayoría de los casos, son productos que contienen ácido retinoico, adapaleno y serotonina, y pueden ser riesgosos para el bebé. Es indispensable consultar al dermatólogo.

Igualmente están contraindicadas, por la misma razón, las cremas o medicamentos antienvejecimiento. 

Tampoco es recomendable usar productos nuevos, sin previo control del especialista, porque pueden generar más resequedad o dermatitis. 

Para hidratar la piel, si hay más resequedad de lo habitual, se pueden usar cremas sin alcohol ni aromas. Es decir, productos naturales o neutros.  

Es recomendable usar los mismos productos de maquillaje que se aplicaba antes del embarazo. Si la piel se irrita o reseca, es mejor suspender y consultar.

Las mascarillas usualmente contienen muchas sustancias que no son dermatológicas y pueden generar alergias. Es aconsejable que el especialista recomiende los productos indicados. 

Tratamientos y tintes para el pelo

Aunque no hay estudios que determinen una contraindicación para su uso, es preferible no hacerlo, básicamente por los químicos que se utilizan para la decoloración, que contienen ingredientes tóxicos. 

Si la futura mamá quiere, puede recurrir a rayitos o mechones, algunos pocos, que no utilicen la decoloración capilar y en pocas zonas, lejos del cuero cabelludo. 

Otra opción es la henna o tintes de origen vegetal, libres de químicos, bajo la certeza que sean completamente naturales. 

Manicure y pedicure

Se pueden seguir realizando siempre y cuando se usen productos tradicionales. En ningún caso (ni para pies ni para manos) se deben usar esmaltes semipermanentes ya que los quitaesmaltes o removedores contienen elementos tóxicos. También está contraindicada la exposición a la luz de las lámparas que secan este tipo de esmalte semipermanente.  

Las especialistas recomiendan usar esmaltes tradicionales de cualquier color. 

EmbarazoCosmética CUERPOTEXTO
El manicure y el pedicure se pueden seguir realizando siempre y cuando se usen productos tradicionales. 

Depilación 

Aunque la depilación con cera para mujeres embarazadas no está contraindicada, es preferible no hacerla con este método, pues la piel de la embarazada es muy sensible y puede exponerse a una quemadura. 

Tampoco se indica la depilación con rayos láser. La alternativa más aconsejable es la tradicional cuchilla y mucha humectación. 

Bronceado 

No se recomienda exponerse al sol por mucho tiempo ni broncearse en el embarazo por las mismas razones que se indican para todas las personas: por el riesgo de cáncer. La piel de las embarazadas es más sensible aún. Se debe usar protector solar a diario. 

Las cámaras de bronceado están, definitivamente, prohibidas. 

Tatuaje de las cejas

Aunque no hay estudios suficientes para establecer si las líneas permanentes o microtatuajes para los ojos son perjudiciales para la salud de la embarazada o su bebé, no se recomienda en esta etapa en ninguna parte del cuerpo, porque son procedimientos invasivos realizados con agujas.

El principal riesgo es que pueden transmitir infecciones como hepatitis o VIH, que serían muy graves para la salud de ambos.  

Tampoco se recomienda remover tatuajes durante el embarazo, ya que puede irritar la piel. Las doctoras sugieren hacer este procedimiento después del parto.

Piercing

Si la mujer tiene uno antes del embarazo, no existe mayor riesgo, pero está contraindicado ponerse uno durante el embarazo porque se requiere del uso de agujas, con algunos riesgos de transmisión de infecciones. 

Si quiere retirarlo, no hay inconveniente.

Masajes corporales

Durante el embarazo no es recomendable hacerse masajes con aceites esenciales o aceites de almendras porque pueden generar irritación o alergia. 

Los masajes se pueden realizar en sitios especializados, con un profesional que realice un masaje especial para embarazadas. Lo recomendable es usar geles a base de sábila. 

No se recomiendan los masajes con geles o productos anticelulíticos por su alto  contenido de cafeína que pueden penetrar en la piel.

El sauna, el jacuzzi o el turco están contraindicados porque aumentan la temperatura corporal y puede tener efectos negativos en el feto. 

 

SEPARADOR

Etiquetados con: Embarazo / Mujeres / Belleza / Maternidad / Cosméticos /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar