Ensalada de habichuelines crocantes

Por: / Septiembre 2020

Una manera sencilla y diferente de comer habichuelas, un ingrediente de la despensa colombiana con muchos beneficios para la salud y muy común en nuestra cocina.

SEPARADOR

 
Ensaladas con habichuelas
 
L

as habichuelas son vegetales ricos en vitaminas y minerales, con pocas calorías y llenas de mucha fibra. Incluso, suelen ser una alternativa proteica a las carnes animales. Es un ingrediente fácil de conseguir, común en la cocina colombiana y versátil por la enorme cantidad de recetas donde se pueden usar.

En esta cápsula de Bienestar Cocina, la chef Margarita Bernal nos enseña a preparar una deliciosa ensalada de habichuelines crocantes,  una receta muy diferente para  seguir disfrutando de sus propiedades sin sacrificar el sabor. Esta versión de las habichuelas es más delgada y tierna, pero también se puede preparar con las habichuelas comunes, siempre que se precocinen antes de freír. En la preparación le explicamos cómo hacerlo.

 

Ingredientes 

1 bandeja de habichuelines

6 lonjas de jamón serrano o prosciutto

beneficios de las habichuelas

Vinagreta

Sal en escamas (o la que tenga) al gusto

Pimienta negra recién molida (al gusto)

1 cucharada de miel de abejas (al gusto)

1 cucharada de salsa de soya

1 cucharadita de jugo de limón

1 cucharada de vinagre

¼ taza de aceite de oliva

2 cucharadas de almendras tostadas

1 cucharada de ajonjolí

Aceite vegetal para freír.

Preparación

Lave y corte las puntas de los habichuelines. Séquelos muy bien. Luego, caliente aceite y póngalos a freír por tandas durante 5 a 8 minutos, hasta que se arruguen y cambien de color. Una vez listos, escúrralos en papel absorbente.

Tenga en cuenta: Si usa habichuelas comunes, antes de freír se deben hervir en agua con sal durante 5 minutos, luego cortar la cocción en agua con hielo. Finalmente, se escurren y se secan muy bien.

Si quiere evitar la fritura, se pueden hervir, saltear, cocinar al vapor o al horno con un chorro de aceite de oliva.

Para la vinagreta: Mezcle la miel, la salsa de soya, el jugo de limón, el vinagre, la sal y la pimienta. Vierta el aceite en forma de hilo sin dejar de batir para hacer una emulsión.

Al servir: Sirva los habichuelines calientes a temperatura ambiente. Condiméntelos con la vinagreta. Distribuya el jamón cortado en trozos y decore con las almendras y el ajonjolí.

La vinagreta que sobre se puede guardar en un frasco en la nevera para usar en otras ensaladas.

Si no quiere usar jamón, las habichuelas se pueden acompañar con anchoas, tocineta o champiñones.

Y en vez de vinagreta se pueden condimentar con mantequilla, crema, queso parmesano o sour cream.

¡Buen apetito!

SEPARADOR

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar