Los mejores juguetes para niños según su edad

Por: / Febrero 2020

Mientras juega, el niño aprende a relacionarse con los demás y desarrolla habilidades cognitivas, motoras, físicas y afectivas. Una pequeña guía para escoger los juguetes adecuados según la edad de los niños.

SEPARADOR

L

a oferta de juguetes para niños es extravagante. Hoy un niño puede acceder a un juguete cuando pide un combo de hamburguesa o los papás le compran un huevo de chocolate, cuando pasa por la caja registradora del supermercado, en las fiestas infantiles o simplemente al pasear por cualquier calle de la ciudad ¡Hay juguetes en todos lados!, de todos los precios y para cualquier gusto.

Por eso escoger un juguete para nuestro hijo, o para regalar, a veces suele ser complejo si queremos hacerlo conscientemente. Consultamos a dos expertas en el tema, la residente de Pediatría Lina Montes Valdés, y a la creadora de la marca de juguetes de madera Hatua, Marisabel Jaramillo Tenorio, para aclarar cuáles deberían ser los juguetes para que los niños desarrollen diferentes habilidades en sus primeros años de vida.

CollarCUERPOTEXTO

De recién nacido hasta los tres meses

Teniendo en cuenta que la visión de los neonatos (bebés de menos de cuatro semanas) no está desarrollada completamente, el juego puede hacerse con objetos grandes y de colores primarios (azul, amarillo, rojo) que tengan sonido y algo de textura. Por ejemplo:

Peluches grandes (manejados por adultos). Los bebés no son alérgicos a los peluches, quienes deben alejarse de ellos son aquellos que tienen alguna predisposición comprobada a una alergia pues los peluches acumulan polvo y ácaros.

Objetos con sonido. Cualquier juguete que tenga un sonido definido pero no estruendoso.

Sonajeros. Hay tradicionales y de cintas. Estos últimos sirven para que los padres pasen las cintas por el cuerpo del bebé, suavemente y sin ser repetitivos para no incomodarlo.

Collar de lactancia. Es ideal para que el niño lo observe y agarre este collar en lugar del pelo de la mamá.

SonajerodepisoCUERPOTEXTO

De cuatro meses a un año

La estimulación debe darse no solo con juguetes sino también con acciones. Después de los cuatro meses de nacido el niño presenta más intencionalidad en sus movimientos, se tapa la cara, imita sonidos, se voltea, así que los juguetes grandes, que suenen y sean llamativos, son los apropiados para esta etapa. Por ejemplo:

• Mantas y cobijas pequeñas

• Cubos grandes

• Objetos de diversos materiales: elementos cotidianos que pueden convertirse en juego, por ejemplo las cajas, la arena, el agua. En esta etapa se recomienda brindarle al niño diferentes clases de papel para que pueda rasgarlo.

• Juguetes que puedan mover y arrastrar, por ejemplo un sonajero de piso, pelotas grandes, etc.

CuboCUERPOTEXTO

Entre uno y dos años

En esta etapa los niños quieren moverse y aprenden a hacerlo, entonces son ideales los juguetes que estimulen el movimiento. También empiezan a jugar solos, así que los juguetes que les permitan crear micro mundos también son claves: carpas, cajas grandes, casas de muñecas, cohetes...

En esta parte de su desarrollo son además muy curiosos con todo lo que hay en su casa, por eso quieren abrir llaves, cerrar puertas, tocar interruptores o jugar con candados y cerrojos. Para ese momento es ideal un cubo sensorial, que les permite interactuar con todo lo que hay en casa de manera segura.

También se recomienda:

• Figuras de animales

• Coches, carros de supermercado, elementos que ellos puedan mover.

• Juguetes que los remitan a las labores domésticas que los padres realizan todos los días, por ejemplo, cocinas de juguete, pequeñas escobas y trapeadores, maletines de herramientas.

Este tipo de objetos funcionan perfectamente para niños y niñas. De hecho, todos los juguetes deberían ofrecerse a niños y niñas sin distinción. Ellos deberían poder elegir sin estar mediados por los juicios de los padres o del mercadeo.

BalancinCUERPOTEXTO

Entre dos y cuatro años

Disfrutan el juego con otros niños y las actividades como trepar, hacer equilibrio, caminar por los muros y las dramatizaciones. Por eso el juego al aire libre debe ser la prioridad. Juguetes que pueden funcionar:

• Libros para colorear

• Marcadores

• Arena

•Plastilina

• Bloques de construcción

• Rompecabezas

• Balancín de madera: este ayuda a desarrollar el equilibrio entre otras habilidades

ArcoirisCUERPOTEXTO

Entre cuatro y seis años

Se pueden introducir los juegos con reglas simples, como la lotería didáctica, futbolines, juegos de preguntas y respuestas sencillas, juegos de mesa básicos. También funcionan los juegos de piezas para armar y construir y los ábacos.

¿Cuáles son los juguetes que debemos evitar?

Siga una regla simple: entre más pequeño es el niño más grande debe ser el juguete. Los más pequeños se llevan todo a la boca y luego a sus orificios (nariz, oído), por eso en los primeros meses hay que evitar los juguetes con partes pequeñas, las fichas y los juguetes pesados, pues pueden caer sobre el niño.

¿Madera o plástico?

Los juguetes de plástico suelen ser más frágiles y se pueden romper más rápido, es decir, tienen una vida útil más corta, lo que hace que gastemos más dinero y contaminemos más. Los juguetes de madera son más duraderos, incluso pasan de generación en generación; la mayoría de ellos no requiere pilas, lo que los hace menos contaminantes, y no tienen tornillos, lo que los vuelve más seguros sobre todo para los niños más pequeños. Eso no quiere decir que no tengan sus peligros. En general, siga la regla que expusimos arriba: entre más pequeño sea el niño, más grande debe ser el juguete.

SonajeroCUERPOTEXTO

¿Y las pantallas?

A temprana edad, pasar tiempo frente a la pantalla de celular, televisión, tabletas o videojuegos puede interferir en el desarrollo de habilidades del lenguaje, motoras y sociales, así que, según los pediatras, lo ideal es evitarlas hasta los tres años. Después de esta edad debe hacerse un uso restringido de las pantallas, máximo dos horas al día, aunque lo ideal es una hora.

Lo conveniente es que las pantallas no estén presentes en otras actividades como el estudio, la recreación y mucho menos la alimentación y el sueño. A los menores de seis años no debe ofrecérseles videojuegos, y antes de los nueve debe evitarse el uso de internet. Antes de los 12 los niños no deben acceder a redes sociales, recomiendan todos los expertos.

Si las pantallas y los videojuegos se usan en compañía de adultos, y en la edad apropiada, pueden ser positivos para ellos. Por ejemplo, los videojuegos pueden contribuir al desarrollo de habilidades motoras finas, al pensamiento concreto, al seguimiento de órdenes y a la planeación, y pueden fomentar la paciencia y la tolerancia a la frustración.

 

* Mónica Diago es periodista, interesada en temas de maternidad, crianza y medio ambiente. Comparte contenidos de interés para madres y padres a través de su cuenta en Instagram 

SEPARADOR

Etiquetados con: Niños / Bebés / Jugar / Crianza /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Cinco discos de jazz para oír una y otra vez
Tiempo libre

Cinco discos de jazz para oír una y otra vez

La vida espiritual de los bordadores
Tiempo libre

La vida espiritual de los bordadores

Más compartidos
5 datos sobre el complejo B y la vitamina B12
Salud

5 datos sobre el complejo B y la vitamina B12

Cuento de amor con perros guía
Salud

Cuento de amor con perros guía

Le puede interesar
Deportistas trasplantados ganaron ocho medallas
Crónicas

Deportistas trasplantados ganaron ocho medallas

Electroestimulación muscular
Actividad física

Electroestimulación muscular