Cinco datos que debe saber sobre la deforestación

Por: / Febrero 2022

¿Cuál es la relación de los incendios de las últimas semanas con la deforestación? ¿Cuáles son las causas y consecuencias? Aquí le contamos.

SEPARADOR

En Colombia los incendios forestales de las últimas semanas han consumido miles de hectáreas de la Amazonía y Orinoquía. Esto supone una alerta para la conservación de la biodiversidad de estos bosques que son vitales para frenar el cambio climático. 

1. El daño que han provocado los incendios

Los incendios han destruido 2.300 hectáreas del Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete, en Guaviare, y en el Parque Nacional Tinigua, en Meta, se han presentado 800 alertas de incendios. 

Según cifras del Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas SINCHI, por cada hectárea de bosque quemado en la Amazonía, se pierden 535 árboles en Guaviare y 635 en Caquetá. Además, tan solo a finales de enero, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible contabilizó 3.300 focos con temperaturas elevadas en Amazonas, Putumayo, Caquetá, Guainía, Guaviare y Vaupés, departamentos de la Amazonía colombiana, y señaló que el 80 % de esos focos son incendios forestales. 

SEPARADOR

El dato

Desde 2002, el Parque Nacional Tinigua ha perdido alrededor de 48.000 hectáreas de bosque primario húmedo, según Sandra Vilardy, directora de la iniciativa Parques Cómo Vamos.

SEPARADOR

2. Las causas de la deforestación en Colombia

Ganadería extensiva

La expansión del territorio para uso agropecuario es la principal causa de la pérdida de biodiversidad en Colombia. A pesar de los aportes económicos de la industria, esta actividad genera erosión, deforestación y contaminación en fuentes hídricas. 

Reducir el consumo de carne puede ayudar a disminuir los impactos ambientales de la industria y mejorar considerablemente el estado de salud. Si quiere conocer más sobre el tema puede leer ¿Debemos volvernos vegetarianos?

SEPARADOR

El dato

El pasado 12 de febrero, la Fiscalía imputó por primera vez en Colombia a una persona por deforestación. El acusado es un ganadero que habría sido el responsable de la pérdida de 83 hectáreas de bosque.

SEPARADOR

Siembra de cultivos ilícitos

Los grupos al margen de la ley son los principales responsables de la siembra de cultivos ilícitos en el país. En 2020, se talaron alrededor de 13.000 hectáreas de selva para la siembra de coca, lo representa cerca del 8 % de la tasa de deforestación total en Colombia, según InSight Crime, fundación que se dedica al estudio de amenazas y crímenes de seguridad nacional y ciudadana en América Latina y el Caribe. 

Tala de árboles y minería ilegal

A pesar de que la tala de árboles para la producción de madera representa alrededor del 10 % de la deforestación total del país, según cifras del Ideam, tiene una particularidad y es que es difícil de detectar. Ocurre, principalmente, por la extracción ilegal y el transporte y comercialización de especies de madera como el caoba, cedro y abarco. 

SEPARADOR

La cifra

En 2020 se talaron 171.685 hectáreas de bosques, 8 % más con respecto a 2019, según registros de Minambiente.

SEPARADOR

La minería ilegal genera impacto negativo en los bosques, contaminación ambiental, violencia social, pérdida de especies y una crisis de salud por el uso desproporcionado de mercurio. Estos hechos impulsan la deforestación en el país, principalmente en la Amazonía y el pacífico colombianos. Es difícil de combatir porque este negocio puede mover alrededor de 7 billones de pesos al año, según cifras de La Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

De acuerdo con Rodrigo Botero, director de la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible (FCDS), el fenómeno de la tala de árboles ocurre también como consecuencia de la expansión vial, ya sea con recursos públicos o de economías informales e ilegales como la minería ilegal y los cultivos ilícitos.

3. Las consecuencias de la deforestación en Colombia

Según Rodrigo Botero, las principales consecuencias de la deforestación en el país son:

-Contaminación del aire por las micropartículas que viajan a través del viento e incrementan la contaminación en las ciudades (como sucedió en Bogotá y Medellín).

-Envenenamiento de los suelos y el agua por la utilización de mercurio para extraer oro.

-Pérdida de biodiversidad. 

-Sequías y escasez de agua que afectan a los ecosistemas, animales y la disponibilidad para el consumo humano.

-Violencia en contra de comunidades indígenas y campesinas que residen en las zonas selváticas.

-Cambio climático y calentamiento global.

-Enfermedades de transmisión por insectos o animales que se ven obligados a migrar por las altas temperaturas. 

-Afectación de los cultivos. 

4. Los daños en la Amazonía 

Según el director de la Fundación para la Conservación  y el Desarrollo Sostenible, los efectos en la Amazonía no son irreversibles en su totalidad. Botero explica que si bien los incendios podrían generar la pérdida de especies amenazadas y de aquellas que aún son desconocidas, en el caso de los ecosistemas boscosos, dependiendo del área y el tipo de bosques, hay una mayor resiliencia. “Lo que pasa es que esa recuperación se da en décadas e incluso podría ser en siglos, como los afloramientos del Escudo Guayanés”.

5. Daños irreversibles

Otra forma de daño irreversible, según Botero, es la pérdida del patrimonio arqueológico como caminos, cementerios, restos animales y vegetales, y arte rupestre que podrían quemarse y perderse para siempre sin ser reconocidos.

Por otro lado, de acuerdo con un estudio de la revista científica Nature, el 40 % de la Amazonía podría convertirse en una sabana debido a la deforestación y el cambio climático, lo que significa la pérdida de las especies originales, el almacenamiento de dióxido de carbono y la disminución de las precipitaciones. En consecuencia, ocurren las sequías y los incendios. Además, la ausencia de árboles genera que menos agua sea reciclada en la atmósfera. Por lo tanto, si no se toman acciones efectivas al respecto, la sabanización de la Amazonía será inminente e irreversible, según el estudio.

 

Fuentes: Fundación para la Conservación  y el Desarrollo Sostenible (FCDS), Fiscalía General de la Nación, Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas SINCHI, InSight Crime, Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Nature Communications, Organización de las Naciones Unidas, WWF.

  

 *Practicante de Bienestar Colsanitas

SEPARADOR

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar