Cuidar la boca durante el embarazo

Por: / Agosto 2021

Mantener una buena salud bucal durante la gestación es esencial para prevenir complicaciones.

SEPARADOR

D

urante el embarazo se generan múltiples cambios fisiológicos, metabólicos y morfológicos en el organismo: desde la interrupción de los ciclos menstruales y el aumento del tamaño de los senos hasta el incremento en el gasto cardiaco.

María del Pilar Medina, periodoncista adscrita a Colsanitas y profesora de la Pontificia Universidad Javeriana, advierte que es de vital importancia cuidar la salud bucal de las pacientes gestantes, y recuerda la importancia de que las mujeres embarazadas asistan al odontólogo para conocer y tratar posibles enfermedades orales que podrían tener relación con eventos adversos durante la gestación y el parto.

Según explica, se ha reconocido ampliamente que las infecciones, incluidas las de la cavidad oral, aumentan el riesgo de complicaciones en el embarazo. Con la doctora Medina revisamos algunas dudas frecuentes alrededor del cuidado bucal durante la etapa de embarazo.

¿Por qué sangran más las encías durante el embarazo?

La gingivitis o inflamación de las encías es causada por varios factores: acumulación de biopelícula (placa dental), pérdida de tejido dental producida por la caries, espacio inusual entre dientes, mala higiene bucal, entre otros. La gingivitis afecta entre 50 y 75 % de las mujeres gestantes. Es más común que se presente entre el segundo y el octavo mes de gestación. Los cambios hormonales explican el aumento del sangrado de las encías en las mujeres embarazadas. Es por esta razón que se deben extremar los cuidados de la boca durante el embarazo: no basta el cepillado dos a tres veces al día, hay que usar la seda dental.

¿Qué otras enfermedades bucales se pueden presentar durante el embarazo?

El granuloma piógeno o tumor del embarazo es un crecimiento gingival anormal, asintomático. Se trata de un tumor benigno, único, con un tejido móvil, de color rojo, púrpura o azul violáceo que presenta facilidad para generar hemorragia. Afecta entre el 0,5 y el 5 % de las embarazadas, sobre todo a partir del segundo trimestre del embarazo. Se presenta más frecuentemente en la zona de las papilas y de los dientes anteriores. El tratamiento es la remoción con electrobisturí para disminuir el riesgo de hemorragia. Esta lesión se caracteriza por volver a aparecer y mantenerse durante el embarazo y, en algunos casos, durante la lactancia. No hay forma de prevenirlo.

OdontologíaEmbarazo CUERPOTEXTOEs de vital importancia cuidar la salud bucal de las pacientes gestantes.

¿Y la caries? ¿Se incrementa durante el embarazo?

Aunque existe la creencia de que durante el embarazo se incrementa el riesgo de tener caries, esta asociación no ha sido científicamente demostrada. Sin embargo, durante este periodo la composición de la saliva puede cambiar, y al tener un pH ácido se crea un ambiente favorable a la formación de caries.

La enfermedad periodontal sí presenta una relación estrecha con los cambios hormonales. Se ha observado que los altos niveles de progesterona durante el embarazo estimulan la producción de prostaglandina E2, generando posiblemente un aumento en la inflamación gingival. Los cambios inflamatorios en el periodonto durante el embarazo comienzan en el segundo mes de gestación y alcanzan su punto máximo en el octavo mes. Como se trata de una enfermedad asintomática, lo recomendable es tener controles frecuentes con el odontólogo.

¿Cómo influye la alimentación en la salud oral durante este periodo?

Más que los alimentos, influyen los hábitos de alimentación. La mujer embarazada presenta una menor capacidad gástrica, por lo que suele comer pequeñas cantidades pero más frecuentemente. También los vómitos y el reflujo crean un ambiente ácido propicio para la erosión del esmalte dental. Lo recomendable es tener buenos hábitos de higiene para evitar placa dental, caries y otros problemas.

Además de una buena higiene, ¿de qué otra forma se pueden evitar las lesiones o enfermedades dentales? ¿Hay que tener cuidados adicionales?

No son necesarios cuidados adicionales. La clave está en mantener un equilibrio entre el estado de salud general, la salud oral (que incluye controles odontológicos periódicos), control de biopelícula o placa, sin descuidar la nutrición y los buenos hábitos en general

¿Ante cuáles señales se debe estar alerta?

Sangrado espontáneo al morder algún alimento o al usar la seda y el cepillo, enrojecimiento o inflamación de la encía, ausencia de dolor.

¿Cuándo es el mejor momento para hacer el tratamiento? ¿Es mejor esperar hasta después del parto?

Parte de la preparación para el embarazo debe incluir una cita con el odontólogo para que evalúe la salud oral. Pero si la enfermedad periodontal se manifiesta durante la gestación, se aplica el tratamiento convencional sin impedimentos. La toma de radiografía se hará solo en casos específicos o después del tercer mes de embarazo. Aunque no representa ningún peligro para el feto, la mayoría de las veces se prescinde de este examen diagnóstico.

SEPARADOR

Etiquetados con: Maternidad / Salud oral / Embarazo / Dientes / Madres /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar
Acroyoga. Volar bajo la piel
Actividad física

Acroyoga. Volar bajo la piel

Los beneficios de nadar
Actividad física

Los beneficios de nadar