Historia del tapabocas

Por: / Ilustración: Liliana Ospina / Julio 2020

Esta es una historia llena de giros sutiles. A fuerza de pequeñas innovaciones, médicos, científicos y diseñadores han logrado un objeto protector que aún parece abierto a cambios.

SEPARADOR

 

01 copia02En la obra ‘Escena de la peste de 1720 en la Tourette’ de Michel Apriete se muestra  como durante la Gran peste de Marsella quienes recogían los cuerpos sin vida cubrían sus narices y bocas con telas blancas. Ese es uno de los primeros registros del uso de algo parecido al tapabocas que usamos hoy.

04

Fue hasta finales del siglo XIX cuando se supo que las bacterias son las responsables de una gran cantidad de enfermedades, y solo entonces los médicos empezaron a usar mascarillas en cirugías y éstas fueron concebidas para lo que son todavía hoy: evitar esparcir las bacterias provenientes de la boca y la nariz e impedir el contagio entre cuerpos.

 06te

Uno de los primeros avances en el diseño de los tapabocas ocurrió en 1910 en la ciudad de Manchuria, en el noreste de China, que en ese momento padecía los efectos de una peste neumónica. El médico Wu Lien Teh hizo un tapabocas con varias capas de gasa y algodón muy ajustada al rostro.

0809 copia

Hoy existen muchos tipos de mascarillas con nuevos materiales y funciones. Las hay de material antifluido y desechables, como las quirúrgicas; de tela y reutilizables; y hasta con bolsillos para cambiar los filtros. Parece cuestión de tiempo que el diseño de las mascarillas siga sofisticándose aún más.

11

Una combinación entre las coyunturas de las pestes, las pandemias y el aporte de diseñadores y científicos han sido los responsables de perfeccionar la mascarilla más rudimentaria en la que conocemos hoy: en un objeto de protección seguro. ¿Cuál será, entonces, el aporte de esta época?

SEPARADOR

Etiquetados con: Salud / Covid19 / Pandemia / Coronavirus /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
5 datos sobre el complejo B y la vitamina B12
Salud

5 datos sobre el complejo B y la vitamina B12

Cuento de amor con perros guía
Salud

Cuento de amor con perros guía

Le puede interesar
El cerebro de un atleta
Actividad física

El cerebro de un atleta

Mujeres y fútbol: contra todas las dificultades
Crónicas

Mujeres y fútbol: contra todas las dificultades