Cinco preguntas sobre la osteoporosis

Por: / Enero 2022

La osteoporosis es una condición que afecta los huesos y puede provocar fracturas graves.

SEPARADOR

La palabra osteoporosis traduce “hueso poroso”. En el hueso sano hay unos pequeños espacios en forma de panal de abeja que forman el tejido óseo. La osteoporosis hace que el cuerpo pierda la capacidad de regenerar el tejido y aumenta considerablemente el tamaño de estos espacios causando la pérdida de densidad del hueso. Es por esto que las personas con osteoporosis tienen un alto riesgo de fracturas, fisuras y quiebres de huesos y, según la gravedad de la enfermedad, estas fracturas pueden ocurrir incluso en actividades cotidianas como caminar.

Los huesos que comúnmente se ven más afectados son las costillas, la cadera y la columna vertebral. La osteoporosis puede ocurrir a cualquier edad, pero es más común en adultos mayores, especialmente en mujeres que están en la posmenopausia. Según la Asociación Colombiana de Osteoporosis y Metabolismo Mineral, se estima que en Colombia más de 2.500.000 mujeres tienen osteoporosis y se proyecta que para 2050, esta cifra aumente a 4.000.000.

De la mano de la doctora María José Janiot, reumatóloga adscrita a Colsanitas y presidente de la Asociación Colombiana de Reumatología, resolvemos cinco dudas frecuentes sobre esta enfermedad.

¿Cuáles son los signos de alerta?

“En términos generales, la osteoporosis es una enfermedad silenciosa cuya manifestación clínica inicial más temible suele ser la fractura”, afirma Janiot. Sin embargo, otros signos de alerta son: dolor dorsal relacionado a microfracturas, debilidad general o fragilidad de las uñas, dolor en las articulaciones o rigidez. Es importante consultar frecuentemente al médico para que evalúe y pueda detectar la enfermedad en etapas tempranas.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Según la doctora, hay una gran variedad de factores de riesgo a tener en cuenta. Por ejemplo, haber tenido una fractura por fragilidad previa, tener una historia familiar de osteoporosis o fractura de cadera, y un peso muy bajo influyen. El riesgo aumenta proporcionalmente con la edad. El mal estado de salud en los adultos mayores, la baja ingesta de calcio, algunos desórdenes del apetito o alimenticios y niveles muy bajos de testosterona en hombres y de estrógeno en mujeres, ya sea porque están en la postmenopausia o porque tienen deficiencias estrogénicas durante su vida fértil, son factores que aumentan el riesgo de padecer la enfermedad.

En cuanto a los hábitos, el consumo excesivo de alcohol, el tabaquismo y el sedentarismo también se consideran factores de riesgo relevantes. Finalmente, ciertas condiciones médicas como falla renal, leucemia, diabetes, artritis, condiciones de la tiroides, entre otras, están directamente relacionadas con la aparición de la osteoporosis.

Osteoporosis

¿Cómo se diagnostica?

Se puede diagnosticar osteoporosis por dos métodos. El más común es a través de la densitometría ósea, un estudio recomendado para el análisis de la densidad mineral ósea. Según la doctora Janiot, este es el examen más usado para diagnosticar al paciente. La segunda forma es a través de la identificación de una fractura por fragilidad. Cuando ésta ocurre y no se relaciona con la caída sino con fragilidad, muy probablemente se trate   de osteoporosis severa.

¿Cuál es el tratamiento?  

Lo primero es recibir un diagnóstico y tener un acompañamiento médico multidisciplinario. “En términos generales, la osteoporosis es una enfermedad que evaluamos diferentes especialidades: reumatólogos, ginecólogos, ortopedistas, nutricionistas, deportólogos y endocrinólogos estamos involucrados en su detección y tratamiento”. El tratamiento tiene dos componentes: el farmacológico y un protocolo no farmacológico. Además, es esencial seguir una serie de recomendaciones y establecer hábitos que serán fundamentales para el tratamiento de la enfermedad.

La dieta saludable y el ejercicio se consideran parte del tratamiento. “Se recomienda una dieta rica en calcio y proteínas, acompañada de suplementación de vitamina D y calcio. También será necesario llevar un programa de ejercicio adecuado para la edad y el género del paciente. El ejercicio permitirá desarrollar masa ósea, necesaria para la protección del hueso. En general, un aumento de la masa ósea va de la mano con el aumento de la masa muscular”, afirma Janiot. Un tratamiento riguroso será esencial ya que, según la doctora, “la osteoporosis es una de las pocas enfermedades crónicas que puede revertirse completamente con un adecuado tratamiento”. 

SEPARADOR

La cifra
2.500.000 mujeres tienen osteoporosis en Colombia.

SEPARADOR

Con ejercicio, dieta saludable y un tratamiento farmacológico, una persona puede tener mejoría completa de la condición, reduciendo el riesgo de factura. Aunque es una condición reversible, hay que tener en cuenta que el tratamiento es a largo plazo y que la parte no farmacológica, la cual le corresponde al paciente, pesa tanto o más que los medicamentos.

¿Se puede prevenir?

La prevención de la osteoporosis se inicia desde la infancia: garantizando a los niños, niñas y adolescentes una ingesta adecuada de calcio proporcional a sus requerimientos según la edad. Asimismo, se debe promover la actividad física, ya que esta genera un aumento de la masa muscular y por lo tanto de la masa ósea. “Todas las personas menores de 35 años pueden mejorar su masa ósea y con ello reducir la probabilidad de tener osteoporosis”, afirma la doctora Janiot.

 

 *Periodista de Bienestar Colsanitas

SEPARADOR

Etiquetados con: Salud / osteoporosis / Calcio / Mujeres / Enfermedad / Vida /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar