¿Cómo construir una relación sana con el dinero?

Por: / Ilustración: Jhon Varón / Marzo 2021

Estructurar un plan para manejar la economía del hogar debería ser una regla de cualquier familia. De esa forma se puede ahorrar para conseguir metas más grandes.

SEPARADOR

L

a relación del individuo con el dinero empieza a tejerse desde la infancia y a través de las creencias que tienen los adultos sobre él: “La manera como los padres se relacionan con las deudas, las inversiones, los pagos, incluso la manera como se refieren al dinero, como lo nombran, influye en la creencia que vamos desarrollando sobre él. La familia es el primer entorno de aprendizaje, ahí empieza el niño a gestionar su visión del mundo y del dinero también. Tejemos una conciencia a través de la creencia de los otros”, explica Paola Penagos, psicoterapeuta de familia de Colsanitas.

Así que a la hora de entender cómo estamos manejando nuestro dinero es necesario, primero, hacer esa revisión sobre las creencias que construimos en la infancia y la adolescencia. Juan Camilo González, profesional en Finanzas y relaciones internacionales, fundador del portal misfinanzaspersonales.co, ofrece asesoría para salir de deudas, elevar el ahorro, empezar a invertir, entre otros.  Según el experto, una sana relación con el dinero empieza por hablar del tema en casa, sin tabúes, relacionando al niño progresivamente con el dinero. Esta puede ser una guía para hacerlo:

De 3 a 5 años: no tiene sentido hablar de finanzas pero sí es importante enseñarle el autocontrol. Regular los impulsos y las acciones, no complacer todos sus deseos y explicarle de dónde viene el dinero y lo que cuesta obtenerlo. También se puede inculcar el valor y hábito del ahorro con una alcancía, que les enseña a esperar para conseguir lo que desean y no comprar por impulso.

De 6 a 12 años: se pueden alentar conversaciones generales: ¿cómo se compran las cosas?, ¿cómo llega la plata al cajero electrónico? y al final de esta etapa se puede dar algo de dinero o crear otros formatos de valor (vales, bonos, canjes) que sirvan para obtener algo que quieren, no necesariamente debe ser un bien material, puede ser un incentivo, un plan o una experiencia.

De los 13 a los 21: es el momento de experimentar, planear, manejar sus recursos, tomar decisiones, tener conversaciones sobre ¿por qué existen las marcas y cómo funcionan?, ¿cómo funciona el mercadeo y la publicidad? y en general darle un panorama más amplio sobre el valor de las cosas, del tiempo, del trabajo. Es momento de abrirle una cuenta de ahorros y explicarle cómo puede hacer uso responsable del dinero. 

González afirma que después de esta edad se puede dar un acompañamiento a los hijos en sus inversiones de adulto, aunque deben aprender a resolver sus problemas financieros de manera independiente.

RelaciónDinero1 CUERPOTEXTO

*Ilustraciones por Jhon Varón. Instragram: @john.varon.art.

Hablar de dinero con la pareja

“La charla sobre dinero que toda pareja necesita tener”. Ese es el título de la charla TED en la que Wendy de la Rosa, cofundadora de Common Cents Lab, un centro que trabaja por mejorar el bienestar financiero de personas de ingresos bajos a moderados, enseña por qué es tan importante poner este tema sobre la mesa cuando decidimos vivir con una pareja o formar una familia. La experta especifica tres preguntas sencillas que deben hacerse:

  1. ¿Cuáles son tus metas financieras a largo plazo?

  2. ¿Cómo mides tu éxito financiero?

  3. ¿Cuál es esa única cosa que habrías deseado que tus padres hubieran hecho diferente en cuanto a sus finanzas?

Esa misma recomendación la hace Paola Penagos, para que el manejo del dinero no se convierta en un problema del hogar, es necesario conversar. “Lo principal es llegar a acuerdos antes de que se presenten los problemas. Es una charla que debe darse en cuanto la pareja decide vivir bajo el mismo techo. Esto no significa que lo que se pacte va a funcionar inmediatamente, seguro se va a poner a prueba y luego se podrá negociar”.

Las parejas y el dinero

Diana García es economista y asesora financiera de hogares. En su cuenta de Instagram @mamavirtual comparte consejos muy útiles para mejorar las finanzas familiares. Diana afirma que sea cual sea la decisión que tome la pareja para manejar sus finanzas (con un fondo de dinero separado o conjunto), lo más importante es hablar con honestidad y trazarse metas: “Es ideal que los gastos se repartan de manera proporcional al salario, sin importar quién gane más. Lo primordial es tener claros los objetivos financieros, que pueden ser comunales o individuales, ponerse plazos para cumplirlos y priorizar según los intereses en común. Si establecen reglas y acuerdos, si la comunicación es constante y fluida y no se esconden gastos o compras a la pareja, pueden manejar sus fondos de manera individual”, afirma la economista.

RelaciónDinero2 CUERPOTEXTO

El fondo de imprevistos

Este ahorro le permitirá a la familia solucionar un gasto de emergencia, que no estaba previsto (desempleo, un accidente, reparación o cambio de algún aparato costoso). El monto total de este ahorro debe ser equivalente a lo que la pareja gastaría en seis meses de vida. “Este tiempo se calcula teniendo en cuenta que en Colombia una persona puede tardar, en promedio, seis meses para conseguir empleo”, explica Diana García.

Para empezar, se puede destinar el 3 % de los ingresos totales de la familia para este fin pero a medida que las finanzas estén más organizadas, este porcentaje debe aumentar. Lo ideal es guardarlo en una fiducia o un CDT de corto plazo, en el que se pueda retirar el dinero rápidamente. 

Juan Camilo González menciona los cinco errores más frecuentes en nuestra relación con el dinero:

  1. No prestarle atención a la manera como entra y sale el dinero y gastar más de lo que tenemos. De esta manera no se puede ni invertir ni ahorrar. 

  2. Ocupar todo el cupo de crédito disponible. Lo ideal es no pagar más del 30 % de nuestros ingresos mensuales en créditos.

  3. No ahorrar. Es necesario hacerlo siempre, tener el hábito, aunque sea poco. Una persona que empieza a ahorrar a temprana edad va a ver resultados positivos más pronto.

  4. Olvidarse de invertir. Cuando una persona tiene un buen acumulado puede empezar a invertir y para eso es recomendable buscar la asesoría de expertos.

  5. Ignorar que lo más importante para mejorar el nivel de ingresos es la educación. Al estudiar y capacitarse en algún área de interés permite que nos paguen por lo que sabemos hacer. 

SEPARADOR

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar