Todo sobre los frailejones

Por: / Marzo 2022

Frailejón Ernesto Pérez, una animación de Señal Colombia, nos invita a hablar de la importancia de esta especie de plantas para el ecosistema de páramo. 

SEPARADOR

A estos habitantes del páramo se les conoce como frailejones, pero son un grupo de plantas que se compone de ocho géneros taxonómicos con muchas especies representativas de las zonas de páramo, el más conocido es el Espeletia.

1. ¿Cómo se reconocen?

Los frailejones crecen en forma de roseta, su principal característica física es que sus hojas están llenas de “vellos” (aunque no todas tienen), la mayoría deja sus hojas muertas pegadas al tallo y posee flores en forma de margarita. “Todas estas son adaptaciones a las condiciones de páramo”, explica Amanda Varela, bióloga y microbióloga coordinadora del Comité Científico del Programa Nacional para la Evaluación del Estado y Afectación de los frailejones en los páramos de Andes del Norte.

2. ¿Qué tipos de frailejones hay y cómo se clasifican?

Existen más de 140 especies de frailejones en total. En cada zona hay especies más comunes que otras, como Espeletia Grandiflora en el altiplano cundiboyacense, Espeletia pycnophylla en los páramos de Nariño y Espeletia hartwegiana en la cordillera central.

Para clasificarlos se tienen en cuenta el color de las flores, pues las hay amarillas, rojas y moradas; cómo salen las hojas; su color y cantidad de “vellos”; y la altura que pueden alcanzar, según explica la bióloga Varela.

3. ¿Cuánto vive un frailejón?

Los frailejones pueden vivir cientos de años. Aunque se dice que solo crecen un centímetro al año, la verdad es que pueden crecer de uno a cuatro centímetros al año, dependiendo de la especie. Varela cuenta que hay un frailejón en el Parque Nacional Natural El Cocuy que puede crecer hasta ocho centímetros al año. “De acuerdo con varias investigaciones donde se relaciona la tasa de crecimiento de un centímetro al año y se calcula la altura, un frailejón puede alcanzar a tener varios cientos de años”, cuenta la bióloga.

4. ¿Dónde hay frailejones?

Los frailejones habitan el páramo: un ecosistema frío, húmedo, lluvioso y, en ocasiones, lleno de neblina, ubicado en la pirámide de pisos térmicos entre los glaciares y el bosque altoandino, sobre los 3.000 y los 3.800 metros de elevación. Es un territorio catalogado como el ecosistema de alta montaña más biodiverso del mundo.

Aunque, en un sentido amplio, hay páramos en todos los continentes de la zona tropical, solo es posible encontrar frailejones en los páramos de Venezuela, Colombia y el norte de Ecuador.

Colombia es el país con más especies de frailejones en el mundo: tiene entre 80 y 90 de las más de 140 especies que existen, de las cuales 75 son endémicas. También posee 37 páramos que integran el 50 % del área total de estos ecosistemas en el mundo.

Frailejones CUERPOTEXTO

5. ¿Cuál es la función de los frailejones?

Esta subtribu de plantas cumple una función clave en el sostenimiento del ecosistema de páramo y en la prestación de servicios ecosistémicos; contribuyen a la regulación del agua en el páramo y previniendo la erosión del suelo. Hacen parte de los principales responsables en la captación y regulación del agua. 

Tanto páramos como frailejones son claves en la mitigación de la crisis climática, ayudan a capturar carbono y regulan el proceso de calentamiento global. También son fundamentales en el abastecimiento de agua para el consumo humano, de su ejercicio de captación se toma el 70 % del agua que consumimos y la que se utiliza para la productividad de las ciudades andinas del país.  

6. ¿Cómo recogen el agua?

A través de los “vellos” que tienen en sus hojas capturan el agua de la lluvia, la neblina y el aire, la almacenan en su cuerpo y posteriormente la liberan a la tierra a través de sus raíces.

7. ¿Están en riesgo?

Desde hace tiempo están en grave riesgo, precisamente por cuenta de la crisis climática. En el Congreso Mundial de Páramos de 2002, se señaló que los páramos son un ecosistema muy frágil debido a que la flora y fauna que los compone tuvo que adaptarse a las condiciones extremas. Estos cambios podrían reducir la franja de páramo por el aumento de la temperatura.

A raíz de esta situación, y de la ampliación de la frontera agrícola y pecuaria, la minería, la cacería y la ocupación legal, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible incluyó cinco especies de frailejones en categoría de amenaza.

8. ¿Cuáles son sus principales amenazas?

La minería, la degradación de los ecosistemas por actividades humanas como la agricultura y ganadería, los incendios forestales, el cambio climático (especialmente por el incremento de la temperatura o por cambios en la precipitación que genera sequías extremas), las mega construcciones en los páramos y el turismo insostenible. “Y si sumamos todas las amenazas, resulta muy difícil protegerlos”, dice Varela.

Por otra parte, algunas investigaciones han encontrado larvas, escarabajos y hongos en los frailejones que causan afectaciones graves, incluso la muerte. Aún no se sabe si este es un efecto del cambio climático o una nueva amenaza.

9. ¿Por qué hay que protegerlos?

Además del servicio que prestan a los humanos, con la captación, regulación y distribución del agua, todos los seres del planeta mantienen interacciones con otros seres. Los frailejones interactúan con insectos que los polinizan, mamíferos que se alimentan de ellos, anfibios que los usan de refugio.“Hay toda una interacción entre los frailejones y el resto de seres a su alrededor. Si desaparece la planta, se puede generar una pérdida en cadena de muchas otras especies”, explica Varela.

10. ¿Cómo protegerlos?

Colombia cuenta con distintas leyes para proteger las zonas de páramo. Carlos Sarmiento, geógrafo del programa Páramos y Bosques de USAID, explica que este es el ecosistema más protegido por la ley colombiana, pero el problema es llevarla a la práctica y hacer que se cumpla.

Algunas de las acciones concretas que podemos hacer como turistas si visitamos una zona de páramo es no hacer quemas, seguir senderos para no pisotear las plantas jóvenes y no quitarles las hojas. Los residentes de la zona no deberían introducir ganado ni especies invasoras. Al proteger los páramos se protegen los frailejones.

Y entre las acciones que podemos realizar también están todas aquellas encaminadas a mitigar las consecuencias generadas por el cambio climático porque esta amenaza, sumada a las demás, resulta devastadora, tanto para los páramos, como para los frailejones.

 

 *Periodista de Bienestar Colsanitas

SEPARADOR

Etiquetados con: Medio ambiente / Actualidad / Frailejones / Tendencias /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar