Cuatro preguntas sobre la variante Ómicron

Por: / Diciembre 2021

La nueva variante genera preocupación por su aparente capacidad de evadir los anticuerpos. Sin embargo, hace falta investigación para poder asegurarlo y determinar los retos que representa.  

SEPARADOR

L

a Organización Mundial de la Salud declaró una nueva “variante de preocupación” que se detectó gracias a la vigilancia genómica que se ha fortalecido durante la pandemia en distintos países, en este caso, Sudáfrica. La preocupación radica en su aparente capacidad de eludir la respuesta inmunitaria y aumentar la transmisión en comparación con la variante Delta; lo que quiere decir que existiría una mayor probabilidad de contagio en la población mundial. Sin embargo, hacen falta estudios para saber cómo es su comportamiento en personas vacunadas.

¿Dónde se originó esta variante? 

Fue reportada por el Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles de Sudáfrica  el 24 de noviembre, después de confirmar 22 casos de la variante en la provincia de Gauteng, la más poblada del país, por lo que se deduce que ya se encuentra presente en otros países del continente. También se confirmaron casos en, por lo menos, diez países europeos.

¿Qué se sabe de los riesgos de transmisión y eficacia de las vacunas? 

Hasta ahora, ómicron es la variante con más cambios en la proteína del pico —la que reconocen los anticuerpos— por eso se cree que se transmite con mayor facilidad, evade al sistema inmune, afecta la eficacia de las vacunas y aumenta la probabilidad de reinfecciones. Pero es prematuro asegurar todo lo anterior.

Estas preocupaciones de los expertos se basan en el estudio del comportamiento de otras variantes como Alpha, Beta y Delta, que han demostrado una rápida propagación. En este caso, teniendo en cuenta el potencial de transmisión que se ha visto hasta ahora y la posibilidad de evadir al sistema inmunológico de la variante Ómicron, se espera un comportamiento parecido a las anteriores variantes, es decir, que se propague por el mundo. 

Omicron CUERPOTEXTO

Se cree que esta variante se transmite con mayor facilidad, evade al sistema inmune, afecta la eficacia de las vacunas y aumenta la probabilidad de reinfecciones. 

¿La variante Ómicron genera una enfermedad más grave? 

Todavía no se asocia con enfermedad grave o muerte, ni con síntomas diferentes a los provocados por la variante Delta. En este momento los expertos analizan el comportamiento de Ómicron y los efectos que pueda tener, para esto es clave medir su potencial de propagación por diferentes países del mundo, que pueden provocar nuevas olas de transmisión del virus o empeorar las que actualmente golpean a algunos países a causa de la variante Delta. 

¿Cuál es la responsabilidad de la salud pública mundial? 

La aparición de esta nueva variante ha suscitado el debate acerca de la falta de solidaridad mundial para asistir a los territorios que hoy no cuentan con un alto flujo de vacunas para sus habitantes, los mismos con mayores brechas económicas y sociales. Esta nueva variante es un claro ejemplo de que, si las medidas de salud pública no incluyen a toda la población mundial, no podremos hacerle frente al virus únicamente con esfuerzos individuales.

El Instituto Global de Excelencia Keralty sugiere fortalecer las intervenciones de salud pública: uso adecuado de tapabocas, distanciamiento, ventilación óptima, medidas de higiene, evitar las aglomeraciones y el hacinamiento en áreas públicas como el transporte, centros de recreación, restaurantes, bares, etc.

Fortalecer la vigilancia genómica y el seguimiento de la circulación de nuevas variantes, así como la optimización de las muestras selectivas en personas procedentes de zonas de alto riesgo.

SEPARADOR

Etiquetados con: Pandemia / Covid19 / vacunación / mundo / Colombia /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar