¿Cómo elegir la cuna, el coche, la silla y el corral del bebé?

Por: / Diciembre 2021

Aunque parece algo obvio, muchos padres anteponen otras características como el color, el diseño, la marca y dejan de lado lo verdaderamente importante: la seguridad.

SEPARADOR

E

scoger la cuna, la silla para el carro, el coche y el corral del bebé es una de las tareas que más ilusiona a los padres primerizos. Sin embargo, a la hora de seleccionar su mobiliario, decorar su cuarto y comprar los accesorios, es necesario pensar en lo primordial: la seguridad.

Además de las características de cada producto, también es fundamental conocer su correcta ubicación en el espacio, ya sea en la casa, en la habitación o en el carro.

Con la asesoría de la doctora Olga Baquero, pediatra, miembro de la mesa de prevención de accidentes de la Sociedad Colombiana de Pediatría (SCP); el doctor Darío Botero, pediatra y puericultor adscrito a Colsanitas, y bajo los parámetros del Consejo Colombiano de Seguridad, la Agencia Nacional de Seguridad Vial y la Superintendencia de Industria y Comercio, estas son las principales recomendaciones a la hora de elegir la cuna, el coche, el corral y la silla de los niños.

La silla del carro
SillaCarro CUERPOTEXTO

Las sillas para el carro, llamadas de retención, son elementos que mantienen a los niños sentados de manera correcta y debidamente anclados al asiento del vehículo. Estas impiden que, ante un accidente, los pequeños se golpeen contra alguna parte del carro o, en el peor de los casos, salgan despedidos.

Por ningún motivo, explica la doctora Olga Baquero, los bebés o niños pueden ir en los brazos, se ha comprobado que corren un grave riesgo al no estar sujetos en su silla. Los expertos recomiendan revisar las características de la silla infantil y sobre todo que no sean usadas, por el desgaste de los materiales de seguridad.

La selección de la silla está determinada por la edad, el peso y el tamaño del bebé. Para un recién nacido se puede elegir una que encaje en el carro y en el coche del bebé, de manera que se pueda trasladar entre uno y otro. Es práctico cuando está dormido y no queremos despertarlo.

Si se elige una silla exclusivamente para el carro, se puede comprar una que le sirva desde bebé y hasta los cuatro años, cuando, por lo general, ya se debe cambiar por una más grande. Para ello se debe tener en cuenta que, cuando la cabeza del menor llegue hasta la parte superior del asiento o sobresalga de ella, es el momento del cambio.

De acuerdo con los parámetros y recomendaciones de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV):

  • Se debe fijar la silla, en lo posible, en sentido contrario a la marcha del vehículo: estudios internacionales recomiendan que el sistema de retención infantil se mantenga en esta posición hasta que los niños cumplan cuatro años, con el fin de brindarles mayor protección al desarrollo de su cabeza y cuello.

  • Uno de los lugares más seguros para ubicar un sistema de retención infantil es en la mitad del asiento trasero del vehículo.

  • Si el sistema se va a fijar por medio del cinturón de seguridad, este debe ser uno de tres puntos.

Tipos de sillas

  • Sistema de retención infantil, fijado en la parte trasera del vehículo: se utiliza generalmente para recién nacidos y niños hasta los cuatro años, aproximadamente. Pueden ser instalados con el cinturón de seguridad o anclados mediante un sistema de sujeción infantil (puntos de anclaje en los vehículos) denominado ISOFIX (sistema europeo) o LATCH (sistema americano).

  • Sistema de retención infantil fijado hacia el frente del vehículo: al igual que el anterior, pueden ser instalados con el cinturón de seguridad o anclados mediante un sistema de sujeción infantil.

  • Sistema booster o asiento/ cojín elevador para niños más grandes: su fijación se realiza por medio del cinturón de seguridad.

La cuna

No ubique la cuna cerca de las ventanas donde hay persianas, de modo que no puedan acceder a los cordones.

Los juguetes de cuna colgantes (móviles, gimnasios de cuna) deben estar fuera del alcance del bebé si no está presente un adulto.

Retire cualquier juguete de cuna colgante cuando el bebé comience a levantarse sobre sus manos y rodillas, alrededor de los cinco meses.

Cuando el niño alcanza los 90 centímetros de estatura, puede pasar a una cama baja.

Elija una cuna con barandas fijas, es decir que no se bajen, ya que no son seguras. Lo que se debe graduar de altura es el soporte del colchón.

Las cabeceras de la cuna deben ser macizas, sin recortes o filos para evitar que se haga daño.

Los bebés nunca deben dormir sobre una cama de agua, manta de piel de oveja, almohada, sofá, sillón u otra superficie blanda.

Verifique que el espacio entre las barandas o las barras de la cuna no sea mayor a 6,03 centímetros, de esa forma se evita que el cuerpo del niño quede atrapado.

El colchón debe ser firme y bien ajustado al tamaño de la cuna. 

Si la cuna es usada

 Revise que todos los componentes (tornillos, abrazaderas, tuercas y soportes) estén en perfecto estado y no representen ningún peligro para el bebé. Repare si tiene la pintura rajada o pelada. No la use si tiene listones faltantes o rotos.

Si la cuna es nueva

 Lea y siga las instrucciones para armar, usar y cuidar la cuna. Nunca use una cuna con soportes o piezas sueltas o faltantes. Si faltan piezas, no la use y póngase en contacto con el fabricante. No las reemplace por piezas de ferretería.

El corral
Corral CUERPOTEXTO

La malla no debe tener agujeros o hilos sueltos con los cuales pueda enredarse el bebé.

Los agujeros de la malla deben tener una dimensión aproximada de 0.6 cm.

Ninguna de sus piezas debe estar suelta o desajustada.

Utilice solo el colchón que viene con el corral, pues debe quedar ajustado y a la medida, para evitar accidentes.

Recomendaciones

  • No llene el corral o cuna de muñecos, almohadas, cojines. Si decide poner algunos de estos elementos, verifique que no tengan cordones sueltos y sujételos a las barandas o bordes del corral.

  • Si es un corral usado, verifique su estado general, el ajuste de tornillos y piezas metálicas.

  • Nunca deje a su bebé solo en el corral sin supervisión.

El coche
Coche CUERPOTEXTO

El coche también debe cumplir las normas de seguridad:

Las correas de sujeción deben ser de tres puntos (no se recomiendan las correas sencillas de cintura). Deben estar en perfecto estado.

Capotas para protección de sol y lluvia.

Si dispone de un coche usado, verifique que los elementos de seguridad y estado de cinturones, llantas y tornillos estén en buenas condiciones. Si hay que cambiarlos, procure conseguir repuestos de fábrica.

Los diferentes modelos

  • Coche cuna: es ideal para recién nacidos, porque son acolchados para que el bebé descanse cómodamente cuando aún no se sienta. Debe tener capota para protección del sol y lluvia.

  • El coche viajero: sirve para llevarlo de paseo, debe tener buena amortiguación. Debe tener capota para proteger del sol y lluvia.

  • Para padres deportistas existen los coches trotadores, con llantas más amplias y ruedas inflables para adaptarse a distintos terrenos.

Otras recomendaciones

  • Hasta los nueve meses deben tener el respaldo removible para ajustar su espalda.

  • Para los niños de más de ocho meses, o cuando ya se mantengan sentados, se puede usar el coche paraguas, que es más liviano y fácil de plegar.

  • Existen muchos modelos y lo recomendable es elegirlo según la edad, el uso que se le dará, el acceso a la vivienda (puerta de entrada, escaleras) y las características del automóvil (por ejemplo, el tamaño del baúl).

 

* Periodista especializada en maternidad y crianza.

SEPARADOR

Etiquetados con: Padres / Bebés / Mobiliario / Casa / Recomendaciones /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar
Jugar para sanar
Actividad física

Jugar para sanar