Alimentos que no debe darle a su mascota

Por: / Mayo 2022

Algunos alimentos que consumimos con normalidad pueden ser altamente tóxicos en perros y gatos. Conozca cuáles son.

SEPARADOR

Una alimentación adecuada en las mascotas es fundamental para su buena salud y bienestar. Es importante tener en cuenta factores como la edad, raza y tipo de animal para darles una alimentación acorde a sus necesidades. Además, se debe tener en cuenta que no todos los alimentos que consumen las personas son precisamente aptos para el organismo de las mascotas. 

Según el médico veterinario Nestor Pinzón, propietario del Colegio Canino Dog Service de Chía, hay muchos alimentos que se encuentran normalmente en los hogares que son tóxicos para los perros y gatos. “En nuestros centros veterinarios ha sido muy frecuente la consulta por procesos de intoxicación por consumo de alimentos caseros de manera accidental o no accidental”, comenta Pinzón. 

Según explica el especialista, el aumento de casos de intoxicación en perros y gatos se debe a que el ser humano comparte cada vez más sus gustos y experiencias con sus mascotas sin detenerse a consultar el riesgo que representan ciertos alimentos. Por esta razón, con la guía del médico veterinario Nestor Pinzón le explicamos qué alimentos no debe darle a su mascota.

En el caso de los perros, evite darles:

- Chocolate. Contiene teobromina, sustancia altamente tóxica para los perros debido a que su organismo no logra metabolizarla de manera adecuada. 

- Cebolla y ajo. Pueden provocar anemia por la presencia de tiosulfato, sustancia que ataca los glóbulos rojos de los perros.

- Ahuyama. Contiene moléculas como oxalatos, cianuro y taninos que impiden la absorción de minerales como calcio, magnesio, fósforo y hierro. Su consumo puede causarles daños neurológicos y producirles parálisis. 

- Frutos secos. Estos alimentos pueden ser suministrados ocasionalmente pero no en grandes cantidades debido al alto contenido de grasa que poseen. De consumirse frecuentemente pueden causar problemas gastrointestinales como la  pancreatitis. 

- Aguacate. Contiene persina, una sustancia tóxica para los perros que les genera dolores de estómago, vómito, pancreatitis y trastornos del corazón. 

- Lácteos. Los perros son intolerantes a la lactosa. Cuando consumen lácteos, en especial leche, les puede causar deshidratación, diarrea y vómito. Sin embargo, el yogur sin azúcar es recomendado por su alto contenido de probióticos, calcio y vitaminas.  

AlimentosProhibidosMascotas CUERPOTEXTO

En cuanto a los gatos, evite darle estos alimentos:

- Cebolla y ajo. Al igual que con los perros, la sustancia tiosulfato, presente en estos alimentos, ataca sus glóbulos rojos y les puede provocar anemia. 

- Chocolate. La presencia de la sustancia teobromina es altamente tóxica para los gatos. Les puede causar vómito, diarrea, fiebre, ritmo cardíaco anormal y convulsiones.

- Uvas frescas y pasas. Son tóxicas para los gatos, afectan sus riñones y les producen enfermedades renales.

- Embutidos. Los químicos, conservantes, grasa y sal que contienen estos alimentos son perjudiciales para la salud de los gatos. Les puede provocar problemas en los riñones, vómito, diarrea y trastornos neurológicos.

- Leche. Los gatos suelen tener problemas para digerir la lactosa, a medida que van creciendo van desarrollando intolerancia al azúcar de la leche. Consumirla les puede causar dolores estomacales, diarrea y problemas en su sistema digestivo. 

- Huevo crudo y carne cruda. Al igual que en las personas, el consumo de huevo crudo y carne cruda en gatos puede producir salmonella, listeria o E. coli. 

- Huesos y espinas. Les pueden causar heridas, perforaciones y úlceras en el esófago e intestino. 

Las consecuencias generales de que las mascotas consuman frecuentemente estos alimentos son alteraciones en la función renal y hepática, trastornos gastrointestinales y neurológicos, alergias severas, procesos de intoxicación desde leves a graves e incluso la muerte, explica Pinzón.

En caso de que su mascota consuma un alimento tóxico, lo recomendable es acudir al profesional en medicina veterinaria para que se pueda realizar el tratamiento adecuado según el caso, dependiendo del tipo de alimento, cantidad, tiempo de consumo y reacciones presentadas por la mascota. “La automedicación o administración de sustancias sin supervisión del médico veterinario pueden generar una mayor complicación de los casos”, asegura el veterinario.

 

*Practicante de Bienestar Colsanitas.

SEPARADOR

Etiquetados con: Salud / Actualidad / Cuidados paliativos / Niños /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar