Proteger la piel incluso dentro de la casa

Por: / Agosto 2020

El confinamiento ha reducido el tiempo de exposición a la luz solar, pero ha duplicado el tiempo frente a las pantallas, de esta luz también hay que protegerse.

SEPARADOR

¿S

e ha fijado cuánto tiempo pasa, en promedio, frente a la pantalla de su celular? Esta información es importante, porque es un aproximado del tiempo que se está exponiendo directamente a la radiación UV y para la piel, esto no es nada favorable. La luz artificial se compone de luz visible y de radiaciones ultravioleta (UV) e infrarroja (IR). Estas radiaciones pueden penetrar en las capas más profundas de la piel y promover un aumento de la melanina.

La cuarentena nos ha obligado a trasladar la mayor parte de nuestras rutinas a la virtualidad, con la intención de protegernos del nuevo coronavirus; sin embargo, esto no nos exime de cierta exposición al sol y mucho menos, de los rayos UV. Por el contrario, nuestra piel sigue en constante exposición. Y aunque no recibimos directamente los rayos solares y estamos dentro de la casa, seguimos recibiendo un 40 % de radiación solar en nuestra piel. La exposición prolongada a los rayos UV puede ser causante de envejecimiento prematuro, líneas de expresión y, en últimas, lesiones malignas de la piel.

María Bernarda Durango, dermatóloga adscrita a Colsanitas, explica que el tema de la luz es más delicado de lo que se cree: “Existen varios tipos de radiación y de luz, cada uno es responsable de ciertos problemas en la piel humana, en especial si existen condiciones genéticas que aumenten el riesgo”. La luz puede ser natural (luz solar), o ambiental (bombillas y pantallas). “Esto nos dice entonces que estamos permanentemente expuestos a diferentes niveles de radiación UV y a las consecuencias que esto trae. Para contrarrestar esos efectos, es imprescindible usar protector solar y aplicarlo varias veces al día”, recomienda Durango.

Protección de luz artificial

¿Cómo elegir un protector solar seguro y favorable?

Existe una gran variedad de protectores solares en el mercado.
La especialista recomienda usar uno con factor de protección (SPF) por encima de 50. Si lo va a usar para hacer actividad física, es preferible uno resistente al agua. Y si va a estar en casa use productos con filtros activos a la luz artificial de los dispositivos y pantallas.

Otro aspecto a tener en cuenta es el tipo de piel.
En pieles grasas, es recomendable usar filtros en gel o loción, y evitar los más oleosos ya que pueden aumentar el porcentaje de grasa. Para pieles secas es preferible una fórmula en crema. Existen protectores solares con cualidades hidratantes que benefician a este tipo de piel. Para las más sensibles se recomienda un filtro en loción o con fórmula mineral, lo que es una protección extra para la piel.

Por último, Durango insiste en que la aplicación de bloqueador solar debe ser parte de la rutina diaria y no olvidarse de retirarlo por la noche con soluciones o aguas micelares. Recuerde que, aunque esté en su casa, está expuesto al sol que entra por la ventana, la luz del computador durante el teletrabajo, la del celular y la del televisor.

SEPARADOR

Etiquetados con: Hogar / cuidado de la piel / protección solar /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar