5 remedios caseros respaldados por la ciencia

Por: / Octubre 2022

Los remedios tradicionales pueden aliviar algunos síntomas de enfermedades comunes. Le contamos cuáles están comprobados científicamente. 

SEPARADOR

1. Miel para aliviar la tos

De acuerdo con un estudio de la OMS titulado Remedios para la tos y el resfriado para el tratamiento de infecciones respiratorias agudas en niños pequeños, la miel ayuda a reducir la tos, a conciliar el sueño y alivia los dolores de garganta. Sus propiedades son tan eficaces como el dextrometorfano, fármaco utilizado para tratar la tos relacionada con resfriados, y se recomienda por encima de algunos jarabes para niños que están generalmente compuestos de azúcares. Se puede ingerir sola o en bebidas calientes con limón. 

Se desaconseja el consumo de miel en niños menores de un año que se alimentan únicamente con leche materna para prevenir el botulismo, intoxicación poco común en bebés por la ingesta de alimentos contaminados.

2. Caldo de pollo para la gripa

Un estudio publicado en la revista médica Chest demostró que el caldo de pollo tiene numerosos beneficios para aliviar los síntomas del resfriado común. Los científicos estudiaron los neutrófilos (una de las primeras células que reaccionan ante un virus o bacteria) en combinación con el caldo de pollo y establecieron que el movimiento de este tipo de glóbulo blanco se reducía, lo que indica la presencia de un proceso antiinflamatorio que puede aliviar los síntomas. 

Además, esta preparación casera contiene vitaminas y minerales fundamentales para el organismo como la vitamina A, importante en el sistema inmunitario, y zinc, necesario para que el sistema de defensa del cuerpo funcione apropiadamente. Incluso su aroma y calor pueden despejar la congestión y aliviar los síntomas respiratorios.

3. Hacer gárgaras para evitar infecciones respiratorias

Una investigación de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Kyoto en Japón reveló que hacer gárgaras con agua diariamente reducía las probabilidades de padecer infecciones en las vías respiratorias superiores (cavidad nasal, boca, faringe y laringe), relacionadas con resfriados comunes.

RemediosCaserosCiencia CUERPOTEXTO

4. Jengibre para las náuseas

A pesar de que el debate sobre la eficacia del jengibre para reducir las náuseas y los vómitos es constante, hay varios estudios que demuestran sus propiedades para reducir este tipo de afecciones, especialmente en mujeres en estado de embarazo y personas que están en un tratamiento de quimioterapia. Uno de ellos se publicó en el Centro Nacional de Información Biotecnológica de Estados Unidos, titulado Eficacia del jengibre para las náuseas y los vómitos: una revisión sistemática de ensayos clínicos aleatorios.

Los gingeroles y los shogaoles, sustancias del jengibre fresco y seco, serían las responsables de la eficacia contra los síntomas. Estos componentes tienen efectos en el tracto gastrointestinal para acelerar el proceso de digestión y favorecer la evacuación. 

El jengibre se puede consumir de varias formas pero la más recomendable es en infusiones. 

5. Vinagre blanco y alcohol para la otitis

 De acuerdo con la Clínica Mayo, la otitis externa, comúnmente causada por infecciones en el conducto auditivo por la acumulación de agua, se puede prevenir con un remedio casero. 

Se mezclan partes iguales de vinagre blanco y alcohol isopropílico y se aplican aproximadamente cinco mililitros en cada oído hasta que drene hacia afuera, antes y después de nadar. También existen soluciones similares que se pueden comprar en droguerías y tienen la misma función de promover el secado y evitar el crecimiento de bacterias y hongos. 

 

 

* Periodista de Bienestar Colsanitas.SEPARADOR

 

Etiquetados con: Recomendaciones / Remedios / Ciencia /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar
Mejor en bici
Actividad física

Mejor en bici