Sexualidad plena en la menopausia

Por: / Ilustración: Elizabeth Builes / Agosto 2020

Los síntomas relacionados con la llegada de la menopausia se pueden minimizar con tratamientos farmacológicos y terapias alternativas, para que no afecten el disfrute de relaciones íntimas satisfactorias.

SEPARADOR

E

l cese de la menstruación tiene implicaciones fisiológicas relacionadas con el declive en la producción de las hormonas sexuales esteroideas, estrógenos y progesterona, que son principalmente segregadas por los ovarios, por la placenta durante el embarazo, y en menor medida por las glándulas suprarrenales. Esto acarrea consecuencias que afectan el humor, el sueño, el peso y el funcionamiento de los genitales femeninos, pero no tiene que ser, en absoluto, el fin de una vida sexual activa y placentera.

De acuerdo con cifras del DANE, el número de habitantes en Colombia para el año 2020 ronda los 45 millones y medio. De ellos, 51,6 % son mujeres y 13 % de esas mujeres superan los 50 años de edad. Lo que permite deducir que en este país hay un aproximado de 2.5 millones de mujeres en etapa menopáusica. Y esta etapa es por lo menos la tercera parte de la vida de una mujer, en estos tiempos en los que la expectativa de vida femenina está por encima de los 79 años de edad.

Sexualidad en la menopausia

“Una de las quejas más recurrentes de las mujeres durante la menopausia es la franca disminución del deseo sexual. Aún cuando existen muchas alternativas para combatir el síntoma, la clave es el redescubrimiento: en tanto la mujer se explore, sin miedos ni tabúes, podrá apropiarse de su cuerpo y tomar las riendas de su intimidad sin tener que depender de que se presente o no ese impulso inicial que aportarían las hormonas sexuales”, dice Rojas.

Otros de los síntomas comunes que experimentan las mujeres cuando dejan de ovular están relacionados con la afectación de la condición regulatoria de los vasos sanguíneos, que se manifiesta con la excesiva de sudoración, escalofríos y aumento de la temperatura corporal. Hay otros síntomas que más bien tienen que ver con los órganos genitales, como la resequedad vaginal, tardanza en alcanzar sensaciones orgásmicas, variaciones en la mucosidad y dolor pélvico. Y finalmente, los médicos mencionan también las alteraciones emocionales que trae consigo la menopausia, puestas de manifiesto en episodios de depresión, insomnio, irritabilidad y ansiedad.

SEPARADOR

"En ningún caso las mujeres deben resignarse a padecer síntomas que le restan calidad a su vida cotidiana y a su sexualidad".

SEPARADOR

El ginecobstetra especialista en menopausia Andrés Daste, sugiere como principal método para combatir la rudeza de estos síntomas la Terapia de Reemplazo Hormonal (TRH), un tratamiento que implica tomar hormonas sintéticas con el fin de suplir las hormonas naturales que el organismo dejó de producir por sí mismo. El médico especialista es el indicado para evaluar las condiciones clínicas de la mujer, los riesgos y la dosis. “Si la paciente no presenta ningún tipo de contraindicación ni antecedentes con patologías como trombosis, cáncer de mama, riesgo hepático o problemas cardíacos, este tratamiento puede resultar muy efectivo para erradicar la mayoría de los síntomas asociados al climaterio. La consecuencia inmediata es la recuperación del deseo sexual y la comodidad en las relaciones íntimas”, apunta el especialista.

Yolima Rodríguez es ginecóloga de la Clínica Universitaria Colombia de Colsanitas con maestría en menopausia, y está convencida de que en ningún caso las mujeres deben resignarse a padecer síntomas que le restan calidad a su vida cotidiana y a su sexualidad. Cita el caso específico de la incontinencia urinaria, un síntoma asociado al climaterio, que muchas mujeres ni siquiera consultan con su médico porque les da vergüenza y piensan que es normal vivir con esa condición su vejez: “Pero no es así. Para prevenirla se puede recurrir a ejercicios que ayudan a fortalecer el suelo pélvico, aumentar el consumo de fibra en la dieta diaria, evitar la obesidad y el sobrepeso y no incurrir en sobreesfuerzos y cargas de peso que debiliten la musculatura del sistema urinario. Desde el punto de vista farmacológico, se dispone de tratamiento con estrógenos tanto oral como vaginal y de los anticolinérgicos para minimizar la contracción involuntaria. Todo es cuestión de evaluar la historia clínica de la paciente y encontrar la alternativa que más le conviene”, apunta la ginecóloga.

Además, Yolima Rodríguez refiere otra patología recurrente durante la menopausia a causa del déficit de estrógenos y las variaciones del pH vaginal: la cistitis. Para contrarrestarla son recomendables estrictos hábitos higiénicos antes y después de la relación sexual, uso de lubricantes para evitar irritación, mucha hidratación, una dieta saludable y referir su recurrencia al especialista para que le receten los antibióticos idóneos.

SEPARADOR

La cifra
2.5 millones de mujeres, aproximadamente, hay en Colombia en etapa menopáusica.

SEPARADOR

Mente y corazón

La ginecóloga de la CUC advierte que, en general, los hombres son más susceptibles de presentar eventos cerebrovasculares porque no tienen la protección natural que proveen las hormonas sexuales esteroideas a las mujeres. Con la menopausia éstas se dejan de producir, con lo cual las mujeres se igualan en el riesgo cardiovascular con el sexo masculino. Entonces, es hora de prevenirlo con menos sedentarismo, mejor nutrición y cero tabaquismo.

Franklin Espitia, vicepresidente de la Asociación Colombiana de Menopausia, organización sin fines de lucro que desde hace más de 25 años se dedica a atender a las mujeres durante el climaterio, resalta el conocimiento y la buena comunicación con la pareja como factores determinantes para mejorar la actividad sexual de las mujeres menopáusicas: “Las terapias de reemplazo son bondadosas, pero de qué me sirve darle nuevas hormonas a una paciente si no corrige las debilidades de sus prácticas sexuales.

SEPARADOR

"La buena comunicación con la pareja es determinante para mejorar la actividad sexual de las mujeres menopáusicas".

SEPARADOR

El deseo debe venir acompañado de la sensualidad, de lo sensorial, de lo emocional y del redescubrimiento de sí misma. Saber identificar lo que le gusta y exigirlo, ser recursivos, incorporar juguetes sexuales, darse más besos y demostrarle a su pareja que el placer sexual no necesariamente debe estar atado al coito o la penetración y cuando ocurra no debe ser dolorosa”, advierte.

Por lo general, las mujeres menopáusicas suelen estar acompañadas de un hombre de su edad o mayores y ellos también presentan síntomas y disfunciones asociados con su edad. De allí, la recomendación del psicólogo clínico José Luis Escobar: “La sexualidad va atada a la sensualidad. Las parejas deben deshacerse de viejas preconcepciones e incluir nuevas alternativas para proveerse placer en la intimidad. En eso, la creatividad y la confianza son características indispensables para conservar una sexualidad de calidad”.

Los expertos coinciden en que algunos de los síntomas del climaterio femenino también se pueden controlar con la intervención de psicoterapeutas, endocrinólogos, nutricionistas y otras terapias alternativas como yoga, técnicas de relajación y acupuntura. Las recomendaciones generales incluyen siempre hábitos de vida saludables y contar con un especialista que evalúe específicamente las necesidades y condiciones de cada mujer

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
El regreso de los clubes de lectura
Tiempo libre

El regreso de los clubes de lectura

Concebir durante la pandemia
Salud

Concebir durante la pandemia

Más compartidos
5 datos sobre el complejo B y la vitamina B12
Salud

5 datos sobre el complejo B y la vitamina B12

Cuento de amor con perros guía
Salud

Cuento de amor con perros guía

Le puede interesar
Yoga para niños: Disfrutar, crecer y aprender
Actividad física

Yoga para niños: Disfrutar, crecer y aprender

Esteban Chaves: “Mi talento es la disciplina”
Entrevistas

Esteban Chaves: “Mi talento es la disciplina”