¿Qué oye, ve y siente el bebé en el vientre?

Por: / Julio 2021

Gracias a las últimas investigaciones, se sabe que el bebé percibe sabores, reconoce la voz de mamá y papá, reacciona a la luz, al tacto, duerme, ríe y llora en el vientre materno. 

SEPARADOR

U

na pregunta frecuente entre los padres tiene que ver con las sensaciones propias del bebé en el vientre materno: ¿Será que escucha? ¿sentirá dolor? ¿verá algo? ¿lo afectará mi estado de ánimo? 

La respuesta es sí. De hecho, un estudio del National Institutes of Child and Human Development, en Canadá, denominado Prenatal and Postnatal Flavor Learning by Human Infants, encontró, a través de experimentos que realizaron durante 10 años, que el aprendizaje fetal ocurre y que el bebé puede percibir sabores, por lo cual se podría preparar para que, en un futuro, aceptara con más agrado cierto tipo de alimentos.

Este no es el único hallazgo de los investigadores. Se sabe que el bebé puede sentir dolor o llorar, pero también que experimenta la sensación de protección, que sonríe y duerme. 

Aunque la estimulación de papá y mamá es muy importante para que él sienta su presencia y amor, no se debe exagerar, indica la doctora Angely Bustos, ginecóloga adscrita a Colsanitas, pues el bebé quiere y debe estar tranquilo: “El bebé necesita momentos de silencio, pues eso ayuda a que se forme la materia gris en su cerebro. Igualmente, es importante que aprenda a diferenciar entre el día y la noche y en ese momento debe descansar con mamá”.

El bebé puede sentir dolor si se ejerce presión sobre el vientre. Por eso, no se debe golpear y se debe evitar la ropa que apriete la barriga de la embarazada. Las caricias deben ser suaves y sin ejercer presión. Un bebé se siente protegido en el vientre, pero si percibe emociones fuertes o si la mamá no está bien, su ritmo cardíaco se acelera. Puede haber incluso llanto intrauterino cuando percibe emociones negativas. 

Por estas razones se debe procurar un ambiente tranquilo durante el embarazo, tratar de manejar las emociones fuertes y no generar situaciones de ira. 

Después de la semana 25, cuando el bebé ya tiene movimientos más frecuentes y perceptibles para la mamá, es importante reconocer en qué momentos o qué cosas lo estimulan: luz, sonidos, voces, por ejemplo. 

Los bebés no se mueven todo el tiempo, por ello no hay que alarmarse si no lo hace durante unas horas. 

¿Cómo se sabe que está bien? Fácil, durante la siguiente hora después de que mamá come (desayuno, almuerzo o cena) el bebé debe moverse. Si no lo siente, coma algo dulce; si no se mueve, no se alarme, pero es mejor consultar con el médico tratante. 

QUESINTEBEBE CUERPOTEXTO
El el bebé en el vientre puede sentir dolor o llorar, pero también experimenta la sensación de protección, sonríe y duerme.

Cómo se desarrollan los sentidos

Gusto: desde la semana siete empieza a mover la boca y a hacer gestos. Las papilas gustativas se desarrollan en la décima semana. Aunque su sistema gustativo evoluciona completamente en el vientre de mamá, se estimula cuando nace. Los nutrientes que recibe pasan a través del cordón umbilical. Al finalizar el primer trimestre reconocerá sabores como el dulce. De hecho, cuando mamá come dulce el bebé se mueve un poco más. Hacia el último trimestre se chupa el dedo. 

Tacto: Cerca de la novena semana de gestación se forman sus manos, y desde entonces surgen las inervaciones sensitivas, es decir que si se pellizca lo siente. Tiene ya el reflejo de aprehensión, ya puede agarrar. Sus dedos se separan a la décima semana y se forman completamente entre la semana 11 y 12. Comienza a mover pies y manos.

Es un buen momento para hacer estimulación al vientre a través de las manos de papá y mamá. Con movimientos alrededor del vientre, en forma circular, con los nudillos, las manos encocadas, palmaditas, siempre usando una crema o aceite natural. Sin hacer presión. 

Olfato: Desde la semana ocho comienza a desarrollar el sentido del olfato, y aunque está en un medio líquido y no percibe olores, cuando nazca reconocerá el olor de su mamá, vital para su contacto. 

Oído: Se desarrolla hacia la semana 25 y los primeros sonidos que escucha son el latido del corazón de su mamá, su voz y sus movimientos. Los sonidos externos no los escucha con la misma claridad. Puede percibir la música a través de parlantes o audífonos y producir un efecto de tranquilidad y calma. La música que le gusta a mamá favorece al bebé. Es importante que papá y mamá le hablen, cuando nazca, va a reconocer sus voces.

Vista: Los ojos empiezan a formarse desde las primeras semanas, y estarán cerrados hasta la semana 24. Al finalizar este período abrirá y cerrará los párpados. Desde la semana 22 reacciona a los estímulos visuales, reconoce día y noche. Puede reaccionar o puede sentir incomodidad ante la luz cuando es de noche. Cuando nace, su vista es inmadura, va desarrollándose con el crecimiento. 

 

SEPARADOR

Etiquetados con: Crianza / Maternidad / Hijos / Bebés / Vientre / Bienestar /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar