Platos creativos para que los niños coman mejor

Por: / Julio 2022

Las formas, los colores y la manera de presentar los alimentos son algunas de las estrategias recomendadas para que los niños en edades tempranas coman mejor.

SEPARADOR

La creatividad en el menú de los niños es una de las mayores motivaciones para que coman bien y dejen el plato vacío. El doctor Brian Wansink, director del Laboratorio de Alimentos y Marcas de la Universidad de Cornell, en Estados Unidos, se dio a la tarea de identificar cómo mejorar la actitud de los niños al comer y concluyó que decorar el plato es quizá la mejor motivación para que los niños dejen el plato limpio.

“Los niños no solo están pendientes de la forma en que están servidos los ingredientes de la receta, también del número de componentes y de la posición de la proteína o del ingrediente principal”, afirma el estudio.

La conclusión del estudio la confirma la doctora Adriana Cadena, nutricionista de la clínica Colsanitas, “nosotros como nutricionistas recomendamos que los alimentos como las frutas y las verduras, que tienen tantos colores y formas, se aprovechen en el plato para enseñarles a comer, porque el peor error que se puede cometer es dárselas licuadas, pues se acostumbran a ello”, comenta.

El estudio del doctor Wansink explica que es importante utilizar la creatividad para diseñar caras en la comida, rollos similares a los de los parques infantiles, muñecos completos a partir de las diversas formas y colores de los alimentos, entre otros.

Los nombres también importan

Otro estudio de Brian Wansink consistía en atribuir nombres atractivos a las frutas y a las verduras para estimular el apetito de los niños. Tras interactuar con estudiantes de 13.000 escuelas de Estados Unidos, se demostró que cuando les decían a los pequeños que comerían “zanahorias de visión de rayos X”, ellos comieron el alimento en un 66 %; comparado con 32 %, convidado bajo la premisa del “alimento del día”; o con el 35 %, cuando no se les dio ninguna titulación.

La doctora Cadena concuerda con los hallazgos del profesor. “Nosotros recomendamos y proponemos hacer semejanzas entre nombres y alimentos. Por ejemplo, llamar a los brócolis árboles y ayudarse con zanahorias cortadas en formas divertidas y arvejas para hacer una especie de bosques, a los que les podemos poner nombres de sitios conocidos. Estas estrategias funcionan muy bien en edades tempranas como los chicos de preescolar, con ellos es muy fácil”, explica.

Adicionalmente, dice la nutricionista Adriana Cadena, “podemos aprovechar que ahora a los niños les llama mucho la atención cocinar. Nosotros tenemos en la Clínica de Colsanitas talleres de cocina para chicos, que han tenido buena acogida. Cuando elaboramos con ellos los alimentos podemos ayudarles a familiarizarse más con productos que a veces nos cuesta más trabajo enseñarles a comer. También, la preparación de recetas nos apoya en la tarea de enseñarles el valor nutritivo y la importancia de la alimentación saludable para crecer sanos”.

FoodStyling CUERPOTEXTO

La estrategia de los súper héroes

Y ahora, una vez tienen el plato en sus manos, ¿cómo lograr que coman lo que hay en él? Otro estudio adelantado también por el doctor Wansink demostró que sugerir a los niños la dieta de superhéroes, como Superman, Batman y Popeye, facilitaría la ingesta de los alimentos.

Hace muchos años, por ejemplo, los padres asociaban las aventuras de Popeye a su fuerza y vitalidad después de comer espinacas. Durante mucho tiempo esta idea acompañó a varias generaciones. Lo mismo sucedía con personajes como Batman o Superman.

Ahora también existen personajes de la vida real que pueden convertirse en íconos de buena alimentación para los niños. El caso del jugador de fútbol Cristiano Ronaldo, quien rechazó una bebida gaseosa y pidió agua fue una imagen que se viralizó por redes en el mundo y es un buen ejemplo de lo que se puede aprovechar, en buena medida, para dar ejemplos saludables a los niños.

Sobre esto, la doctora Cadena explica que “cada vez más los niños están expuestos a medios, redes, televisión, videos, series, si tomamos de ello ideas centrales de personajes y héroes que practican deporte y comen saludablemente, nos daría otra herramienta para enfatizar en su percepción de comer bien”.

Según las observaciones del profesor Wansink, “la idea de los superhéroes surgió para dar al niño un referente que los motivara a degustar la comida. Cuando el niño piensa en lo que su persona favorita quisiera hacer, se incrementa la probabilidad de escoger comida más sana”.

Finalmente, esta es una tarea diaria que no siempre se puede llevar a cabo por completo. El doctor Wansink también comenta que “nada funciona en un ciento por ciento. El superhéroe es poderoso, pero el olor de la papa frita es tentador. No sabemos si su elección se debe a que el superhéroe lo haría, pero creo que la mayoría de niños saben que las manzanas son más saludables que las papas fritas”.

 

*Periodista especializada en maternidad y crianza.

SEPARADOR

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar