Mitos y realidades de las vitaminas

CONTENIDO PATROCINADO

Todas las vitaminas cumplen un papel esencial en el cuerpo, por lo que es importante asegurarse de ingerir las cantidades recomendadas de cada una.

SEPARADOR

Las vitaminas son sustancias orgánicas fundamentales para el correcto funcionamiento celular. Están involucradas en procesos como la digestión, el crecimiento, la formación de tejidos, el metabolismo, entre otros esenciales para la vida. El consumo de suplementos vitamínicos debe ser estipulado por un profesional de la salud. Aquí aclaramos algunos mitos en torno al consumo y funcionamiento.

El cuerpo humano produce las vitaminas que necesita

Falso. De las 13 vitaminas esenciales que existen, solo dos de ellas se producen en el cuerpo humano. La vitamina K que participa en el proceso de la coagulación de la sangre y se genera en la flora intestinal; y la vitamina D, esencial para asegurar la absorción de calcio, el fortalecimiento del sistema inmune y es sintetizada por el cuerpo tras la exposición a los rayos solares. Aún cuando ambas se producen en el cuerpo, muchas veces no se cumple con la cantidad diaria recomendada por lo que también se debe adquirir a través de la dieta y la suplementación. Las 11 vitaminas esenciales restantes se toman de los alimentos, especialmente de frutas y verduras, y la suplementación.

Existen distintos tipos de vitaminas

Verdadero. No todas las vitaminas son iguales. Las vitaminas liposolubles son aquellas que se almacenan en el tejido graso del cuerpo en forma de reserva para cuando sean necesarias para el organismo (A, D, E y K). Las vitaminas hidrosolubles se utilizan de forma inmediata al entrar al cuerpo y sus restos son eliminados a través de la orina. Estas son: ocho tipos de vitamina B y la vitamina C.

La única fuente para obtener vitaminas son los alimentos

Falso. Aún cuando los alimentos son la principal y más efectiva fuente de obtención de vitaminas, no son la única. Además de la dieta, los suplementos vitamínicos son sintetizados artificialmente para proveer al organismo de los distintos tipos de vitaminas. Actualmente los podemos encontrar en una gran variedad de presentaciones: pastillas, gomitas, líquidos, entre otras. Antes de optar por la suplementación, es necesario acudir con un profesional de la salud que pueda indicar cuales son las cantidades requeridas de cada vitamina según la persona. 

La carencia de ciertas vitaminas puede ser muy riesgosa para la salud

Verdadero. Las vitaminas son esenciales para una gran cantidad de procesos en el organismo, por lo que no adquirir los niveles suficientes puede causar distintas afecciones en la salud.

Hay personas alérgicas a las vitaminas

Falso. Las vitaminas no producen por sí solas, ningún tipo de alergia ni actúan como un alergeno. Incluso está comprobado que la vitamina C es un gran complemento en el tratamiento de distintas alergias gracias a sus propiedades antioxidantes y desinflamatorias.Sin embargo, lo que sí es común, es que las personas puedan llegar a presentar una reacción alérgica a ciertas comidas donde estén presentes las vitaminas, sin ser la vitamina la desencadenante directa de la reacción.

VITAMINACBENEFICIOS CUERPOTEXTO

Los suplementos vitamínicos deben ser el complemento de una dieta saludable

Verdadero. Es importante aclarar que tal cual lo dice su nombre, los suplementos complementan las cantidades de vitaminas que se obtienen de los alimentos. Es falso creer que una mala alimentación acompañada de la ingesta de suplementos sea sinónimo de buena salud. Se debe priorizar la adquisición de las vitaminas a través de una dieta saludable y en caso de requerirse, optar por la suplementación.

Puede ser contraproducente tomar dosis excesivas de vitaminas

Verdadero. Así como la carencia de vitaminas es peligrosa, las dosis excesivas de vitaminas en el cuerpo humano pueden resultar siendo muy dañinas para el organismo. Es por esto que antes de tomar cualquier suplemento, es esencial recibir asesoría médica y así poder verificar sí realmente es necesario o no. Entre los efectos secundarios conocidos de una ingesta excesiva de vitaminas destacan la pérdida de cabello, la irritabilidad, afecciones hepáticas, problemas digestivos, dolores de cabeza, entre otros.

Las vitaminas engordan debido a que son altamente calóricas

Falso. Las vitaminas no aportan calorías, lo que aporta calorías son los alimentos donde se encuentran. Sí se lleva una dieta balanceada acompañada de actividad física, no debería ser un factor de aumento de peso considerable ingerir dichos alimentos.

Congelar los alimentos reduce su concentración de vitaminas

Falso. Con el tiempo ha tomado fuerza la idea de que al congelar los alimentos reduce la concentración de vitaminas en los alimentos, lo cual es falso. La congelación es uno de los mejores métodos de conservación de alimentos y tiene efecto sobre microorganismos que podrían ser potencialmente peligrosos, pero no sobre los nutrientes propios de los alimentos que pueden soportar temperaturas bajas gracias a su estructura molecular.

Banner vivavita2 728x90 Mesa de trabajo 1 014 

SEPARADOR

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar