Mitos y realidades de la esterilización de mascotas

Por: / Abril 2021

 Este artículo pretende aclarar algunos de los mitos que se relacionan con la castración de animales machos y la esterilización de hembras. Además de ser una conducta de tenencia responsable de mascotas, puede beneficiar su longevidad.

SEPARADOR

S

on muchos más los beneficios que las consecuencias negativas o los riesgos que puede representar en perros y gatos la eliminación de los órganos reproductores: castración en el caso de los machos y ovariohisterectomía en las hembras. Se trata de una acción preventiva que contribuye al control de la población canina y felina pero que, además, representa una mejora en la calidad de vida del animal y de la familia a la que pertenece.

La médica veterinaria Sara Sánchez Hernández realiza una vez al mes una jornada de esterilización para perros y gatos, a precios solidarios, en Vet Smart Clínica Veterinaria donde funciona su fundación Refugio Los Animalitos de Sara, en Bogotá. Los sábados que dedica a esta acción social, los dueños de mascotas comienzan a llegar desde muy temprano con sus perros y gatos, portando las frazadas que serán necesarias para cubrirlos después de la intervención.

“Si el dueño de la mascota acude con buena actitud y confianza, agradecemos su presencia. Pero si llega alterado y nervioso, le pedimos que regrese cuando esté más calmado porque esa energía negativa afecta el desenvolvimiento de la jornada y estresa a los otros animales. A fin de cuentas, se trata de facilitar un ambiente agradable para todos, en el que se maximicen las posibilidades de éxito”, cuenta la especialista.

EsterilizaciónMascota CUERPOTEXTO

Sara detalla que la cirugía en las hembras consiste en la extracción de los dos ovarios y el útero por el flanco derecho o por el vientre, pero detalla que esta última opción puede ser más dolorosa. La longitud del corte dependerá de la experiencia que tenga el veterinario responsable de la intervención, en su caso es suficiente con dos centímetros. En la cavidad pelviana se localizan los dos ovarios y el útero. Luego se sutura la piel, pues la musculatura recuperará su uniformidad de manera natural. El proceso quirúrgico en los machos consiste en hacer una pequeña incisión para sacar los testículos del escroto y luego cortar la bolsa vacía y suturar. Después de la cirugía, todos se van a casa el mismo día, con indicaciones de descanso y mucho amor. 

Con base en su formación académica y su experiencia profesional, Sara Sánchez nos guía en la misión de aclarar cuánto hay de cierto en lo que se dice sobre la esterilización de perros y gatos. 

Alarga la esperanza de vida. 

Verdadero. La sustracción de los ovarios y el útero en perras y gatas evita las patologías reproductivas, tales como la piómetra o infección bacteriana de la matriz, quistes ováricos foliculares, tumores mamarios y/o uterinos. En el caso de los machos, disminuye la posibilidad de padecer tumores prostáticos o anales, quistes y brucelosis. Y en los gatos, específicamente, previene la transmisión de la leucemia viral e inmunodeficiencia felina (SIDA).

Evita las incomodidades relacionadas con el celo. 

Verdadero. En las perras aparece, cada seis meses, el “estro”,  que se relaciona con algunos cambios físicos y conductuales producidos por el aumento de los estrógenos, a modo de preparación orgánica para la monta. Con la esterilización esto no ocurre y se evita la hinchazón del órgano genital, los malos olores y la secreción sanguinolenta. Al declive de la etapa de celo se le denomina diestro, y lleva consigo un aumento en la producción de progesterona para acondicionar al útero para la gestación. Si no hay embarazo, entonces podría ocurrir una pseudo-gestación (o embarazo psicológico) que en la mayoría de los casos desaparece a los 10 días sin complicaciones, en pocas ocasiones puede desencadenar en producción excesiva de leche que conlleva a una mastitis.  Las gatas, en cambio, son poliéstricas y esto indica que pueden tener varios celos al año porque la ovulación también es inducida por la monta del macho.  Si se esterilizan son menos propensas a tratar de escapar o pelearse en la calle, en busca del apareamiento. 

Es una conducta de tenencia responsable. 

Verdadero. Esterilizar es el método más efectivo y ético de control de población de animales, en virtud de que muchos perros y gatos son abandonados con sus camadas en las calles, ante la imposibilidad de los dueños de mantenerlos a todos. La mayoría de los centros de acogida están saturados y la cantidad de adopciones que se gestionan no se equiparan con la cantidad de animales que requieren hogar. De ahí que evitar su reproducción es una forma de contribuir con las medidas sanitarias de las ciudades.

Requiere cuidados pre y postoperatorios. 

Verdadero. Como toda intervención quirúrgica, requiere exámenes de laboratorio para chequear conteo de glóbulos, blancos, plaquetas, funcionamiento de hígado y riñones. El día de la cirugía se debe llevar al animal en ayunas para evitar efectos de la anestesia y después de la intervención hay que suministrarle un antiinflamatorio y analgésico para evitar el dolor y limpiar la herida con antiséptico dos veces al día.

Los animales engordan.

Verdadero. Efectivamente existe una predisposición a la obesidad en los caninos y felinos sometidos a cirugías de castración y esterilización, pero el peso se puede controlar con buenos hábitos alimenticios y actividad física. Inclusive, hay concentrado especialmente elaborado para animales esterilizados, teniendo en cuenta que tienen un déficit de hormonas. 

Es riesgoso o produce sufrimiento en la mascota.

Falso. La esterilización y la castración son procedimientos quirúrgicos de bajo riesgo que se realizan con uso de anestesia general, de tal manera que en el momento de la extirpación los animales no padecen ningún dolor. La recuperación es prácticamente inmediata y la molestia que genera la herida es mínima. Si el procedimiento se hace correctamente no debe producir hemorragia y la efectividad para evitar la reproducción es del 100 %. 

Es bueno que críe al menos una vez.

Falso. No existe una relación entre la reproducción y el bienestar emocional de los animales. Su sexualidad está totalmente dirigida por las hormonas, de tal manera que no hay ninguna necesidad de garantizar que tengan cría para que sean más felices. Los expertos aseguran que si la esterilización se realiza antes del primer celo se reduce casi en su totalidad la posibilidad de que desarrollen cáncer de mama. Por otra parte, los gatos machos hacen marcaje urinario desde los seis meses de edad, la castración acaba con este instinto, mientras que si se esterilizan más adultos de todos modos mantienen la conducta de marcaje.

Es muy costoso. 

Falso. Los costos de la cirugía en Colombia oscilan entre 100 mil pesos y 500 mil pesos, y hay instituciones públicas, fundaciones e iniciativas particulares que ofrecen el servicio a través de jornadas solidarias, a cambio de pagos prácticamente simbólicos o gratis. Los cuidados post-operatorios son mínimos. Y además, siempre será más económico que costear los gastos asociados a la llegada de las crías.

Cambia negativamente la conducta.

Falso. Al contrario, es muy probable que el carácter de perros y gatos esterilizados se transforme en favor de la tranquilidad en el hogar, puesto que la agresividad y la hiperactividad pueden estar relacionadas con altos niveles de testosterona. En el caso de las hembras, la irritabilidad y los intentos de escape pueden asociarse con el deseo de apareamiento. 

 

SEPARADOR

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar