La buena salud del colon

Por: / Agosto 2020

Una buena alimentación, hábitos saludables y actividad física regular son indispensables para el funcionamiento del intestino y para evitar algunas enfermedades.

SEPARADOR

N

os acordamos de que tenemos intestino grueso, o colon, cuando sentimos un cólico o nos sobreviene algún malestar o enfermedad. El resto del tiempo este órgano cumple su labor de forma silenciosa y eficiente. Solo se hace sentir en la parte baja de la cavidad abdominal cuando se queja o nos hace quejar, seguramente porque llevamos algún tiempo maltratándolo.

En general, el intestino grueso tiene la forma de una serpiente de metro y medio con muchas protuberancias, como si tuviera amarres cada tres o cinco centímetros. Comienza en el intestino delgado, en un punto llamado ciego, y termina en el ano. Está formado por tres segmentos: ascendente, transversal y descendente.

Forma un largo túnel en el que se procesan alimentos, líquidos, sustancias químicas, bacterias. Los alimentos y bebidas que ingerimos, luego de pasar sobre millones de vellosidades durante su tránsito por el intestino delgado, arriban al colon, la etapa final de este tránsito, donde se forma la materia fecal. Las funciones del colon aportan defensa, fuerza, nutrición, energía, crecimiento, construcción de otros tejidos y desintoxicación.

Dentro del túnel del colon suceden unas leves contracciones, o motilidad muscular, que actúan sobre la materia que llega desde el intestino delgado, lo que ayuda o permite la fase final del proceso digestivo. Además del movimiento de las paredes intestinales, también participa una rica flora intestinal: un conjunto de microorganismos o bacterias útiles que se adhieren a las paredes del colon e impiden que se asienten bacterias dañinas para el organismo. Hay más de 100 billones de bacterias dentro de los intestinos, y el 95 % está en el colon, donde alcanzan un peso neto hasta de dos kilos.

Colon saludable

Por lo general, una dieta balanceada y completa, con buena cantidad y variedad en frutas, vegetales y agua, con un consumo moderado de cárnicos adecuadamente procesados y preparados, mantiene la buena salud del aparato digestivo. A las personas con tendencia al estreñimiento los expertos recomiendan seguir dietas ricas en fibra, así como ejecutar una rutina de ejercicios de al menos 50 minutos, tres veces por semana, para mantener un adecuado tránsito intestinal.

Una alimentación basada en alimentos procesados o empacados, o preparados sin las condiciones de higiene adecuadas, propicia la entrada de bacterias patógenas al tracto gastrointestinal. Una vida sedentaria, la baja ingesta de líquido o con escasas frutas y verduras también están asociadas a problemas en el colon. Además, el tabaquismo, la obesidad y el consumo frecuente de alcohol son factores de riesgo para desarrollar enfermedades en el colon, incluido el cáncer.

SEPARADOR

La cifra
100 billones de bacterias hay dentro de los intestinos y el 95 % está en el colon.

SEPARADOR 

El colon se suele inflamar cuando se altera la flora intestinal o las células que hacen parte de sus paredes son atacadas por toxinas generadas por bacterias patógenas. También puede ser producto de sustancias tóxicas o alergénicas provenientes de algunos alimentos, que irritan e inflaman la mucosa y alteran la motilidad, la absorción y la secreción.

El colon puede sufrir perforaciones por diversas causas, aunque no son muy comunes. En un porcentaje significativo esas perforaciones son ocasionadas por procesos inflamatorios o isquémicos severos, por ejemplo, una enfermedad diverticular complicada (aparición de carnosidades o pólipos) o una colitis isquémica (obstrucción del riego sanguíneo de una parte del colon). Otras posibles causas de perforación son los traumas por algún accidente o las intervenciones quirúrgicas; es menos probable que suceda durante la extirpación de órganos o en una colonoscopia difícil.

¿Qué es el síndrome del intestino irritable?

El SII, o síndrome del intestino irritable, es un trastorno funcional del colon que afecta en mayor proporción a las mujeres, y generalmente no degenera en enfermedades más graves; es más, la supervivencia de los afectados es similar a la de la población en general y no aumenta su mortalidad. Pero sí se pueden encontrar síntomas comunes en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, como la colitis ulcerativa o la enfermedad de Crohn, por lo que es recomendable que estos pacientes se sometan a estudios que descarten patologías más graves como estas o la colitis isquémica.

Hablamos con una paciente de 52 años que sufre desde hace 30 años de SII. El estrés laboral y algunos alimentos y condimentos le producen cólicos, flatulencia, inflamación y estreñimiento, o por el contrario en ocasiones diarrea. Sin embargo, conoce su condición y toma medidas para mantenerla bajo control: «Ahora me siento bien porque tengo una dieta balanceada, variada, tomo los alimentos en pequeñas cantidades a lo largo del día y practico ejercicio a diario. Al hacer ejercicios abdominales siento como si le hiciera masajes al colon», dice.

Esta paciente es una entre tantos colombianos con afecciones en el colon. En el país, las principales enfermedades de este órgano fundamental son el estreñimiento crónico, las colitis infecciosas, la enfermedad diverticular (pólipos en la mucosa), las enfermedades inflamatorias (colitis ulcerativa y enfermedad de Crohn) y el cáncer.

SEPARADOR

"Si hay antecedente familiar de cáncer y después de los 50 años, se sugiere hacer chequeos frecuentes".

SEPARADOR

No hay factores culturales importantes que predispongan a los colombianos a cáncer de colon, pero es uno de los tipos de cáncer más frecuentes en nuestro país. Asimismo, uno de los de mejor pronóstico si se detecta a tiempo; de allí la importancia de la consulta al especialista ante cualquier síntoma o signo de alarma, como sangrado en la deposición, pérdida de peso, cambios abruptos en las rutinas o condiciones intestinales, u obstrucción. Cuando hay antecedente familiar de cáncer colorrectal y después de los 50 años, se sugiere incluir la colonoscopia en los chequeos médicos periódicos.

En cuanto a los tratamientos que proponen algunos naturistas para las enfermedades del colon, como la colonterapia o la hidroterapia de colon, los lavados y limpiezas, «no existe evidencia científica de mayor peso que certifique dichos tratamientos. Por lo tanto, no suelen ser recomendados por nuestro gremio», afirma el doctor Luis Carlos Sabbagh, director nacional de Gastroenterología de Colsanitas.

Por último, es considerado un mito que el colon se pueda limpiar. Solo se le aplican preparaciones de limpieza en momentos previos a la realización de una colonoscopia, para valorar adecuadamente la mucosa, o de ciertas intervenciones quirúrgicas. No existen medicamentos para “limpiar el colon” debidamente avalados por la comunidad científica hasta el momento.

SEPARADOR

Etiquetados con: Colon / intestino / Salud / Abece /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Un menú para el corazón
Alimentación

Un menú para el corazón

Ensalada de habichuelines crocantes
Alimentación

Ensalada de habichuelines crocantes

Más compartidos
5 datos sobre el complejo B y la vitamina B12
Salud

5 datos sobre el complejo B y la vitamina B12

Cuento de amor con perros guía
Salud

Cuento de amor con perros guía

Le puede interesar
Los mejores parques para hacer deporte
Actividad física

Los mejores parques para hacer deporte

Cabal y Farah: unidos para la historia
Crónicas

Cabal y Farah: unidos para la historia