Embarazos de alto riesgo, diagnóstico y tratamiento

CONTENIDO PATROCINADO

Durante el embarazo se pueden presentar factores de alto riesgo para la mamá y el bebé, en estos casos la atención médica de calidad es clave para preservar sus vidas.

SEPARADOR

Se denomina embarazo de alto riesgo aquel en el que las probabilidades de enfermedad, complicaciones o muerte son más altas para el bebé y la madre que en un embarazo normal.

Los cuidados prenatales como la suplementación, suspender el consumo de bebidas alcohólicas, tabaco y otras sustancias relacionadas; asegurarse de tener todas las vacunas al día y seguir las recomendaciones médicas al pie de la letra, son decisiones fundamentales para prevenir cualquier complicación en el proceso de gestación.

Sin embargo, hay condiciones preexistentes y factores de riesgo que pueden ser motivo de alerta en el embarazo y que no están relacionadas directamente con los cuidados prenatales. Algunos de ellos son:

1. La edad. Una mujer menor de 20 años puede presentar gran cantidad de complicaciones debido a factores como la falta de desarrollo pélvico, déficit nutricional o la presión alta. Así mismo, una mujer mayor de 35 años puede tener ciertos problemas relacionados a enfermedades cromosómicas y cardiovasculares.

2. Patologías fetales. Es decir, una anormalidad en el desarrollo morfológico, estructural, funcional o celular que se presente en el feto por causas genéticas o desconocidas.

3. Condiciones preexistentes. Las condiciones médicas en la madre son el origen de complicaciones en el embarazo. Algunas a tener en cuenta son: diabetes, presión arterial alta, síndrome de ovario poliquístico, obesidad, enfermedades autoinmunes, enfermedades renales o de tiroides, entre otras.

4. Embarazos múltiples. Cuando hay más de un feto creciendo en el vientre se considera embarazo de alto riesgo debido a las complicaciones que se pueden presentar durante la gestación y el parto. Es común que en los embarazos múltiples se presenten partos prematuros, presión alta, entre otras condiciones.

Embarazo 900x600

5. Alteraciones genéticas. Ya sean de los padres o bebés, son un factor a tener en cuenta en los embarazos de alto riesgo. Son causadas por mutaciones genéticas que derivan en alteraciones cromosómicas, las cuales son el origen de una gran cantidad de condiciones médicas.

Aún cuando existe gran cantidad de patologías que se pueden presentar a partir de estos factores de riesgo, las patologías congénitas más frecuentes en los embarazos de alto riesgo son las cardíacas y las cromosómicas. Sin embargo, existe la posibilidad de diagnosticarlas y tratarlas en la etapa de gestación a través de ecografías especializadas, pruebas genéticas y cirugías intrauterinas.

La Clínica del Country es pionera en atención obstétrica desde hace más de 60 años, especialmente después de la apertura de su Centro Materno Fetal hace una década.. En este centro se integra la tecnología más avanzada para hacer diagnósticos genéticos, ultrasonidos de alta complejidad, cirugías intrauterinas y unidades especializadas con un equipo multidisciplinario para el cuidado de la madre y su bebé. Según el doctor Marco Duque, jefe del Centro Materno Fetal de la Clínica del Country, “En estos 10 años, se han logrado avances en tecnología diagnóstica, y tratamientos dirigidos a las patologías maternas y fetales más frecuentes. Por ejemplo, las ecografías 4D no solo permiten observar mejor al bebé, sino aproximar al especialista sobre diferentes tipos de alteraciones fetales”. 

La importancia de estos procedimientos especializados radica en la posibilidad de hacer una evaluación de las enfermedades y malformaciones de los bebés a través de las pruebas diagnósticas intrauterinas. De igual manera, se ha consolidado un equipo de especialistas en las Unidades de Alta Dependencia Obstétrica (UADO), que hacen un seguimiento eficaz de las pacientes con patologías que ameritan su hospitalización, y el cuidado de un grupo multidisciplinario que permite llevar el embarazo a las mejores condiciones posibles. “Entre las semanas 11, 22 y 28 el especialista cuenta con una información clara sobre el estado de salud del bebé, gracias a exámenes como el tamizaje genético, diagnósticos invasivos y no invasivos de alteraciones genéticas, y ecografías para el estudio de la anatomía fetal y crecimiento del bebe”, explica el doctor Duque.

En conclusión, en caso de presentar factores de riesgo o alteraciones en el curso del embarazo: los cuidados prenatales, el acompañamiento médico integral, el acceso a centros médicos de alta calidad con la última tecnología para el diagnóstico y tratamiento de ciertas condiciones, son fundamentales para llevar un embarazo riesgoso a término sin mayores complicaciones para el bebé y la madre.

 

728x90 y 300x250 country ocologico 17marzo 01

SEPARADOR

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar
Correr, sanar y amar
Actividad física

Correr, sanar y amar