¿Qué tan chochos somos?

Por: / Ilustración: Luisa Martínez / Agosto 2021

Después de responder este cuestionario creado por el autor, sabrá qué grado de chochera tiene.

SEPARADOR

E

n esta columna varias veces hemos celebrado lo jóvenes que a veces nos sentimos los habitantes de los pisos cinco a siete del edificio de la vida. Pero, la verdad sea dicha, de las chocheras muy raras veces logramos escaparnos.

Aunque nos duela reconocerlo, varias palabras que llevan el fonema “ch” nos identifican y califican. En mayor o menor grado somos cuchos, chochos, chuchumecos, runchos, pero… ¿qué tanto?

Es bueno advertir que si bien la chochera se hace presente en personas que ya ingresaron o están a punto de llegar a la tercera edad, ésta a veces le cae a personas mucho más jóvenes.

Este sencillo cuestionario le permitirá saber su nivel de chochera.

Eduardo155 CUERPOTEXTO

¿Usted es de los que a cada rato utiliza la expresión “en mi época” para referirse a cualquier situación u objeto?

¿Usted se acuerda con gran detalle que ese paseo lo hizo un 28 de abril cuando estaba en cuarto de bachillerato pero no recuerda si fue hace un año o diez que se encontró en la calle con un compañero del colegio que fue a ese paseo?

¿A usted le han cedido aunque sea una vez el puesto en un bus o en una sala de espera?

¿Usted es de los que les dice “muchacho” o “chino” a personas que hace rato cumplieron 40, incluso 50 años de edad?

¿Usted es de los que guarda periódicos viejos porque no alcanzó a leer todas las columnas de opinión y piensa hacerlo algún día?

¿Usted es de aquellos que se burlan de sí mismos diciéndose “tan bueno que era cuando podíamos hablar de corrido”?

¿Los medicamentos se han convertido en uno de los temas más recurrentes de sus conversaciones?

¿Usted es de los que comparte información y les da consejos sobre medicinas y hábitos alimenticios a familiares, amigos y relacionados?

¿Usted ya considera que ir al dispensario de su EPS a reclamar los medicamentos a los que tiene derecho por el POS es un componente fundamental de su estilo de vida?

¿Usted es de los que al llamar a un call center le da toda clase de explicaciones innecesarias a la persona que responde su llamada?

¿Usted es de los que, al llamar a un call center, comienza su discurso con un “yo sé que usted no tiene la culpa, señorita, pero...” y arranca con una diatriba contra la entidad en cuestión?

¿Usted es de los que todavía confía más en los mapas del IGAC que en Google Maps?

¿Usted necesita dos o tres pares de gafas para poder ver de lejos y poder leer?

¿Usted es de los que antes de salir de un sitio va al baño así no tenga ganas, porque sabe que en cualquier momento le da el ataque y contenerse ya no es tan sencillo como antes?

¿En su estadística personal ya son mucho más frecuentes los entierros que los bautizos y los matrimonios?

¿Usted es de los que va de la sala al cuarto a buscar algo y cuando llega al cuarto no recuerda por qué diablos está en el cuarto y no en la sala?

¿Usted es de los que prefiere los pañuelos de tela a los desechables?

¿Usted es de los que se encuentra en la calle con personas que sabe que las conoce, le caen muy bien pero no recuerda cómo se llaman ni dónde ni cuándo las conoció o trabajó con ellas?

¿Para usted los mejores vallenatos son los de antes, el mejor rock es de antes, los mejores carros son los de antes, la mejor arquitectura es la de antes… y así todo?

¿Usted ya no ve los aguaceros y los charcos como un escenario de dicha y gozo sino como el presagio de una bronconeumonía inminente?

¿Usted es de los que guarda cuanta cosa pasa por sus manos porque algún día de pronto puede llegar a serle útil?

¿Usted es de los que cuando necesita algo sabe que lo tienen guardado pero no recuerda dónde?

¿Usted es de los que a cada rato encuentra motivos para renegar, casi siempre sin motivo?

Entre más respuestas afirmativas tenga, más chocho es usted. Y nada, un feliz año sin tantas chocheras... (Continuará).

*Periodista y escritor. Miembro del consejo editorial de Bienestar Colsanitas.

SEPARADOR

Etiquetados con: Eduardo Arias / Bienestar / Vejez / Humor / Columna /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar