Cinco lesiones del trabajo en oficina

Por: / Ilustración: Leonardo Parra / Marzo 2022

Síndrome del túnel carpiano, enfermedad del manguito rotador y lumbalgias son algunas de ellas, entérese de cómo evitarlas.

 SEPARADOR

Pese a que el trabajo de oficina no representa mayores riesgos, los oficinistas también pueden presentar lesiones, las más comunes son en músculos y tendones. Factores sencillos como una silla inadecuada o una larga sesión de trabajo sin descanso pueden desencadenar diversos problemas que a largo plazo afectan su calidad de vida y significan una incapacidad temporal o permanente. Por esta razón, el médico fisiatra Jorge Díaz y la fisioterapeuta Sandra Aponte, especialistas en salud ocupacional y adscritos a Colsanitas, enumeran las dolencias laborales más comunes a las que deberá prestar atención en su jornada laboral.

1. Lumbalgias y cervicalgias

Mientras que la lumbalgia es el dolor de la parte baja de la espalda, la cervicalgia es el dolor localizado en la nuca y el cuello. Ambas son comunes en trabajadores de oficina, causadas por contracciones musculares debido a posiciones poco ergonómicas por largos periodos. 

Aunque estas dolencias se alivian retomando buenas posturas y descansando por lo menos cada dos horas, cuando el dolor es continuo o intermitente por más de tres meses se considera crónico, por lo cual se recomienda consultar con un especialista.

Lesiones de oficinistas LUMBAGIAS Y CERVICALES CUERPOTEXTO

Otro aspecto importante que se debe cuidar para evitar estas enfermedades es la salud mental. De acuerdo con Díaz, “se sabe que el estrés laboral y la ansiedad pueden expresarse también en el cuerpo, y una de sus formas es el dolor muscular”.  Por su parte, Aponte recomienda “ubicar la pantalla del computador a la altura de los ojos con una separación de entre 70 y 90 centímetros para que el cuello se mantenga erguido. La silla debe ser confortable, con un respaldo que sostenga la zona lumbar y que esté a una buena altura respecto al escritorio”. 

Además, las pausas activas son fundamentales, Aponte explica que “basta con pararse de la silla y caminar por el espacio. También se puede estirar el cuello moviendo la cabeza de izquierda a derecha y de adelante hacia atrás cuando se sienta cansado”.

2. Síndrome de túnel carpiano

El túnel carpiano es un canal de la muñeca compuesto por tendones, ligamentos y huesos; sirve como paso al nervio mediano, importante para la movilidad y sensibilidad de los dedos y mano. Debido a las actividades repetitivas o posiciones antinaturales, es posible que estas estructuras se inflamen, lo que produce un exceso de presión sobre el nervio mediano ocasionando hormigueo y dolor en la zona. En general, esta dolencia es bastante común en personas que permanecen varias horas frente a un computador y en aquellos que, por causas genéticas, tienen un túnel del carpo más estrecho. Otros factores de riesgo pueden ser el embarazo y la obesidad.

Lesiones de oficinistas TUNEL CUERPOTEXTO

Actualmente existen en el mercado diversos accesorios como teclados y mouses ergonómicos que mejoran la posición y agarre de la muñeca y los dedos. Sin embargo, dice Díaz, “la evidencia científica no ha podido demostrar que estos complementos tecnológicos sean superiores a los convencionales”. El mejor método para evitar el síndrome del túnel carpiano es estirar los dedos y muñecas, así como descansar.

Donde sí hay diferencias importantes es entre los teclados y mouses tradicionales, y los que vienen incorporados en un computador portátil. Según Aponte, estos últimos tienen dificultades ergonómicas porque no facilitan una ubicación adecuada de las manos. En ese sentido, lo mejor es tener un mouse y un teclado externos que, en lo posible, tengan almohadillas para la muñeca. 

3. Síndrome de Quervain

También conocida como tendinopatía de pulgar o “whatsappitis” (término popular en internet), la enfermedad de Quervain se genera por lesiones en los tendones de la muñeca junto al pulgar y se manifiesta con dolor en la base del dedo al cerrar el puño o sostener algo. Aunque no hay certeza del origen de esta dolencia, normalmente se relaciona con la sobrecarga de los tendones, como la que se produce por movimientos repetitivos al digitar en un teclado o por el uso del teléfono celular. Igual que con otras patologías, el estiramiento y el reposo es esencial.

Lesiones de oficinistas QUERVAIN CUERPOTEXTO

En un artículo del 2014, la revista médica The Lancet describe a la “whatsappitis” como un problema de salud relacionado con textear, esta nueva práctica que se ha incrementado debido al desarrollo y masificación de nuevas tecnologías como los videojuegos y las aplicaciones de mensajería instantánea utilizados por personas de todas las edades.

4. Lesión del manguito rotador

El manguito rotador es un conjunto de músculos y tendones que rodean el hombro. Cuando se lesionan, se puede experimentar limitación funcional y un dolor agudo en el hombro, cuello e incluso en el codo y la mano, lo que tiende a disminuir la movilidad. De acuerdo con el doctor Diaz, “estas lesiones son comunes en accidentes laborales o por trabajos que impliquen tener los brazos levantados durante mucho tiempo”, como por ejemplo archivistas o personas que trabajan en una cadena de embalaje. Su incidencia aumenta por la edad.

 Lesiones de oficinistas MANGUITO ROTADOR CUERPOTEXTO

Aunque normalmente se trata con fisioterapia y antinflamatorios (tópicos, orales o inyectados), un desgarro de los tendones puede necesitar intervención quirúrgica. Si esta lesión no se trata adecuadamente, es posible que el manguito rotador se degenere progresivamente y pierda la capacidad de autorregenerarse, lo que conlleva a una discapacidad permanente.

5. Epicondilitis

La epicondilitis es una alteración en los tendones que componen la articulación del codo y se divide en dos enfermedades diferentes: la epicondilitis medial o codo de golfista, y la epicondilitis lateral o codo de tenista. Mientras que la primera hace referencia a los tendones de la parte interna del codo, la segunda hace referencia a los de la parte externa. 

El desgaste o algunos movimientos forzados o repetitivos en codo y muñeca pueden producir pequeños desgarros o inflamación que causan dolor agudo y dificultad para mover la articulación. Según Díaz, “A pesar de que estas enfermedades están relacionadas con deportes por sus nombres, no son muy frecuentes en los deportistas, porque ellos tienen un entrenamiento físico y una técnica depurada para evitar estas lesiones”, son más comunes en oficinistas y en empleados que requieren trabajos de fuerza como carpintería, plomería y trabajos de limpieza.

Lesiones de oficinistas CODO CUERPOTEXTO

En ese sentido, dice Aponte, la disposición de las herramientas en el área de trabajo es muy importante. “Hay empleados que, por ejemplo, tienen una impresora en la parte de atrás de su oficina y tienen que estar girando continuamente, lo que afecta la zona lumbar, el codo y el hombro”.

 Por esta razón es necesario consultar con el departamento de Salud Ocupacional de cada empresa con el fin de que se distribuya mejor este plano”. Otra recomendación para evitar esta y otras patologías asociadas al trabajo, señala Díaz, es estar en buena forma y tener los músculos tonificados. “Una persona que hace ejercicio de forma regular soportan mejor la carga física y las posiciones forzadas”, enfatiza.

 

*Periodista y colaborador frecuente de Bienestar Colsanitas.

SEPARADOR

Etiquetados con: Salud / Trabajo / Oficina / Lesiones /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar
Corro como vivo
Actividad física

Corro como vivo

Jugar para sanar
Actividad física

Jugar para sanar