La historia de una toxina

Por: / Ilustración: Liliana Ospina / Enero 2022

El uso del bótox para corregir arrugas y líneas de expresión ha recorrido más de dos siglos.

SEPARADOR

Botox2

La toxina botulínica tipo A fue aislada de forma purificada por el doctor H. Sommer, de la Universidad de California, en 1920. Sin embargo, las investigaciones no avanzaron mucho hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando Inglaterra y Estados Unidos empezaron a indagar en el uso de la toxina como arma biológica.

 
4
 

No fue hasta un año después, en 1973 que se volvió a poner el ojo en esta toxina al aparecer los primeros casos de botulismo en niños lactantes tras el consumo de miel de abejas. Las investigaciones encontraron que las esporas de la bacteria son llevadas por el viento hasta los panales, con lo cual se infecta la miel y seguidamente a las personas que la consumían.

6
 

7A partir de los resultados positivos que obtuvo Scott en el tratamiento del estrabismo, en 1989 la Food and Drugs Administration (FDA) autorizó el uso y comercialización de la toxina exclusivamente para tratamiento médico. Posteriormente, la empresa farmacéutica Allergan Inc. adquirió los derechos de toxina botulínica de tipo A y cambió su nombre al que conocemos actualmente:

910

 

SEPARADOR

Etiquetados con: Historia / toxinas / Especiales / Infografía /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar
Placeres del gimnasio
Actividad física

Placeres del gimnasio