La historia de mis canas

Por: / Fotografía: Mateo Romero / Septiembre 2020

Paula tuvo su primera cana a los ocho años, y desde entonces, su cabello cada vez más gris ha sido un sello de identidad que lleva con orgullo.

SEPARADOR

T

odavía recuerdo cuando mi mamá me dijo a mis ocho años de edad: “¡Ay! ¡Ya tiene una cana!”. De ahí en adelante el augurio general fue: “En 20 años va a tener la cabeza como el papá”.

Canas

Y así pasaron una y otra década; las canas fueron avanzando y volviéndose parte de mi identidad. Cada vez que volvía a ver a alguien después de un tiempo, llegaba el comentario “Ahora sí estás casi con el pelo blanco”, y la verdad nunca me molestó. Ser la pecosa canosa fue y es la manera más fácil de referirse a mí o de dar una referencia de cómo reconocerme. Hoy en día, a punto de cumplir cuarenta, con el pelo más gris que negro y más blanco que gris, las personas me paran en la calle a preguntarme “¿Dónde te hiciste esos rayitos tan bonitos? ¡Es que son perfectos!”. Pues claramente son perfectos porque son canas de verdad, ni rayitos ni iluminaciones. Son esos tan temidos cabellos blancos que marcan el inicio de la vejez. Vejez que, en mi caso, arrancó a los ocho años (un poco temprano la verdad). Quizá por eso para mí las canas no tienen que ver del todo con la vejez, sino que son un sello de identidad. Nunca las he querido tapar ni cambiar. Admiro profundamente a todas las mujeres que sin importar su edad se dejan sus canas y las llevan con orgullo, como se llevan los ojos claros u oscuros, porque es así de natural como el color de los ojos. Las canas largas, cortas, en trenzas, enmarañadas o lisas, como es mi caso, son sellos de identidad y diferencia. Así como hay cabellos como el oro, hay también cabellos como la plata o la luz de la Luna. El pelo hace parte de nuestra identidad, de nuestro cuerpo, de nuestro ser humanos, donde todos somos distintos, y por mucho que la gran mayoría quiera ser uniforme y se esfuerce, nuestras diferencias son las que nos definen.

SEPARADOR

Etiquetados con: Belleza / Testimonio / Canas /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Viviendas pensadas para el adulto mayor
Vida

Viviendas pensadas para el adulto mayor

Colombia en Netflix
Tiempo libre

Colombia en Netflix

Más compartidos
5 datos sobre el complejo B y la vitamina B12
Salud

5 datos sobre el complejo B y la vitamina B12

Cuento de amor con perros guía
Salud

Cuento de amor con perros guía

Le puede interesar
Caminadora o elíptica: ¿Cuál es mejor?
Actividad física

Caminadora o elíptica: ¿Cuál es mejor?

Deportistas trasplantados: coraje y disciplina
Actividad física

Deportistas trasplantados: coraje y disciplina