Todo sobre los testículos

Por: / Ilustración: Jhon Yalanda / Octubre 2022

Cómo se desarrollan, qué enfermedades los afectan, cómo cuidarlos y otras preguntas y respuestas alrededor de estos órganos masculinos.

SEPARADOR

¿Qué son los testículos?

Son las gónadas de los hombres, es decir, las glándulas genitales generadoras de células sexuales, en este caso, espermatozoides. Las gónadas femeninas son los ovarios que generan óvulos.

¿Cuál es su función?

Su función principal es la producción de espermatozoides pero también la producción de la hormona testosterona, encargada del desarrollo masculino, entre otras tareas.

Esta función está presente inclusive desde la vida intrauterina, según explica el doctor Juan David Iregui, urólogo adscrito a Colsanitas, “la anatomía y función del aparato reproductor masculino se desarrolla en presencia de hormonas producidas desde el testículo en la vida fetal, más o menos hacia la semana 13 de gestación”.

¿Cómo se desarrollan los testículos? 

Los testículos se forman en la cavidad abdominal y descienden a través del canal inguinal para alojarse en el escroto. Cuando un bebé nace, los testículos ya deben estar en el escroto, pero en algunas ocasiones no han descendido y pueden terminar de hacerlo en el primer año.

En caso de que no se dé un descenso testicular adecuado, los médicos lo catalogan bajo la patología de testículo “no descendido” o “no palpable” y deben revisar en dónde está ubicado.  “Puede estar en el abdomen o en el canal inguinal”, dice el doctor Iregui. Pero si definitivamente uno o ambos testículos no se palpan o están en el canal inguinal, se debe hacer una cirugía para poder ubicarlos en su posición adecuada. 

Durante la niñez los testículos están “muy quietos”, dice el doctor Juan Manuel Páez, urólogo adscrito a Colsanitas, “no producen ni espermatozoides, ni hormonas, pero tienen el potencial para hacerlo”. Cuando llega la pubertad, producen testosterona y comienzan a madurar los espermatozoides, que para ese momento están como dormidos, y comienzan a crecer. Durante esa etapa y hasta la adultez joven, van adquiriendo el tamaño y características del adulto.

Testiculos colsanitas

¿Son del mismo tamaño?

Como sucede con muchos órganos del cuerpo, los testículos no son simétricos. Deben ser de un tamaño muy similar, aunque puede haber una diferencia pequeña entre tamaño y localización. “El izquierdo, por lo general, se ve más caído que el derecho, pero de forma discreta”, sostiene el doctor Páez. Desde el punto de vista funcional, sí son idénticos.

En caso de que se dé un aumento repentino del tamaño del testículo, lo mejor es consultar con un especialista.

¿Dejan de producir espermatozoides en algún momento?

Los testículos tienen unas células terminales donde maduran los espermatozoides. Esas células pueden vivir toda la vida de un hombre, por lo que un individuo puede tener formación de su esperma y ser fértil durante toda su vida; a diferencia de las mujeres que dejan de producir óvulos y se detiene su fertilidad entre los 45 y los 50 años. 

¿La vasectomía produce impotencia?

La vasectomía es un método anticonceptivo quirúrgico que consiste en la ligadura, corte u otras estrategias para evitar que se vuelvan a unir los dos extremos del conducto deferente, la estructura que conduce los espermatozoides para mezclarse con el resto del líquido seminal y salir en forma de semen; de esta manera se busca evitar la fertilización y reproducción. Es considerado un método definitivo, pero hay posibilidad de ser reversible con la recanalización. 

“Es un procedimiento seguro, rápido, muy bien tolerado, con una tasa de complicaciones muy baja y con una posibilidad de recanalización extremadamente baja”, aclara el doctor Iregui. No causa impotencia, ni disminución del deseo sexual; tampoco genera ninguna alteración hormonal.

¿Qué enfermedades afectan los testículos?

Hay diversas patologías que pueden afectar los testículos: desde el testículo no descendido o los traumatismos, hasta la aparición de tumores y cáncer. Existen también enfermedades virales (como las paperas), bacterias e infecciones (algunas de transmisión sexual), que pueden afectarlos. Estas son algunas de las más frecuentes.

- Torsión en el testículo. “Se presenta en uno de cada 4.000 varones, principalmente en niños. En la etapa de desarrollo es importante estar pendiente y acudir rápidamente a los servicios de urgencias en caso de presentarse porque puede producir la pérdida del testículo”, sostiene el doctor Páez.

- Cáncer de testículo. Se debe evaluar y tratar de forma prioritaria. La característica principal es la presencia de una masa no dolorosa y de crecimiento lento en el testículo. “Los pacientes deben conocer sus genitales, examinarlos periódicamente y consultar si perciben alguna masa, deformidad o irregularidad”, recomienda el doctor Iregui. 

- Varicocele. No es propiamente del testículo sino de su drenaje venoso pero es bastante común. Son várices o dilatación de las venas que drenan la sangre del testículo. En una aparición severa y temprana en la niñez o adolescencia, pueden causar atrofia del testículo y requerir cirugía.

Para evitar las consecuencias generadas por esta y otras condiciones los especialistas recomiendan evaluar anomalías funcionales, irregularidades identificadas al tacto o cualquier otro signo que alarme. En caso de identificar alguna anomalía es muy importante la consulta oportuna a los servicios de salud.

Testiculos1 Colsanitas

¿En qué casos es necesario extirpar los testículos?

La orquidectomía es la cirugía en la cual se retira el testículo de forma quirúrgica y se realiza principalmente en dos escenarios: 

El primero es oncológico. Cuando se identifica o se tiene la sospecha de un tumor testicular. En ese caso se quita el testículo, usualmente por vía inguinal para respetar el escroto. “Es un escenario frecuente en el cual hacemos orquidectomía en pacientes jóvenes”, cuenta el urólogo Juan David Iregui. 

El segundo escenario se da en los pacientes que tienen enfermedades oncológicas, como el cáncer de próstata avanzado. En este caso, se hace una orquidectomía con el fin de retirar o eliminar la producción de testosterona, dado que el tumor se alimenta de esta hormona. El doctor Páez explica que la mayoría de cánceres de próstata se presentan en adultos mayores y cuando se considera extirpar los testículos es porque se está frente a un cáncer muy avanzado. 

Hay casos en que se retiran los testículos en pacientes que tienen procesos infecciosos inflamatorios severos en el órgano, en los cuales no hay mejoría con los antibióticos ni con el manejo conservador, pero son casos poco frecuentes. 

Al retirar uno de los testículos, el hombre no va a experimentar ningún cambio en cuanto a la funcionalidad del órgano, pues el testículo que queda puede realizar su desarrollo normal. Sin embargo, los pacientes suelen presentar un impacto emocional, por lo cual se orienta con psicología y, si el paciente desea, se puede evaluar la posibilidades de poner una prótesis con un propósito estético.

Retirar ambos testículos es menos frecuente y el motivo más común suele ser el cáncer de próstata. Este procedimiento podría realizarse en casos raros donde ambos testículos presenten un tumor y no haya manera de preservar alguno de los dos.

La recomendación de los urólogos es que los hombres aprendan a palpar los testículos, especialmente los jóvenes, pues aún siendo bajo existe un riesgo de tumor. “Es bueno que conozcan sus genitales para que en caso de anormalidad consulten a tiempo”, recomienda el doctor Páez.

 

*Periodista de Bienestar Colsanitas.

SEPARADOR

Etiquetados con: hombres / testículos / Cuidados / Enfermedades /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar