Prevenir enfermedades de la piel en las mascotas

Por: / Septiembre 2021

Son frecuentes las consultas veterinarias por infecciones o irritaciones en la piel de las mascotas. Un especialista nos habla de las enfermedades más comunes y los cuidados preventivos.

SEPARADOR

L

a caída abundante del pelo, el enrojecimiento, las peladuras, el sarpullido, el picor y la supuración son algunas de las manifestaciones visibles en la piel de perros y gatos, que alertan a los tutores sobre problemas en la salud de su mascota. Lo más común es que se trate de reacciones alérgicas o infecciones que pueden superarse con tratamiento. Menos frecuente es que sean el resultado de enfermedades endocrinas o inmunológicas.

Andrés Yepes es médico veterinario, zootecnista, especialista en clínica médica de pequeños animales con énfasis en dermatología, y asegura que muchas de las afecciones cutáneas que padecen los animales domésticos son producto de alergias medioambientales que provocan una dermatitis atópica canina (DAC). Se trata de una predisposición genética que aumenta la sensibilidad a alérgenos ambientales como el polen, los hongos y los ácaros.

“Igual que ocurre con los seres humanos, la dermatitis atópica es una condición que no se cura, sino que hay que aprender a vivir con ella para minimizar los incómodos síntomas que genera. Para eso, hay que evitar el contacto con el alérgeno y disponer de medicamentos de uso tópico que disminuyan la picazón y la irritación. En ese caso, es muy conveniente que el veterinario sea quien haga las recomendaciones”, advierte Yepes, quien es miembro de la Asociación Colombiana de Dermatología Veterinaria.

El médico veterinario explica que al diagnóstico de este tipo de dermatitis se llega por exclusión, descartando otras razones por las cuales el perro o el gato pueden presentar alteraciones de la piel. Y para lograr determinar el alérgeno que desata la DAC se realizan pruebas intradérmicas que suelen arrojar resultados bastante precisos. Además, es importante saber que hay alérgenos con mayor prevalencia de reacciones positivas asociada a la región geográfica donde estén las mascotas.

Otra enfermedad de la piel que es causa frecuente de consulta en las clínicas veterinarias son las reacciones cutáneas adversas al alimento, igualmente de origen alérgico, que genera mucho picor. Como el perro se rasca, se causa heridas que pueden derivar en infecciones bacterianas de cuidado. El diagnóstico se basa en la dieta, al comprobar que la piel del animal mejora cuando se suprime el alimento que se sospecha causante de la alergia, y que recae cuando se le expone nuevamente al consumo del probable alérgeno. Esto está abundantemente estudiado en perros y gatos, pero todavía se siguen haciendo descubrimientos sobre la forma como detectarla y controlarla.

DermatitisMascotas CUERPOTEXTOLa dermatitis atópica es una condición que no se cura, sino que hay que aprender a vivir con ella.

La otra modalidad de dermatitis alérgica es la relacionada con la exposición directa a elementos como la saliva de las pulgas o los piojos, que se soluciona al suprimir el contacto con el agente alérgeno y aplicar tónicos desinflamatorios en la piel del animal. El especialista Yepes hace énfasis en la necesidad de hacer una limpieza integral para eliminar los parásitos, tanto del animal como de su entorno.

Los ácaros también pueden causar una infección dermatológica grave conocida como sarna en perros. Se trata de la proliferación de esos parásitos externos que se alimentan de piel muerta, sebo o grasa, y producen una intensa picazón en la mascota. Esto genera un incontrolable impulso a rascarse y hace que el animal se produzca lesiones difíciles de curar. El picor es tan intenso que puede causar inapetencia, pérdida de peso, descamado y mal olor. Hay que tener en cuenta que se trata de una enfermedad altamente contagiosa entre individuos de la misma especie, y también puede transferirse a humanos, si es del tipo que se conoce científicamente como sarna sarcóptica.

“Detectar la sarna en perros de forma temprana es fundamental para evitar complicaciones y hallar el tratamiento conveniente. Para curarla, el especialista indicará acaricidas, que se pueden administrar de forma oral, tópica o mediante terapia inyectable, junto con otras medidas para hidratar y calmar la inflamación cutánea”, apunta el veterinario especialista en dermatología.

SEPARADOR

El dato
Las reacciones alérgicas al alimento son motivo frecuente de consulta.

SEPARADOR

Finalmente, Yepes indica que hay otras dermatitis como pioderma y dermatofitosis que pueden tener su origen en bacterias y hongos, respectivamente. Se manifiestan por el picor, la pérdida de pelo y el enrojecimiento de algunas zonas del cuerpo del animal. Las lesiones en la piel relacionadas con estas afecciones son tan similares que pueden confundirse fácilmente. Y de ahí la importancia de que la mascota sea atendida por un especialista que recete de forma oportuna el tratamiento, de acuerdo con la severidad de los signos, las características del paciente y el compromiso del tutor.

Cuidados

1. Usar un champú hidratante formulado para el pH de perros y gatos. No aplicarles champú para humanos.

2. Lo ideal es bañar a los perros una vez al mes y al gato también siempre que éste lo permita y lo tolere.

3. Evitar que perros y gatos permanezcan en superficies impregnadas de productos químicos de limpieza

4. Alimentarlos con concentrados de calidad, ricos en ácidos grasos con Omega 3 y 6, o con dieta casera balanceada.

5. Asistir al control veterinario periódicamente para evaluar las condiciones generales de la piel de perros y gatos.

 

*Periodista, investigadora y profesora universitaria.

SEPARADOR

Etiquetados con: Piel / Enfermedades / Mascotas / Parásitos / Cuidados /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar
De sedentario a triatleta
Actividad física

De sedentario a triatleta

Corro como vivo
Actividad física

Corro como vivo