Cuidado con el cáncer de colon

Por: / Ilustración: Gabriela Ortíz / Agosto 2022

El cáncer de colon es el tercero más diagnosticado en el mundo; afecta más a las mujeres que a los hombres, y su incidencia está aumentando. Sin embargo, esta enfermedad tiene una tasa de supervivencia del 90 % si se detecta a tiempo.

SEPARADOR

Gracias a las campañas de concientización y a los esfuerzos de los gobiernos, los ciudadanos hemos podido entender la importancia de prevenir ciertos tipos de cáncer. Tal vez las campañas para visibilizar el cáncer de seno en las mujeres, que incluyen publicidad en medios de comunicación, testimonios de sobrevivientes y hasta maratones, sea un buen ejemplo de la importancia que tiene informar masivamente para ayudar a que tomemos conciencia sobre una enfermedad que puede tratarse y curarse cuando es detectada tiempo. Sin embargo, no ocurre lo mismo con otros tipos de cáncer, que tienen una incidencia y mortalidad altas y de los cuales es necesario hablar más. Ese es el caso del cáncer de colon.

Este cáncer es el tercero más diagnosticado en el mundo según el Global Cancer Observatory de la Organización Mundial de la Salud (OMS). De acuerdo con esta plataforma, en 2012 se diagnosticaron 1,4 millones de casos nuevos y hubo cerca de 700.000 muertes. Y la tendencia va en aumento, pues para 2030 se proyectan 2,2 millones de diagnósticos y 1,1 millones de muertes anuales.

Un órgano fundamental

El colon es la parte más larga del intestino grueso; se encarga de recibir los alimentos procesados que vienen del intestino delgado y absorber el agua y los nutrientes de todo lo que comemos. Además, cumple una función muy importante pues solidifica los residuos de los alimentos y los lleva hasta el recto para eliminarlos como materia fecal.

Se divide en colon ascendente, colon transverso, colon descendente y colon sigmoide. La pared interna del colon se llama mucosa, y allí pueden Laura Natalia Cruz* Ilustración: Gabriela Ortiz anemona_anonima27 Bienestar Colsanitas 39 aparecer acumulaciones de células llamadas pólipos; la mayoría de ellos son inofensivos, pero otros pueden derivar en cáncer. En una etapa temprana de la enfermedad los pólipos están alojados solo en la mucosa, pero si no se atienden, las células cancerosas pueden atravesar todas las capas de colon, llegar a los ganglios linfáticos y diseminarse a otros órganos.

Como ocurre con muchas otras enfermedades, los factores de riesgo para el cáncer de colon están relacionados con la edad y los hábitos de vida. Según Luis Carlos Sabbagh, gastroenterólogo de Colsanitas, a partir de los 50 años aumenta la probabilidad de sufrir cáncer de colon. Igualmente, el consumo excesivo de carnes rojas, alimentos ultra procesados, bajo consumo de fibra, el tabaquismo y el sobrepeso promueven su aparición. El doctor Sabbagh también menciona que el factor genético es un componente clave, pues se ha visto que los hijos o nietos de personas con cáncer de colon están en mayor riesgo de tener la enfermedad.

La ruta de la prevención

En principio no es tan sencillo sospechar que se puede tener cáncer de colon o que hay un riesgo mayor, porque los pólipos pueden aparecer y crecer sin causar síntomas durante años. Por otro lado, las molestias intestinales a menudo pueden estar relacionadas con el síndrome de colon irritable, que es un problema de salud muy común pero de fácil manejo. Por eso, cuando aparece el dolor las personas tendemos a creer que es producto de la irritación y no de algo más grave.

CancerColon CUERPOTEXTO

Los factores de riesgo de la enfermedad están relacionados con la edad, los hábitos de vida y la genética.

El problema es que cuando el dolor está asociado a cáncer de colon significa que la enfermedad ha avanzado, y es por eso que los especialistas insisten en que una persona a partir de los 45 años debe hacerse chequeos de control aunque no tenga síntomas. Además del dolor, otros signos de alerta que requieren atención médica prioritaria son el sangrado rectal, es decir, que salga sangre en las heces, cambios en el hábito intestinal, especialmente si hay estreñimiento frecuente y pérdida de peso.

Las pruebas que ayudan a detectar a tiempo la enfermedad son dos. Por un lado, está el examen de sangre oculta en heces, una prueba sencilla y económica que analiza la presencia de sangre en la materia fecal que no se percibe a simple vista. Si este examen es positivo es necesario realizar una colonoscopia para revisar el estado del colon. En este procedimiento se introduce un colonoscopio, un aparato en forma de tubo que tiene una cámara en la punta que permite ver el interior del colon y detectar la presencia de pólipos. Si hay acumulación de células potencialmente peligrosas, en la colonoscopia también es posible realizar una biopsia que determine la presencia de cáncer. A partir de los resultados se define el tipo de tratamiento a seguir.

De acuerdo con Fabián Juliao, presidente de la Asociación Colombiana de Gastroenterología, el manejo del cáncer de colon debe estar a cargo de un equipo multidisciplinario que incluya gastroenterólogo, coloproctólogo, patólogo, radiólogo, oncólogo y radioterapeuta. Los pólipos se pueden retirar sin cirugía y con esto el riesgo de cáncer disminuye; en otros casos más complejos se requiere extirpar quirúrgicamente la parte del colon enfermo y después definir si hay que hacer quimioterapia complementaria.

Esta enfermedad tiene una tasa de supervivencia del 90 % si es detectada a tiempo; si se retiran los pólipos o la parte enferma del intestino grueso es suficiente para controlar el avance del cáncer. Incluso en estados avanzados también tiene muy buen pronóstico.

El 31 de marzo se conmemoró el día mundial de la concientización sobre cáncer de colon, y diferentes ciudades del mundo se vistieron de azul, el color oficial de la iniciativa, para resaltar la importancia de la prevención. Colombia se ha sumado a esta misión a través de una campaña de prevención y detección temprana de la enfermedad dirigida por la Asociación Colombiana de Gastroenterología, la Asociación Colombiana de Endoscopia Digestiva y la Asociación Colombiana de Coloproctología.

Los especialistas están enfocados en la detección temprana y la prevención, pero los pacientes también tenemos mucho por hacer. Además de los chequeos, es fundamental adquirir hábitos saludables de vida como incluir frutas y verduras en la alimentación diaria, realizar actividad física, evitar el consumo de cigarrillo, el exceso de carnes rojas y alimentos ultra procesados.

Colectomía y colostomía

Cuando hay zonas amplias del colon afectadas se puede optar por una resección o colectomía, que es la extirpación quirúrgica de la parte del órgano que está enferma. En este procedimiento se puede extirpar hasta un tercio del colon y posteriormente reconectar las partes.

En algunas ocasiones no es posible unir los segmentos de colon, como cuando hay un tumor que ha perforado el tejido; en ese caso se recurre a la colostomía, que consiste en abrir un orificio en el abdomen que conecta con la parte suelta del colon y allí se pone una bolsa que queda fuera del cuerpo y que recoge los desechos del paciente. Esta suele ser una medida temporal que le permite al colon estar inactivo y recuperarse. En casos graves la colostomía puede ser permanente.

SEPARADOR

 La cifra

240.000 nuevos casos de cáncer de colon se detectan en las Américas cada año. Organización Panamericana de Salud.

SEPARADOR

El cáncer de colon en Colombia

Los estudios sobre cáncer de colon muestran que hasta hace unos años esta enfermedad era más recurrente en países con altos niveles de ingreso como Estados Unidos, Canadá, Japón y algunas regiones de Europa; también, que era más frecuente en hombres. Pero en los últimos años se ha visto una incidencia cada vez mayor en países de ingresos medios y bajos en Asia, Latinoamérica y Europa Oriental.

De acuerdo con el Global Cancer Observatory, Colombia tenía 5.663 casos de cáncer de colon entre hombres y mujeres en el año 2012. El estudio de incidencia, mortalidad y prevalencia de cáncer en Colombia 2007- 2011 del Instituto Nacional de Cancerología situó a esta enfermedad en el sexto lugar en la lista de cánceres más frecuentes en el país. Actualmente el panorama es más preocupante: en 2020 se presentaron 10.783 casos nuevos, es el segundo cáncer más frecuente en mujeres y el tercero en hombres.

 

*Periodista independiente. 

SEPARADOR

Etiquetados con: Salud / Cáncer / Colon / Abece /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar