Todo sobre el asma

Por: / Junio 2022

Evitar los factores que desencadenan las crisis de asma pueden hacer la diferencia a la hora de diagnosticar la enfermedad.

SEPARADOR

El asma es una enfermedad crónica no transmisible que afecta a niños, adolescentes y adultos. Se presenta cuando las vías respiratorias finas, encargadas de conducir el aire a los pulmones, se estrechan debido a la inflamación y la compresión.

Signos de alarma

El doctor Andrés Santiago Caballero, neumólogo adscrito a Colsanitas, señala que algunos síntomas como tos, sibilancias (silbidos o chillidos en el pecho), dificultad para respirar y opresión del pecho son señales de alerta que pueden llevar al diagnóstico de asma, “especialmente si son recurrentes y si solo se presentan o empeoran durante la noche”, comenta.

Otro factor para tener en cuenta, según el doctor Caballero, “es que estos síntomas se presenten o empeoren como respuesta al ejercicio, las gripes, el contacto con animales peludos o ácaros, humos de leña, cigarrillo, polen, contaminación ambiental, cambios de temperatura, estrés emocional, sustancias químicas o medicamentos”.  

Prevención

El doctor Caballero asegura que “es importante conocer los factores de riesgo para desarrollar asma, así como también conocer los factores que pueden provocar la agudización de la enfermedad, porque al evitarlos se puede disminuir el desarrollo de síntomas, especialmente los severos, y la gravedad de la enfermedad”.

Existen diferentes tipos de factores relacionados con el asma y debe distinguirse entre aquellos asociados a su aparición y aquellos que agudizan una condición ya existente.

Factores relacionados con la aparición del asma:

- Propios del paciente: alergias, menarquia temprana, obesidad, hiperrespuesta bronquial, rinitis.

- Perinatales: edad de la madre, nacimiento prematuro, lactancia, cesárea, dieta de la madre, dieta del lactante, ictericia neonatal, consumo de tabaco durante el embarazo, función pulmonar del neonato.

- Ambientales: aeroalérgenos, contaminación ambiental, tabaco, alérgenos laborales, infecciones respiratorias.

TodoAsma CUERPOTEXTO

Algunos de los factores que podrían desencadenar o exacerbar una condición existente son:

- Atmosféricos: contaminación ambiental, material vegetal (polen de gramíneas, malezas y árboles), humo de leña, cigarrillo de segunda mano. 

- Domésticos: ácaros del polvo, hongos y virus, exposición al humo de leña y de cigarrillo.

- Fármacos: antibióticos, ácido acetilsalicílico, betabloqueadores y antiinflamatorios no esteroideos.  

- Alimentos: leche de vaca, huevos, frutos secos, cereales, mariscos, pescados y alimentos con sulfitos. 

- Venenos de insectos (avispa, abeja).

“Cuando se logra identificar y evitar los factores de riesgo a los que puede estar expuesto el paciente, es muy probable que se pueda prevenir la aparición de la enfermedad y se logre evitar las exacerbaciones”, indica el doctor Caballero, quien además señala que “la educación del paciente y su familia, así como el control adecuado de la enfermedad son acciones que sin duda disminuirán la presentación de complicaciones”.

Finalmente, el doctor Caballero recomienda la vacunación antigripal, pues “debe ser considerada en pacientes con asma moderada a severa tanto niños como adultos”. Por su parte, la vacuna contra el neumococo es recomendable para todos los pacientes con asma grave.

 

 *Periodista. Tiene un máster en edición, producción y nuevas tecnologías periodísticas.

SEPARADOR

Etiquetados con: Salud / Asma / Abece / Enfermedades respiratorias /

Compartir

Dejar un comentario
Lo Nuevo
Más compartidos
Le puede interesar